Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine s lástrina que en la película TlmtionriB festafeno) dnigida por Marlm Rill. se hayíi subordinado lanío d ene 3 la política no porque esfa no sea inleresaritet ano pwque una película es cine y es lo que debe nnperar Si no es así, ocurre como con las novelas de tosiE en que la literatura padecía per la sen idumbre a oTra cosa. Al linal de The Fioni e nos explica que casi todos los que han intervenido en elta padecieron diliojltades v a a alguna persecución enlre 1952 y 1954 a causa del lamoso Comité de Actividades Anliamericanas (en su original, Un Anencan, no aiTiencanasj, que presidfó el spfiafííir líKeph Mr Canhy Resulia un tanto obvio se hubiera prelerido mayc -dislanciamiento E Por JULIÁN MARÍAS OE LA BEAl ACADEMIA ESPÁÑÚIÁ POLÍTICA Y CINE el negocio- y e erce las mismas funciones con otros dos guionistas en apuros. Hay además un actor, Hecky Bro- ero MostsU, a Quien nadie contrata y que está desesperado, acosado, indeciso La- editora- de los programas, una muchacha inquieta llamada Ftorence Barretl (Andrea Niarcovicci) que proTifo atrae al tímido y bondadoso Ho ard. se va enamoiandD de él, a quien admira como gran escritor. Por estos caminos transcurre la película, domif 3 da por el análisis de las actividades del Comité y la red de mingas, sospechas e injusticias que desencadena Hay algún episodio particularmente dramático y doloroso, mientras oíros son simplemente repulsivos y grotescos. Como cine, The tronr se salva por Woody Alien, que hace una intetigenTe labúr, llena de maticeSs de ingenio, con una aceptactlin micíal de acciones buenas y otras que 00 k) son, con una inclinación a la Gontemponzación, que tiene limites al cabo de los cuales afrrrTía su dignidad Es un persona humano, veraz nada abstracfo, que podría íepresenfar la actitud que Ifevo a superar aquella nía la tentación y a convertirla sn una- vacuna que habría d prevenir interrogatorios, sospechosos de conexiones o simpatías comunisias Pronto hubo una densa reacción contra lodo esto. McCaiThy cavO en ei mayor descrédito y murió poco después de una cirrosis h Jática (antes no era bebedor) El protagonista de esta Por lo demás, er mi Ifbro ios película es Woody Alien, Estados Unidos en Gscofzo se excelenfe actor, aunque lo pueden encontrar tres artículos prefiero como director, que es que escnbi en contra de lo que ahora su ocupación principal Es tal Comité significó, la actitud un hombrecillo msignilicanie, que lo hizo posible y ías malas tímido, caiero de un restaurante. consecuencias que tuvo; -Delensa y entrega de una forma que completa sus es sos ingresos mediante apuestas de vida- -El si y el no- y- La d KiTlivas, que tramita con un salud de la sociedad (rutero conocido y del que es riortea menea na- en que mostré cliente Un amigo y compañero a comienzos de 1955 cómo ésta de estudios, Allred Miller había vuelto la espalda al (Michael Murphy) guionista, le demagógico senaOor. lo había explica que no le aceptan sus cor denadci y reducido al olvido guiones, lo cual b tiene en dilícil Me parecía que lo verdaderamente iin- An eTtcan. fo situación Howard Pnnce, es decir, Woody Alien, le sugiere irtconciíiable con los Estados que limie con séuúOnirTiO, perO el Un dos, era esa actitud de amigo le explica que hace taita desconfianza, suspicacia y una persona real que íirme y denuncia, que invertía una larguísima tradicfón, tanio política présense los originales Hc ard se olrece por amistad y acepta a como social. regañadientes una comiswin del The Fiont se reliere al mundo 10 por too que por lo demás le del ei pectácub, y más en hace mucha falta. Nunca ha particular a la televisión Derto escrito nada, pero hace de numero de diieciores, guionistas. lesraleiro con el mayor éxito. Los actores, eicéiera, incluidos en guiones sen riuy buenos, son unas- listas negra- S lueron aceptadnos y pagados, y además postergados o excluidos, (uvjeron HOrvard es una rí vp) arión coma dificultados para ser escritor. Poco después- amplia contratados, lueron sometidos a ID después oíros riesgos Nada de eslo. es decir, de to que ocurrió muy pronto, se indica en la película m sKjuiera de forma alusrva. lo cual, a la dista ricia a que nos enconUamos. le quila valor y le da una carga interesada que cinematográlicarnente es negaiiva La impljcacion es que las liTStortas personales que allí se cuentan respondían a la tonalidad general de la vida, y esto no es en modo alguno Cierto, como demostró el- descníace de esa situación, la (xonta inversión de lo que hal: iía signilicado Y hay un aspecto que hub ra podido ser insinuado, que el espectador que tiene algún conocimienlo de lo que lodo aquello sigmlicó no puede menos de pensar, y todavía más en 1939 de tos acusados o incluidos en las lisias negras to lueron con toda inpjsticia. atnjsivamente y con lesión de sus derechos, otros tenían ciertamente simpatías comunistas, que eran lícitas, pero que. por la arr enza soviética, fueron ob elo de to que llame ya entonces radical izacün inducida- y resultaron sospechosas; algunos. Einafmenle, tenían cone nones y actftfidaúes políticas efectivas, deseaban un Inunfo del comunismo en su pais y en otros. Ahora bien, el into Sfable maccarthismo tan repulsivo para mi gusto, fue una espece de muestra a pequeTia e uíld de lo que ha sido desde hace más de setenta anos la situación de todos los lugares en que el comunismo ha dominado Eslo empieza a v Eo casi lodo el mundo, y muy especialmente en KOs lugares Pero siento la cunosídad de saber cuál fue la reacción de los que fo miraban con esperanza y entusiasmo al eípenmentar algo que se p re ia, paradójicamente, a lo que deseaban