Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ma de vida un tanto utópica, como aquella que tenían los piratas, que parece ser la respuesta a todos sus problemas y a todas sus oraciones. Al final, se da cuenta de que el paraíso es un concepto falso y de que no existe nada que realmente solucione todos los problemas. El paraíso sería posible sólo si existiera para todo el mundo. Se da cuenta del tipo de sacrificios que hay que hacer para vivir en el paraíso y. lo que es más complicado, para poder mantenerlo en secreto. Si no es secreto, nunca podrá ser un paraíso. ¿Entiende lo que le digo? ¿Qué habría hecho usted en su situación? ¿Yo? probablemente buscaría la manera de encontrar un barco que me llevara hasta allí. Quizás intentaría que alguien, antes, comprobara el terreno, no vaya a ser que allí haya un grupo de caníbales. Precisamente, lo que admiro de Richard es su valor. Yo no lo tendría, no sería capaz de embarcarme por las buenas en un viaje de ese tipo después de abandonaiio todo, en busca de un lugar absurdo cuya existencia conozco gracias a un suicida. Al margen de la fama ¿Se ríe ahora Leonardo DiCaprio tanto como en el pasado? -Claro que sí, me río de muchas situaciones y, gracias a Dios, tengo a mis amigos, que son los que me mantienen permanentemente con los pies en la tierra y los que me recuerdan que me tengo que reír. Ellos han sido una parte fundamental para no tomarme la vida demasiado en serio o de una manera demasiado experiencia, que prácticamente el 90 por ciento de lo que he leo sobre mí mismo es una versión distorsionada de la realidad. Todo se saca increíblemente de quicio. En este asunto del impacto ambiental del rodaje de La playa desgraciadamente nos pillaron en medio y se nos utilizó como conejos de Indias para la propaganda sobre lo que estaba sucediendo allí entre el Gobierno y el Departamento Forestal, por un lado, y los ecologistas, por otro. Y nosotros no habíamos hecho nada malo. Es más: sacamos tres toneladas de basura de la isla y la dejamos con mejor aspecto que nunca. A veces, la mala prensa es precisamente la buena prensa, ¡o como demonios se diga! ¿Es cierto de que a punto estuvieron de envenenarle mientras estaba allí, como alguien comentó? -Eso es una solemne tontería, un montón de idioteces. Una completa exageración. ¿Y realmente bebió sangre de serpiente y comió orugas, igual que sucede en el filme? -Las orugas eran de verdad... ¿Y se las comió? -No pienso decirlo, pero la sangre era falsa: jarabe de maíz con colorante. Sin embargo, sabía horrible. ¡Dios! ¿Es, como su personaje en La playa aficionado a los vídeo- juegos? ¡Ya lo creo! He practicado durante años con todo tipo de vídeo- juegos. Me chiflan. Soy un producto de esa generación, soy un producto de todos esos chismes. Y creo que son una trampa: es difícil escapar de esos trastos una vez que te atrapan. Te envuelven. A veces soy capaz de pasar largas épocas sin jugar, pero He practicado con todo tipo de vídeo- juegos. Soy un producto de esos chismes. Son una trampa: si te atrapan, es difícil escapar dramática. Muchas veces existe una idea equivocada sobre cómo ve la gente a las personas que están en mi posición: como si estuviémos siempre espantando paparazzi. huyendo de los cazadores de autógrafos o luciéndote en los estrenos. Es como si fuera un hábito constante en nuestra vida. Pero, como cualquier ser humano, uno se adapta, se mete, como la mariposa, en una especie de capullo que también encierra su intimidad: allí está tu familia y tus amigos, allí figuran los sitios a los que vas y las cosas que haces. Muchas veces me mantengo al margen de fotógrafos y actos sociales, aunque parezca increíble. Yo puedo caminar con normalidad por la calle: me pongo un sombrero y unas gafas para que no me reconozcan. Es algo que hago sin problemas. ¿Cómo se libra de la incómoda impresión de ser una celebridad? ¿Qué cómo me libro? Eso, actualmente, está fuera de mi control. No puedo controlar lo que la gente dice sobre mí o sobre las cosas con las que rae relacionan. Por ejemplo, con el asunto de la ecología, me utilizaron como una especie de mascarón de proa para airear lo que estaba sucediendo entre las autoridades forestales y los ecologistas cuando la productora hizo saber su interés de alquilar la isla en la que se rodó La playa Me convertí en la diana, estuve en el centro de todo lo que pasaba. He descubierto, por propia en cuanto caigo otra vez, se convierten en una especie de droga. ¿Tiene ganas de hacer el proyecto sobre la vida de Rimbaud, como se ha comentado? -Probablemente, me sentiría implicado en una historia sobre alguien muy joven que revolucionó la poesía de su época, que la puso completamente patas arriba con sus ideas y su salvajismo. El personaje me atrae mucho. Diría que sí a quien me propusiera algo en firme, porque, igual que siempre, sigo eligiendo las historias que me impresionan y me fascinan. Después de Titanic ¿Le gustaría que su fama se redujera un poco? -Eso ya ha sucedido. Sí. ha sucedido de verdad. Probablemente se me sigue reconociendo tanto como antes, pero ya no existe esa fiebre que se despertó después de Titanio sobre la que no tenía control, con la que no podía hacer nada y con la que no tenía nada que ver Aquél no era yo, no sé si entiende lo que quiero decir Aquello murió. Yo ya sabía que cuando el efecto Titanic empezara a desvanecerse, la idolatría que yo despertaba tendría que desvanecerse también. Y eso está pasando. Hay días en los que de verdad me alegro cuando me reconocen por la calle, pero la mayor parte del tiempo preferiría vivir en el anoni- BLINCO YXEGflD 4 4