Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine Por JULIÁN MARÍAS E L líiüto es- M) s! (írioso asesinato en Man l lla Woocty Aten os el tfrectof, y adentós ei actor principa. Todo eto es ya tria pronesa. B tírecior es excderie y íeoo efe ingeno; del ador se puecte esperar m derroche de nteügente híarionjsmo y ijrta Jacundía Inegotáis; per supuesto, hay una evidente afiTidad entre W O Í X Alien y Nueva Yofk. nxjy especi 53 rriente su porciún mós Sijsire y atiactwa. Manhattan; o íBoeado muchas veces, can Perito, novedad, evitaciín de los tópicos, una eidrarta hBbíílad paia descubnr aspeclos í espef 3 dos y que a la vez sen pt a expresión de la mara Tfiosa cudad. Por si fuera poco, se trata de un rrtslerio, de ijn asesinato- que convierte pefciJa en a pofidaco o detectr- esco. Eslo Wroduce u i ífí iTBsmo qje no estorba en u pe cJa de Wcod Aíen, siempíQ ixesto a la tertac de recreaise en si mismo. Vuelve su corrpartera de taitas peficuías Diane Kealon. con algtnos tftos más cpje en Anm l- l por eieopto, pefo que no ha psftfido su belleza ni su atracii y gaSa, Adernás enconüamos a yyan Aída y Ar eSca l- iston. Con estos ouatro eternenlos podemos esta se jros de o í un diálogo hcesanje, que en el caso da Woody Alien se desbcfda y e rfueiveJas p afxasde bs demás. a asi ito as sencito- el director se encargará de ccmpTicaílo a b largo de la c lcUa B rratrinx Tü Cíxnpuesto por Woody Alien y I ane Keaton erkcuentra en el coíTEdof de su casa de sfianam itos a otro mat; rt yiio DE LA REAL ACABEm ESPAÑOLA WOODY ALLEN EN MANHAÜAN de edad madura; entran en conversa: íón, los invitan a pasa un morrillo a su casa y tomar go, prometen vüKer a veíse AJ efe s t e la recaen ccnocida se Kff ha muedo, y la sa an para ser Incinerada. Parece que se trata de ixi miarlo o QO p a t ó í o Todo parece e ttai o por lo súbito, L a aparente íxyma dad (íe la dilixita la trancMidad, casi satiaJecha, del viudo. Oane sospecha que haya gato erícerrado, y d J 3 e irwestlgar. Con gran ingerto C C Í je una Have y penetra en el apartamento detosvecnos Encuenuairia sospechosa i na de cerezas, y una serte de inquietantes hd ¡CTDS que hacen pensar en otra mujef. LTiOS posees para un 3 SQQ V aparte de lo que podríamos llamar obeer eGlcpne 3 pSíCdOglcas o ccraitjiadas. Wuudy A 5 tN i ro cree en nada de eso y ccns dera que se están metiendo en un fó. A j- egartad. enles. con fa coiaCorack n marginal de Alan AÜa y Anjeica Husion, s- gue la injciativa de su mL er, y los cosas se van erredando, Oyno era de esperar, cfomlna el ingenio. f 4o lalta en la Indagación del supL sto crimen. Hay mcrrentoñ excelentes, como aquel en que Diare, desde Líia casa, vo LU autobús que pasa, y en él a la tífuita, lo cual ccropTica todo y pene en crasis ef pianteanfento da toda Ea trama. Peo el haWar de mgerto me refiaro sot e todo al de los actores como tales, y a los diálogos que brotan a raudabs. con la combinación de agjdezo, incííierBncia ingerxiidady afbrtiaredítí que son fa característica üo Woody AJI Creo í: pje la partfcipeciíffi de Diar Keaton es esenciaf, potpje con ella se cons tuyó y óefxff el estto personal del actor, que alcamó sus mejores éMlos con efia. sobre lodo cuando ponta algíjn coto a su aíSn irwasor y ta diñaba vivir. Esto sucede en esta peJicula, y la otra paeja de amgos se arcada eficazmente y da variedad al desarrollo de la historia. Se consigue que existan ojatro puntos de vista, disüntos aur que estrechan nta erJazados. y esta muKipIjcación de perspectivas hace que la pedaia evite la monoicíiia y sea resueflaments divertida. No os de las mucres de su dir or. acunas como- Aríiie HaD- H Manhattan o- Hanna y sus h manas son más hc- ndas y tienen mayor riqueza; pero en ésta se evita la absorbeni obsesión fjíia de águias otras, el narcisismo que puade acecf al actcf. la prcpenstón a lo maítótco, B asunto pofr 3 Go -hasta ciÉíto punto- da i r a cuiosa disoí ina- a la película y modera las a ir oTLiaciones a que su drectof aveces se entr 0, scbre todo cuando es taml ón protagcnista. Las e ¡ogencias de la ínvest aoón de un rtésterio criminal, sea tan fantasrTEagórica come la que aquí se Peva a cabo, ot figan a refrenar la arbitíariedad y m ¿nt er afgún ccntacío con la realidad, cpe siempre tiene angina coh erKXi. aiíxjje la administre esta singular pítre a. Un Lji no r go hay Qje sei alar en este- MisterKísa asesrato en War- hat es una peítaia no sókJ cf da, six bastante alegre. No es esto frecuenta cuarKtose trata deWcod Aíen, que suele hacer rea pero a través de ur prak ida melancolíaH de is abatimiento que no pcf ser jotesco deja de s real: ü tristeza Eueie ser ol temple de esta forma de cirie, en esta pdkxitó hay una m a dosis de jovi: dad, en buena parte a caisa de Csane Keaton. fl