Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine H E ardaoo er vef la película S n p don. JjngjOa por Oini East ood, pcíQue ten a la impresióri cíe que era una exattaciúp más c 3 a a voiericia, de la que tanto abusa ei ci e de les Jlimos íiempos, y cus es. a mi fjioo. uno de los c iiQTOS que más prc -nOarrefíIe lo amerazar. AJ Snaí rne he decnlido a verla. Sin p úó es, Cfenamente, una pefcjia vo enta. pero no ss esa su caraoerfeíica rnés rictona: sn mi íTi TX ia reciente se regLsTran vanas peiicuias oue la superan ampitamfrte en vioJenoa. Lo más propio de ésta es o! ra cosa: ta oureza. Es extreriada. uno de les remojos náxtrnos que recuerdo; psfo aderr- s, y slo es lo ojje n e interesa se aiar, eSa es Ourü- tocio- no 50? o los oasajes ñsj ien: os. Desda la cíogratia- exceiefite- ios paisajes aspercs y presentados cor Imp eslor ante beleza. asta bs daicgos, tas expresiones de tos actcres, incluso el huTtor que en momBntos surge como tn boflMíon tamb- en ieno deaspefe a El p rsofiaje ¡ymcjpal es Tambiéi Clnf Eastwoocí: aquí! o v mos, tiBie y deserioañado, en una mfewa oasa perdida en ei Desre de los Estados UruJos, f- LSCia 1880, andando de dos rujos, un rjrto y u i a ní -a, Í CI y meíancoficos, y de unos cuartos cerdoSn en gran pane entemxis. B i había EÍJO un Df idO. borracho, maíon. cnmmal, con una Tirbia hsíona; s hiaba casado con uia muchacha, D a x t a que Jo apartó dei giísqui y de la rraiüad; pero hace tres aAos Por JULIÁN MARÍAS DE LA REAL ACAOSm SSFmíA DUREZA munO de virjeías Bffl se sienta desolado y. lo que sorprende a los que io conocen, En otro lugar, en una mínima y pnmrtiva aicea. hay un rrioOesTiEimo prostíbulo en e que pfes: an sus serviC Os- unas pobres mLqeres, cosa de riedia locena. Des vaqueros brutdes han martratado bestatiTienTs a una de ellas porque se ha reído, ¡a han celado en la caja en tos dedos. en el pecho, la han deíado mal FeI da y desfigurada. Sus compañeras han ido abonando mJ dotares, que ofrecen corrxí recompensa a quien mate a los m hechores. Un joven laclanctoso e inexperto, que o esume oe maiÍNi, tienta a B l para que coiaOore cor él y cobren a recompensa. Tras muchas dLOas. rr o too pe su pocreza y por la irxJigr aoOn a un tfernpo. decide aceptar: busca E ccmf aAi 3 a de! jn antiguo amgo, negro, y tos tres se cfspor en a la empresa. En el lugar donde f s i ocumco los sucesos hay un shenlf- algo pintoresco. Esto. irOnico y de e: tremaaa brutalidad (Gene HacKmanl apoyado por L. n grupo qe secuaces a tos que perrenece en exclusiva ei ultimo de estos atrbutos. Hay ampien un rngiés efltravagante (Richa d Hamsl y una especie de c ogra a suyo, 3 ue Uegokj seiáqei- 5 f i6 f 1 fi- Con estos elementos ha hecho C nt Eastwcíid una peicuta CCÍI mulTilud de aciertos cJnema cgráf os. Ei frteies y dramatisnyD se m fienen, c que rto es de sorprender dado el argumento, pero hay atgo más. A, -te todo, los peíson es, sin excepcbOn, hasta tos m- ás ípisOdiccs y que aparecen un Tistanle íienen una extraorainana fuerza y verdad esta es la abrumadora scpenondad del cí e amencarKi soors todos los defTias: Si los que to hacen en otros países se dieran cuenía da elto. si tuviesen a la vez suficiente modestia y la necesaria amboón, pondnan todo su emperiQ en ccíiseguir lo que ransima v se encuentran er sus obras. Las pobres y miseras orostitutas. perdtoas en un nncon del Oeste lace más de un sigto, tienen una veracdad, ur. a tLerra de exprest- in. una individuakiad que Jas muestra como personas- to que en el fondo es ei ner w de toda la histcna. Y lo mismo sa podna oecir del resto de tos que -an destiLando por la pantalla. Por otra parte, casi iodos los que aparece en ¡a película son gente lamertaoie y mSs o menos dekncuen: e- pnr opaJmerte mas- y, in embargo, hay una dmensiCn moral que subyace a toda la fisiona. Poonamos dectr que hay una rrxyal dentro de fa inncaiKÍad, una p- reocupación que puede ser angustia er tas desastrados PEísci iaies que buscan a ur íTsmpo desloe er un entuerto, como Con OuifOte. y ganar unos dOiaies con un dcbíe enríen EJ tratamento de esía situaoón 5 n los íres expeatconarioa 3 s! a muy mateado y diferenciado, y descubre la per onaTdad d les t es. iSene hacKman, interesante, buen actor, es menos c h- erenie. Su brutalidad, su crueidad extremada- ¡u í: -repotenci 3 no acachan de corvciiiarse ccn su visón ronFca de las cosas, con su ¡ndijdable capacxlad de hijmcr. Prectsamerite sus b u e n c; 3 ridades de actor ir. tro- i cen una doEis de incoherencia er el personaje. Se jene ia irrpreson de que Sido escogido por sus valores y prestig Q, imponiéndole un personáis que r, a le va enteramente En COr. ixi o, Sin p rfóf es una película interesante, reaicada con perT Chin y eficada, pero Excesiva Sobre teda e! i5 se cierne una tentación que perturba: a exageraCíC- n Desde el punto de ista- artístico esto as fcito: GEnt Eastvvood ha hecho un alarde Ge esiiiszadón, diríamos de preciosismo- en sentido ngurosaTiente opuesto ai oue se suele dar a esta palabra, Pero a consecuencia mesperaca es que esto disrmnuv fe que p ece ser la Sustancia mema de la hjstona: un iero reaüsmc A tuerza da exagerarle Sin descanso, se Je lria y se onenta haofl ctra cosa. El tltuko de esta peL- cuia, Síi o dón. ro acaba da ser adecuado, irqi- e ios -engadores se r o izan oor algc que personalmenfe rn les va ni íes viene; lo que es anoiacal ie es la estética, el estito de la pefcuia 10