Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine L flulo ong nai de esta película es Stale ofgrsce. en Espafia, algo bien 9 E lÁ REAL AGREMIA ESPAÑOÍA disifTiIo: Et dan de los ¡rlsnúeses La íia dingjdo Phi Joanou; lo adores pnocJoaJes son Sean Penn. Ed Hams. Gary OlOman y una muchacha. Robir Wnghi. Es una película de E que sa soüa o liamat bajíis fondos, de bandas de- gangsters- y sus luchas infernas, en los bamos más dJíiC Jes y turbios de Nueva York; y es ewremadamente violóla. LOS p onaies princioaies son irlandeses; pero fienen gue habérselas, y del modo mas sangriento, con oTíos análooos, de origen rtafiano Los pnmeros son muy fovenes; lienen un cine y mala película- Pero hay (Robín Wright) ha querido grado de anormalitlad bástanle algo mas: E película es bástanle escapar a ese mundo, se ha a ViSiOle, con varios componentes. buena, aunque con mayoi hectio policía, se ría alejado lítesEabílidad, frecuentes cn s de moderacibn de lavEOiencia hasia Ek) ston paia ser oira cosa. eycriacún y desentrerw; beben y hutwese sido, sin duda, mefor. las cosas se le complican y fuman conslanlemente, de vuelve a Nueva Vork. a su En la mayorJa de las películas nianera obsesiva; al mrsmo circulo, renueva su relación CJ d genero a que pertenece El tempo üenen brotes de alegría c ¡3 n úe ios ri 3 nó 3 es. el mieras Kate, que lan bién ha querido ser luveníi, no muy lusiilicada; el otra cosa y Irabaia en una del espectador es muy limitado resudado es una incontundible agencia, con un uniforme que La sangre y los muertos lo de an de frivolidad, que indiferaite. y contempla impávido realza su expresiva y enérgica conírasia con la vioSencia y las belleza como arden coches y edriicios, escenas truculenias se CTiablan persecuciorres Terry convive con sus amigos, aparatosas y rrxjere hasta el se mezcla en sus andanzas, se Nada de esio paTece muy apuntador. La razOn de ello es siente unido con Jackie. a quien promeiebor Se empieza a sentir que nada es personal, no hay profesa sincera amistad, a pesar íaliga- y el correspCMxJiente nadie interesante a quien le pase de su disparatada figura. Es un desinlerós- por ia acumulación iodo eso, y el resultado personaie frontenzo Cuando la de muertes. dispatOS, dramático VJene a ser el Violencia arrecia, cuando la lucha eíplosiones y estragos. Sin con los italianos se va haciendo embargo, hay que decir que esta equivalente de pólvora en salvas especialmente cmei e película está admirablemente Esta película, en cambio, es impfacable, el desgarramiento de bien hecha La foíogralía es inleresanle, y la lensión se Terty es rnás doloroso excetenle y casi siempre mantiene hasta el fmai, con unos interesante; la dirección a c u cuantos nxxnentos de parTfcuíar En una hisiona en que la gran pericia, los actores son dramalrsnx) La razCpn es que a maldad es la tónica general y eficaces. Esfas consideíaciones pesar de todos los pesares, del envolvente, aparecen, y con gran lleva; laíi a pensar que se trata desquiciamiento de los relieve, matices que introducen üe lo que a veces llamo- buen personajes, de su inmoralidad, una considerable diferencia La de la indiscutible mafdad de sus mayoría de los personales son conOucias, siguen sjendo, brutales y medio locc Algunos, aunque sea allá en el fondo, como el lefe de los italianos y personas El más inlere nie es Frank, el i rmano mavor que Terry Noonan (Sean Penn) manda en los irlandeses, Nacido en esos ba) os londos en muestran una condición bastante que se mueve lodíi L histonn, distinta son malvados Más amigo de Frank. sobre todo de cuerdos, ntas hábiles, mas íríos. JacKie, enamorado en su primera menos Otsparalados, sin juventud de su hemana Kais anebalos, son capaces de llegar E Por JULIÁN MARÍAS LA PERSISTENCIA DE LO HUMANO adonde ios demás no inan La película no es homogénea, ni mcí ó 1o na ni mecánica. Hay en ella gradaciales, vanos momentos en que la reriSíón se concentra, lo que podríamos llamar desenlaces parciales que no significan el final Como en los cohetes, hay suceswas caigas de minga y dramatismo que llegan hasia el lina! de la película, que es bastante larga. sui que la atención del espectador decaiga La destreza del argumento no es, sin embargo, el lacfor esencial. Lo mas imponaníe es que los desastrados personajes, repelentes en tantos sentidos y en diversos grados, sumergidos en la degradación y el crimen, no defan enlerameníe de ser persctfias Por eso hay dramatismo, porque la disparaiada y repulsiva violencia en la que habían es, en el londOn muy en el londo, asunto personal Todo loque p a fes pasa a unas cuantas personas cuya condicidm, casi bonada, aflora en oertos momentos y los hace inteligibles y, sobre todo, semejantes nuestros Tengo una muy vieía y arraigada convíc- cion y es que aunque la vida de muchas perstmas sea absurda. esEúpda, inmoral, y en esa rríedida despreciable, en su último reduelo, en lo que iiene de- vida humana- es siempre algo seno, interesante, valioso y ab- ertc a la esperanza Es k) que se encuentra por debajo de eíicesos y desagrados, en esta dramática hjstona. 14