Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL LEGADO. En Kuélap se alza- El Hulero- uno de ios edificios más signijicativos de la arqueología peruana GALERÍA DE RETRATOS. En Pmvniachos. en lo alto de una gruía, se encuentran unos sarcófagos de barro cocido, con caras aiicltas Obligado. En lo alto de las paredes rocosas de la gruta se encuentran los sarcófagos de barro cocido de dos metros, de caras anchas y planas, decorados con motivos geométricos. Fueron ubicados estratégicamente en lo alto de un farallón de roca calcárea y mirando en dirección a la salida del sol. para evitar que sufrieran cualquier tipo de daño. Lo que los investigadores se preguntan es cómo hace cientos de años pudieron enclavar las momias en un lugar geográfico de tan difícil acceso. Sólo es un misterio más. UNA CORONA DE PICOS. Un millar de picos superiores a los 5.000 metros sobre el nivel del mar coronan el interior del Perú. En los Andes se despliega la mayor concentración de cumbres del continente americano. Los grandes cerros dominan el horizonte y cualquier humano que se encuentra allí, a más de 3.000 metros de altura, tiene la sensación de rozar el inmenso azul del cielo. Estos parajes albergan una impresionante sucesión de paisajes y una flora y fauna silvestre de excepción. RUMBO AL AMAZONAS. Pero si sorprendentes son la costa y la sierra peruana, la verdadera leyenda eterna se abre en los pueblos del Amazonas, de esa selva en la que no se sabe muy bien dónde empieza y acaba lo imaginario y lo real, dónde se confunden el azul del cielo y el verde de la naturaleza. La leyenda prosigue en la selva baja, en Tarapoto. El cacique de la zona tenía una hermosa hija, a la que no le faltaban pretendientes. Era tanta su belleza que no se podía comparar con ninguna de las flores más bellas de la selva. Su padre, celoso, acudió al brujo mayor de la zona para solucionar lo que para él se habia convertido en un problema. El brujo transformó a la doncella en una inmensa catarata para que no fuese desposada por ningún mortal y solamente sirviera para saciar la sed de los caminantes. Estas cataratas se bautizaron con el nombre de Ahuashlyacu Agua que ríe Las cataratas de Ahuashiyacu simbolizan el misterio que domina la naturaleza amazónica. LA SELVA. UN TESORO NATURAL. La selva baja cubre dos tercios del territorio peruano, que posee en su conjunto una superficie de 1.285.215 kilómetros. Es un espacio natural en el que la vegetación es única, en él vive la mayoría de las especies de plantas y animales del Universo. También abundan los grandes ríos (Amazonas. Madre de Dios. Ycayali) fuente de alimento y comunicación entre los pueblos, además de numerosos pantanos, lagos y cataratas, en donde se forman grandes torrentes y cascadas de agua cris- BLANCD r NEGRO 58