Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de un SoroUa a la España sombría de Zuuna intervención decidida en el conflicto, loaga. Se trata de una reflexión continua ya que parte del nacionalismo catalán lo sobre España; en el 98, con gran, pesimisconsideraba como una guerra española mo, y en la generación del 27, con mucho que no les interesaba. Creo que debió ser más optimismo, aunque luego sobrevieel último político que en gira por Catalune la guerra civil y vuelve a flotar de ña consiguió que se vitoreara ruidosanuevo esa dimensión trágica. Pero en un mente a España. Tenia una idea muy prodeterminado momento se convierten cafunda del país y aceptaba plenamente cosi en la contraimagen del 98 una España mo parte de esa España la autonomía de vital, nueva. Ahí está Cántico de GuiCataluña y la del País Vasco, Galicia intellen, que es una exaltación de la vida, o lectualmente le preocupó menos, pero en Marinero en tierra de Alberti. cualquier caso no apoyaba la generalización del proceso autonómico. -En ese entramado de arraigadas concepciones emocionales, en esa cosmovisión intelectual, ¿cómo empiezan a esUna dimensión revolucionaria tructurarse los nacionalismos? La región, la comarca, ha tenido una- Sangrientos relámpagos de confronfuerza evidente en la historia de Espatación y de violencia estallan ahora en el ña. Eso no es incompatible con una horizonte de España. ¿De qué modo inciidentidad española y no necesariamente dió la guerra civil en la gestación de los tiene que traducirse en nacionalismo conflictos nacionalistas? político. Los nacionalismos catalán, -La España del 39 parte de un concepvasco o gallego sobre una realidad histo totalmente unitario de España como tórica y lingüistica surgen tardíamente, nación, una. grande y libre, que reclama a finales del XIX. Frente a esa imagen un pasado de la España imperial, identiun tanto tópica que se tiene de que naficándolo con la Contrarreforma y que cen como una reacción contra el centrasu política es centralista desde Madrid, lismo de Madrid, yo diría, y es una idea de modo que se acabaría agravando el implícita en Azaña. que surgen precisaproblema regional. Cuando se establece mente porque el Estado español fue la democracia en lugar de tener sólo dos muy débil. Por eso planteo que España o tres problemas regionales, se produjo 1 se crea una explosión de reivindicaciones regioen el XIX fue un país de centralismo oficial pero de localismo real, porque el nalistas prácticamente en casi todas las con la Estado central es pobre, ineficiente, no regiones de España, en algunas con ciertiene grandes escuelas, la universidad influencia de ta artificialidad, en otras con todo derees escasa y la fuerza de cohesión que se cho. En la época de Franco, en 1959, tieejerce desde el centro sobre las regiones movimientos de ne lugar la aparición de ETA. Responde es pequeña si la comparamos con Frana la falta de libertades en España, y cia, por ejemplo. Como consecuencia de siempre quedará la duda, y para algunos liberación una herencia histórica que es indudala convicción, de que si hubiera contible, probablemente no la misma que de- revolucionarios nuado la autonomía vasca de 1936 probafienden los nacionalistas, surgen por blemente ETA nunca hubiera aparecido. esa misma debilidad del Estado. No ha La otra dimensión de su nacimiento se existido esa victimización desde Madebe a los cambios que se estaban produdrid, excepto en algún régimen concre- marxistizantes ciendo en el País Vasco por los años 60. to. No ha habido una opresión desde un Hubo una gran etapa de industralizaEstado fuertemente centralizado. ción. de fuerte inmigración de trabajadores foráneos, de una gran transformación de la región, de modo- La Segunda República es el primer régimen que que los jóvenes que se vinculan a ETA lo pudieron intenta ofrecer una respuesta clara a los problemas ver como una amenaza de desvasquizaclón. Por esas que puede plantear la organización territorial del razones, más la influencia ideológica de movimientos país. Azaña. un hombre abierto a la fuerza liberadora de liberación nacional revolucionarios y marxistizandel pensamiento, con una concepción muy profunda tes de los 60, se llegó a crear ETA, y a partir de los 60 de España, ¿cómo asumió este reto? ya recurren a la violencia como vía para esa hipotéti- En primer lugar yo defendería la reforma en proca liberación. vincias como unidades administrativas que se hizo en 1833. Me parece una buena división que todavía tiene- La aparición del nacionalismo vasco, un largo y y valor legal y cristalizó bien. La Segunda República fue confuso proceso de afirmación de la propia identidad, muy poco federalista y poco partidaria de generalizar con sus correspondientes mitos elaborados a la somel proceso autonómico. Primero. Cataluña, el País Vasbra del Gernikako arbola compuesto por Iparaguico, tal vez Galicia, y luego ya se iría viendo. Azaña harre, el bardo errante, en 1853. Según usted señala, bla de las autonomías de estufa. Ésas no las quereaparece entonces promocionado por la literatura mos El hecho es que experimentó una gran fascina fuerista de la época un estereotipo de los vascos coción por Cataluña, aunque durante la guerra se decepmo un pueblo noble rudo y antiquísimo (ahí estaba el cionó bastante porque desde su perspectiva no tuvo arcaísmo de su lengua) asentado desde siempre en y BLKNCO Y UBilD 14