Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNE En poco más de un año ha pagado de ser una perferia de- ífonorida a ronvertinie en la actriz del momento. Tras el estreno de Sé ere! j y dejar la tpleíerie Polí -íaii ahora se prepara para tiabajar bajo las órdenes de José Luis Carci Ana Fernández El buen humor es mejor coraza que la amargura f Por Isabel Gutiérrez I otografia: ¡osé Luis A j O es o que cuenta, y cómo lo cuenta, absolutamente entusiasmada, hace pensar que, quizás, se tortura a diario con unos cuantos pellizcos que le hagan sentir que su vida actual es más que un buen sueño. Ana Fernández, sevillana sin apenas acento, mujer dulcísima, de risa fácil y pésima memoria para retener nombres- a veces, ni recuerdo el de la gente que trabaja a mi lado proclama en cuanto puede que éste es su gran año. Antes de encarnar a la protagonista de la primera y aclamada película de Benito Zambrano. Solas una mujer devastada por la rabia, la soledad y el alcohol, su oficio transciUTÍa discretamente: papeles clásicos en obras de teatro y papelillos varios en diversas teleseries: incluso, fue chica del tiempo en Canal Sur Ahora, es la actriz del momento: ha ganado un Goya. ha sido el gran nombre de una de las series más populares de la temporada Policías -ha protagonizado el bello e inquietante debut cinematográfico de Patricia Ferreira, Sé quién eres y a punto está de rodar, bajo las órdenes de José Luis Garci. la dramática historia de dos mujeres durante la postguerra española. L -He decidido parar un poquitin con mis intervenciones en televisión y hacer más cine- explica a propósito de su baja voluntaria en Policías ¿Es que se sentía especialmente agobiada? Lo normal es que me agobie con todo, eso sí. hasta que empiezo a currar de verdad. Porque, al final, aquí se trata de resolver las situaciones que se presentan. Yo recurro a todas mis experiencias. ¿Alguna vez ha tenido auténticas ganas de salir corriendo? -No es que llegara a tanto, pero cuando Benito (Zambrano) me ofreció el papel de María en Solas un personaje con una carga emocional tan fuerte, pensé que sería incapaz de encarnarlo. Me abrimiaba conseguir que María tuviera carne, huesos y mirada, conseguir hacerlo, que existiera por mí y no destrozarlo. El miedo me acompañó los primeros dias de rodaje, pero es que. en realidad, lo que casi me pudo fue la falta de tiempo. Pero lo superé, porque lo que me propuse fue crear el personaje poquito a poquito. ¿Le ocurrió lo mismo con Paloma, de Sé quién eres BUNCQ T NEGRO 50