Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine Por JULIÁN MARÍAS OE ÍA HEAl AmmiA hSPmiA L AS relaciones cine con la iTiijs a son consiame V muy vanadas El- loniJo musical acompaña a un número miiy aiTo de escenas cinemalográficaa, con desigual desacierto, a veces, es esencial y las posencia en rnuctros caaos, se desearía el silencio, porque la n 3 Ca destruya la impresión que darían las imágenes por si mismas Hay pellcijlas cuyo- asunio- es la música, por ejemplo, cuando e trata de biografías de composifores, sfecuianies o cantantes. En algunas ocasiones, se proypcian concLertiK dislrazaclos y creo que son preíenbies an d síra? EL PROFESOR DE MÚSICA asegura el éxito y el corruenzo de una carrera triunfal El principe continua la nvahdad con Joachim, no peisonatmenTe. sino por medío de sus discípulos o protegidos. Este es el esquema de la película. Se pensara que es bien poca cosa, y, desde luego, riada verdaderamente cinematográfico Sin embargo, los esfuerzos de Gérad Corbiau han conseguido hacer una película con un minimo de recursos prqjios del cine La fotografía, tos escenarios, la presentación de los adores, las mminias escenas que llenen valor dramático, iodo eib está tratado con csrriero y taleniQ La perfección de la reahiaciííi suple eil Cierta medida la deficiencia argumenfal Pero lo mas interesante es que fia logrado introducir la música en el argumento mismo, no es un ar adi como tantas veces, sino que es el nep o de la acción La obsesión de Joachim es el punto de píirtida. la vocación real de Sophíe, la de Jean, más bien impuesta y luego t: Xitsgiada introducen la rnüsica en la interioridad de las NiDguna de estas lormas de relaciün enire el eme y la mu ca erica 3 enterami nte en una película be a, LG ma ue de iWS. Qije B pfol sor de mus cá Que ha dirigido Géraid Corbiau. En ella, el predominio de la música- e n rigor, del canlo es aPsoiulo, lo sustantivo es la voz íiumíina y la música de Mah r, Verdi, Bellini, Mo ar: Olíenbach, Schtibetl Schi nann la composlura. las- manerasdan el tono de las relaciones personales Con la eícepcion de ía conducta del prolesor, que es imperioso, exigente, despótico cuando cree que rtace tal) a apasionadamente entregado a su labor. En un mercado, Joachim encuentra a un miuchacho, vagabundo y ladronzuelo, a quien persiguen, en su huida, el músico lo hace suoir a su coche Le wsilTe de iri que empieza y lo lleva a su casa ha oído su CJ 3 n una acluacir de un lamoso voz, la encuentra excelente y ha decidido hacer de él su segundo camarote, Joaciim Dalíayrac alumno. No va a r muy fácil (José Van Dam) que nene educar al indOmiia Jean Philippe enorme e ío, cuando lermman Voiefer) y, por supuesto, se los aplausos, declara que es su establecerán relaciones tiranías última presencia ame el público. entra los cuaiio personajes que En adelante se va a dedicaí a conviven ensefiar. y, por cierto, a una única aiumna. Sophíe (Anne Todavía hay otro factor, que es Roussel) una muchactia muy el motor de toda la historia El Oven de diecrocho ar ios, según principe Scotti (Painck Bauchau) dice la compar Efa del cantante. ilusUe por su nacimiento y de Esleile (Sylvie Fennec) inrriensa fortuna, fue cantante en Todo aconiec- e a comienzos de otro tiempo, rival de Joachím; este S Qlo, Joachkm reside en una entre amljos se esiablecip una especie de duelo de voces, y el luicsa ca a rodeada de un (nuntador lúe Joachim Scolli campo cuidado, esmerado, con organi? a un concurso de canro. caminos de arbolea por los que gasafán los c o í a de ccibailoü y al Que concunen üvene di- gran inénlo, y su proieccion afgijna vez un auiomóvil El lujo. Vidas de los petsonaies, que se expresan y realizan mediante ella La culminación oe esio es ei concurso del príncipe Scotti. al cual esian invitados los alumnos de Joachim, ei rnaesfro los lleva al palacio, pero se vuelve, como Scotti llega con algún retraso, no se ven El drama se va a desarrollar a través de sus- represen Lantes B pi- oiegido del mecenas es un Oven llamado f c (Warc Schreiber) que iiene una voz enteramente semeíante a la do Jean A los actores de la película fian prestado sus voces cantantes profesionales; Sophíe es Dinah Bryaní; Jean y Arcas. Jéróme Pruett La escena culminante sera el duelo vocal de los dt muchacLiOs. enmascarados, para que el audífono decida s n saber quién es cada uno. Puede preguntarse si esia película es verdaderamente cine Creo que es un caso hmife, Habna parecido aconsejabíe rio hacerlo, no imponer al eme una dependencia tan absoluta de lo autirtrvo, no reducir una hiSioria humana a una rivalidad musical llevada hasta sus ultimas consecuencias Pero, a pesar de tantas limitaciones. El pioli súf üe música es una película valiosa. El esmero y el acierto de ta eiecución la salvan Si no estuviera lan bien realizada, seria inadmisible, insoportable Ei director no se permite ningún abandono m desmayo; sobre todo, ha sabido inyectar la música en la historia mjsma. hacer de ella su ai umenfo Con ello ha encontrado una. nueva relación entre la músca y el cine; pero es un camino peligroso, y habri que pensarjo dos veces antes de volver a er Saya ü m