Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine Por JULIÁN MARÍAS DEÍA REALACADEMiA ESPAÑOLA U NA de niig frecuentes aóis de ¡Ttípetertóa anie la cartelera ma ha Impedido ir el cine entosúiürros d B í cho rre ha hecíra rafe íonar scíire sus irctKos, ygxas de las pefcuks que se e dTjben son es: (rites y a las ha visto; oüas he visLo- Cfje no eran excelenteg, pero poseian tíeíios airacS OS, o en el pecf de los casos bs prometían. Lo grave es que un núfn o Dastanf a e: ído queda fuera de estas categorías y provoca el desdnirro. Suelen pubDcar lo5 periádcos bre muestras o resúne- nes de las ccitUas cpje se proyectan, A veces en los dnes, ailes de la que se va 3 ver. se antópar fragmentos de otras. La n stón de todo eslo parece ser la de ah eí iar al posible especiada. Se tiene la irrípresiún de qoe aqueBas peTojCas rc pueden ser 3 cepí 3 bies- Prcmeten el alXMírnienro- en el mejor de fes casos- probay nente, la repulsón. Cuando se ha llegado a i r i rvv en que convfere editar las decepcíxies, que anenazan con la deprestón, es accíTSí abie quet ¿ií en casa y esperar a la semana sgulenie, por si ha apaj cido enicxices algo iréB alracSvo. En esa- vacación impuesta se pjede peTLsaí en las causas que la han pro ixíido. ¿Cuál es r a s de tantas peio. s recientes que Qe a re vedas pa a evitar algo peor? Creo q i el más saDente y ccrsiante es queflevsna cabo SIMPLIFICACIÓN kxnl e es- forzosamente Iít e- -la op esión es de O l a y tiei por to rnencs setenia aftas de ewslenda- efmJHr la Dbettad es supiantailOH sisülurto por ot (a ccea- el gran absirdo, pfyque el hombre no e Ccea sino persona Dgo que se trata de una voUnlad d ití ada perqué se llevan casi tres sigtos htentand- D persLedirat de QJB es to que no es ni pijede ser una cosa. Se podra reconstruir la hjsloia de este intento, a cargo de dversos relevos, con distintos arsenales de argumentos, con iria riorütona bentidad da prepósito. ¿Cuál? la renu cia a la l bettad: si el N nbre se convBrce de q je no es Cb ejercerá su überiad de un n xío míwno y c con vergjenza con la imprs ín de que está traoonando a sijs rrientores. Y bs seguró dócilmente, se plegará a sus dotados. No te am e, peque no es postote; pero dejará el núcleo Etre de su realidad reducido ai mVmio. S se examha la da ccniemp ér ea a la luz de esta idea se entienden cosas que aJ pronto son ine oabies. B drtSH por ícxtLíia no siempre, está sfeTndo c ieío de esa intencioreda manipiJaCJ n. H remedio i es diR perderá toda eficacia sitosespecíadcces se dan cuenta de eda ¿Q no? Deuna manera mmy s ife: negarx 3 cee a abuíirge, atando las petculas en que se da t o por üet e, es decr, cosa pcff persona. una cotosal- amptficacjón de la realidad humana. Reducen al hcmlxQ a un coquito de instintos o al resultado de las presiones xales. Ahora bisn, esto es sobre todo una ialsifeacón. B horibre apenas tiene instintos y éstos son muy d- i- tiites; en camtáo, tiene- aunque escntores y gijíoastas y c ectores de c ne no lo admitanuna encime imaginación, w e en un mundo ds ideas, recuerdos, tmgenes, pfoyectos, entre os cuales EQ mueve, tierre que e egpr, LT entar su vida y acaso realizarla. Por esotieneesencialmente un carácter draméibo y por eso Interesa EoiTTiularlo coriceptualmente de macera adecuada; p o lo ha sabido la Eteratura desde siempre, cuando ha sido creadora e imaginativa, y cada uro de tos hombíES cuando Ua do desde si mismo y con guna kxxfez. Lo ha sabido el c j qi s merece este nomCíe de le sus prrrieros tiempos hasta que Yta desdido dvtofci. ¿Por que? Pienso que por dos causas b -en distintas, ijna, la talla de ¡rnaglnación de los Qje b hacen; es angustiosa fa frecuencia de rrkediobridad en bs que realizan fas funcones más deTFcadas. tjna ahíunadcía proporción de b que setoe. Oye o ve está por d e b del nivel qije se puede engir de tala acti ción Por otra parte, las presiones Xifafca. sociaíes son muchas y Peto no es esto lo peor con ccrrdbC Tia i la vda, pero no la serto lanío. La otra causa es deiermíian. El homl e reacctóna a deibeíada, no pfocede do mera Jas presíonesn las acepta o T ufbií Tda, Bino de una N? íuntad rechaza, bo o iiüza con muy preDsa. Se trata de la entieíaam o resete a eHas, las- supresión de la libertad tianslCíma y eco E ias y entra ellas tfialcense muchas de las hace a j propia vida peii ulas de los últmios años y se Esto es eismenial y evdenle. La fibsoTia ha tardío mudxí en veilo verá cómo están lindadas en la ausercia de Etjsrtad délos con c- leridad y sobre todo en personajes. Ahora b i ccmo el incluirlo en su contenido y 10