Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Siempre he sido el mimado de mi casa. Nací el 4 de marzo de 1970, en la clínica Sant Jordi, de Vic. Soy el menor de cinco hermanos: Josep, Antonio, Margarida y Elisabeth. Lo mío fue un accidente, ya que mi madre quedó embarazada con 41 años y mi hermano mayor tardó poco tiempo en darles un nieto Hasta los diez años me divertía ir a la escuela, porque estaba con mis amigos, podía ir a comer a casa y encima lo aprobaba todo. Pero la clave era que iba en moto. Costaba una barbaridad poner en marcha la Cota 49. Cuando salía de casa, siempre silbaba para que saliera m ¡primo Carlos. Me empujaba casi un kilómetro, hasta que la condenada comenzaba a rugir Sólo algunas veces le llevaba de paquete conmigo. Qué gozada llegar a la escuela en moto, mientras el resto de amigos lo hacía en bicicleta o a pie Siempre me ha gustado ser el primero en todo. Por eso, en una oportunidad, estaba alicaído en el patio de mi casa. En la escuela se organizaba una fiesta de disfraces y yo no tenía ninguno. Antonio me vio y dijo que no me preocupara, que él tenía soluciones para todo. Cogió betún negro de los zapatos y me pintó la cara. Después rompió unos pantalones viejos, los cortó por debajo de la rodilla y me dio una camisa suya en desuso. Era KuníaKinte. Lo fuerte es que me dieron el primer premio La vida de un campeón requiere una preparación pennanente. CñvUlé ha Ifniílo (pie someterse a duros ejercicios de rehnbililación para superar sus múltiples lesiones rante los primeros entrenamientos libres, fue la primera vez que me subí a la NSR del 2000. En Suráfrica, donde los motores pierden potencia por la altitud sobre el nivel del mar, no tuvimos serlos problemas con los motores, pero en la pista personalmente no advertí el aumento de potencia que los ingenieros de HRC decían haber logrado El Mundial comienza en Europa Y fue al llegar a Malasia, un circuito donde los motores rinden al cien por cien, cuando nos dimos cuenta de que algo no funcionaba bien. Básicamente, el principal problema que tuvimos allí fue que el nuevo motor corría, pero tenía una entrega de potencia brusca al abrir el acelerador, lo que se traducía en un desgaste del neumático trasero en apenas unas vueltas. Durante todo el fin de semana no encontramos una solución, y luego, en carrera, se me llevaron por delante en la segunda vuelta En Japón seguimos con los mismos problemas, pero allí los ingenieros de Honda llegaron con nuevas piezas para el motor El domingo, diu- ante el warm temporada con el nuevo motor que Honda había desarrollado, mis problemas físicos no me permitieron más que un breve primer contacto con la moto del 2000. Okada también tuvo problemas, en su caso de visión, por una caída unas semanas antes en Valencia, asi que volvió a Japón para descansar. Y allí se quedó sólo Sete, que a la postre cayó al día siguiente y acabó en el hospital. En esa situación. HRC decidió dar por finalizadas las pruebas de Australia y marcharse a Sudáfrica con Sete. Al llegar allí sólo pudieron rodar un día; la suciedad de la pista y el mal tiempo arruinaron el resto de las pruebas. Y eso fue todo; luego llegó la primera carrera y el viernes por la mañana, du- Ejercí de arqueólogo en el poblado de Mont- gros y con el sueldo me compré una Montesa Cota 348 con la que tuve un accidente BUiED T nm 46