Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CARTA DESDE BARCELONA (Angela Molina y Pablo Meléndez- H. Un Uceo molto all roy mace L l F I l N G POIÍ KL R) RO La ópera vive estos días un doble t e r r e m o t o Por una parte está logrando popularizarse a pasos agigantados, a lo que se suma una profunda renovación de su rostro. Ir a la ópera hoy por hoy es atgo más que lucirse vestido de boda. Cada vez más. la gente se interesa por lo que ve en el escenario, reconoce a los Tres Tenores, y nombres c o m o Giuseppe Verdi o Madama Butterfly ya no suenan a chino (sobre todo porque Butterfly es japonesa) A la par con esta muy bienvenida revolución silenciosa está la escénica: la todopoderosa visión de los directores de escena ha podido acercar el género a un público joven. Es el caso de la producción de Las bodas de Fígaro de Carsen. donde se presenta un Mozart de hoy, con personajes de carne y hueso. Ambas revoluciones, en todo caso, han contribuido a que la ópera, ahora más que nunca, esté de moda en España. H m ómo puede un teatro representar lo sobre B B natural y lo natural al mismo tiempo? En H la ópera se funden atributos contradicto V H rios. Incluso algunos creen que abordar la H B H eminencia de la primacía de la ópera es ne B r garla. El Gran Teatro del Liceo del siglo XXI cumple esta máxima. Es la novedad, o el pretendido escándalo de la actual programación liceística. lo que hace que las bones famílies (en definitiva, la alta burguesía barcelonesa) miren con antipatía las vigorosas réplicas de los nuevos directores de escena. El terremoto que hizo temblar pajaritas, rasgar fracs y algún que otro abanico de pergamino y carey, comenzó hace unas semanas con el hereje Peter Konwitschny, en el Lohengrin de Wagner. El próximo día 8. Robert Carsen hará lo propio con Las bodas de Fígaro de W. A. Mozart. bajo la dirección musical de Bertrand de Billy y Elisabeth Attl. Cuentan las maledicentes crónicas de la época que al abate Da Ponte, un judío del Véneto, se le desterró de su ciudad natal. Ceneda, por adulterio. Viajó hasta Viena y allí escribió libretos para Salieri y Mozart, pero a causa de sus escandalosos amoríos (seguía siendo sacerdote) abandonó la ciudad imperial para acabar en Nueva York como empresario operístico fracasado y como profesor de idiomas. Pero su fama se debe no a ser un simple libretista, sino a que se convirtió en el verdadero socio de Mozart. El mismo Da Ponte calificó su transformación del texto de Beaumarchais de preámbulo dedicado al libreto, con una modestia poco usual, y añadió que era una imitación, mejor dicho, un extracto Pero el veneciano había hecho mucho más, conseguir hacer una magistral comedia musical de caracteres, que a Mozart le venía a su medida. También se cuenta que al leer el texto de Beaumarchais. Luis XVI dijo que aquella jornada loca era lo más detestable que había leído. Esto no se interpretará nunca, habría que destruir La Bastilla para que la representación no fuese una inconsecuencia peligrosa comentó. Robert Carsen, doscientos años depués, demostrará que la obra no ha perdido vigencia ni su capacidad subversiva. Porque más allá de la farsa, de la bufonería, o de aquella Andalucía idealizada, la ópera del autor de Salzburgo es capaz de revelar, hoy en día. la crudeza de las situaciones de una sociedad no igualitaria. Mujeres, jóvenes y criados contra el poder, en una versión contemporánea. Malta allegro y vivace. I SESIONES GOLFAS Los golfos en un m u n d o de terciopelo granate. Una copa e n el bar y la m e j o r música cabaretera. Con Animáis b i g and s m a l l el tenor Steven Colé y el pianista Joseph S m i t h e m b r i a g a r á n a los melómanos más n o c t á m b u l o s (comienza a las once de la noche) en la que será la primera entrega de las sesiones golfas del Liceo, un camino q u e continuará o t r o recital a cargo de Christíane Boesinger. Se garantiza i n t i m i d a d y a m b i e n t e muy relajado. 1 ú i t i m o apaga la luz. i i i f n i i l- lii iiriil- i i i i i M iin ns (Ir r a l) j i n- r IllHGO T lESHO 14