Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Tánger, Francia. Gran Bretaña e Italia. Fue su más joven grumete- tenía quince años- en el viaje que hicieron a Inglaterra el 27 de mayo de 1953 para asistir al desfile naval que se celebró con motivo de la coronación de la Reina Isabel n. Bernardo es hoy. junto con el duque de Arión, el único personaje vivo del viaje que soñó y realizó Don Juan, la ruta de Colón, que comenzó en Lisboa el 17 de marzo de 1958. La biografía de Bernardo Arnoso, a juzgar por las imágenes que observo en las paredes, en las estanterías, en las vitrinas, sobre las mesitas y en los álbumes, ha corrido paralela, en gran parte, a la del Rey en la época en la que vivió en Portugal y aún después, cuando se instaló defmitivamente en España. Bernardo cree que la Familia Real se encontraba aquí como en su casa: Las razones por las que vinieron son del conocimiento de todos, pero yo creo que se quedaron porque se encontraron como en su casa, y nosotros, los portugueses, que los conocíamos y tratábamos, sentíamos que formaban parte de nuestra familia, de nuestra vivencia, de nuestro país. Creo que se han sentido muy bien en Portugal, y nosotros estábamos muy felices de tenerlos aquí y los respetá- bamos y queríamos mucho, bueno, los queremos Escala en Lequeitio Baja de la pared el cuadro del Saltillo para que pueda ser fotografiado con luz natural, y al referirse a él no puede por menos que recordar, otra vez, a Don Juan y las muchas horas imborrables que pasaron juntos en este barco. Era un hombre de una fortaleza física y moral extraordinarias. Había que verlo sentado aí timón, con su boina o con la gorra de capitán, con los tatuajes de dragones que le hicieron en Inglaterra cuando era cadete, uno en cada brazo. Era un fumador empedernido, al que Bernardo solía prepararle un tabaco negro, fortísimo, con un olor muy característico, que hacía que, aunque no lo vieran, supieran donde estaba o había estado, porque era la única persona que consumía aquel tabaco. Lo fumó durante toda su vida, eran unos pitillos gruesos, con tabaco como cortado en pedacitos que él llamaba picadillo o picadura Picadura le digo. Pues cuando olía a picadura, ya sabíamos que Don Juan rondaba por allí En 1965 veníamos en el Giralda proceBLANCO Y NEGRD 37 Don Juamto y Don Alfonsito en el colegio cxm algunos de sits compañeros de estudios