Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Ú Sociedad El OVNI de Moscú A noTicia de osle último avista míenla me fecuerda aquEllos an especiacuiares de los años seienla y me doy cuenla- Dios lo (juie- a- de que en la Unión Soviética se ha puesto en marcha un proceso de apertura in parable El- aierrizaje- cercano a Moscú es una prueba mas, sm contenido político aüarenie, perú L; JII grandes cargas saciolügicas Pues el Ovni- piensen lo que piensen los platillislas acérrimos, que estáti convencíaos de su procedencia e lrafeirestre. precede o acompaña, sisiemátrcamente, a las grandes Iransformacones socia s Rr o L bian vivido su traumática aventura Por lo que los científicos de Vorontízh derKirninao- biolocalización fueron halladas unas huellas de varios centímetros de píofundidad ordenadas en posicipn romboidal, que corresponderían a los dispositivos de alerri. ía e de la nave ¿De dónde venís? Antes de ta llegada de los e rralerrestres a Voronezh, -je habían producido avisramieníDs similares en los Urales, especialmente entre las ciudades de Peim y SverdiovsK Ante la la ia de huellas detectables cieniíficamenfe ei t habla pasado mas inadvertido, pero en la fiebre de maravillas en la que vj- ve) a URSS en bs üHimos di as, un periodista de la publicación lítuarra- SovietsKaia Molodio ¿h no ha tenido ningún reparo en dar a conocer al mundo entero el supuesto dialogo que maníuvo oo telepatía con los alienígenas de los Urales: ¿De dünde venís? -les interrogó- De la Galaxia Libra de la Estrena RQ a- le contestarofi unos extraterrestres cuya pnncipai característica física es que no había ninguno de lamaí o normal: unos eran gigantescos y otros enarios- ¿Cuáles son vuesrras intenciones -Siguió el percídista- Eso depende del cenfro f sofros estarrios dmgidos por la direcCiCri central- ¿Peería acompañaros? -Eso sena peligroso para n sotros e nreversjble para ti. De la Estrella Rofa no se vuelve. ¿Poi qué sena peligroso para vosotros -Por culpa de tus bacterias me niales derar vana circunstancias a la hora de intentar descifrar el suceso Un Pueblo asustado, y la Union Soviética 1 Gstá, busca 0 soluciones espaciales a sus muchos problemas, ün pueblo atemorizado mira al cielo de lornia natural, esperando de él formulas magistrales que resuelvan sus cuitas, pues si los Serra diliC l Icínat una postura hombres (de la Tierra) son incaV decid Sin datos fiables y paces de arreglar nada, por constatados, qué es lo que que no esperar que to resuelrealmente ha ocurrida en la lan los Cielos Esta actitud es URSS, pero este a (etriza e, ancesiral pese al interés despenado, no se dilerencia en nada de los El culto ovni miles tiabidos en Occidente y recogidos en revistas, libros y Quizá grupos mesiánicos que publicacones d ersas Hu nas Circulares en et suelo, radiactrví- hasta ahora no habian podido dad por encama de ios valores manifestarse hayan- montado noirr ales y testigos varropmfos el ovni ya se íabulú antes que no se terminan de poner en Occidente para significarse en la nueva religión tecnológica de acuerdo Lo de siempre e iniciar un culto al margen de Que el MinisierKí del Interior las iglesias y. sobre todo, escasoviélico no quiera saber nada pando de la férrea vigilanca de del asunto es, por si m smo, un la Estrella Roía- (Órgano del indicativo de la poca irascen- Ejército) O de la inefable Soderca del hecho Tampoco la viestkaya Bielorrusia- publicaDefensa se ha pronunciado de ciones que ya en 1955 se ocumaneía talante, las autoridades paron de un avistamiento que rusas lo que si ban hecho, en en aquel año hubo en Moscú y puro estilo occrdental, es des- que entonces achacaron a maconfiar de los lesiimonios. los niobras imperialistas y a lécnt CienSific 03 y la Prensa Tam- r- as de intü) icacií n c o la listas. biÉTi to de Siempre. Este- culto- -siempre comienza Sin embargo, algo ha ocum- desde pl nieamientoí pseudodo en Voroneíh. o alguien pre- científicos. para desviarse postende que ocurra Conno Sabrán leiiormente a conceptos fraslos lectores, se habla üe una een den lali si as en los que, de nave de la que salen dos. ires manera sublimir al. se incluye a o cuatro criaturas de dimen- los angeles y a una divinidad, siones gigan (escás y un robot aparentemente aséptica, pero igual at de la película- La gue- muy parecida a nuestro Dios rra de fas gaia- íiasCabe también la posibilidad Al margen de creencias marav iilos tas tan apasionantes de que el propio Estado haya pnr otra pñife, se han de ctjr Si- orquesiado el montaje- para así distraer a determinadas capas de la sociedad proclives a la contestación y que podrían, eveniualmeriie verse frenadas ante la llegada de los extraierrestres Esta teoría es muy atractiva, pues sólo el Estado dispondría de los elementos técnicos adecuados para la puesta en escena de tan especiacular aterrizaje, con robot incluido. No se puede desd rtar tampiDCO que una pojencia exiraniera (imagino en la que eslan pensando se haya encargado de organizar el asunio. Se cuenta que la ClA ya hjzo algo semejante en Cuba, proyectando desde un submarirío un holograma con una imagen de la Virgen, en descarado fingimiento de un milagro, V que provea 5 co el comienzo de determinados movimEenios reí ig osos, V. por que no. tamben es posible- remoianiÉíife posible- que el ovni ruso sea real y que 103 eílraierrcstres hayan decidido, aprovechando la -peresfroiXa- darse una eita por Moscú para conlrofar c 6 mo se lo monta un pueblo- que pasa de la obediencia ciega a las huelgas y a la violencia, del socialismo más trasnochado a una pretendida y soilada libertad A escala niuridial el- uvnta rrKrSCOVita también tiene efecio. pues un fenómeno que habla languidecido- casi muerTo- al final de la decada de tos setenta, cobrara nueva vida Entre tama y rri menrendónos vigíantes, saludamos desde aqui a los rusos que se hayar tragado lo del ovni y les deseamos una feliz peresiroika- Aniomo José ALES Cabezas pequeñas Este dialogo tan genuinamenie soviético parece mas cercano a las fábulas de Jonalhan Swift que a los riabituc- iles relatos de avisiamentos con seres de otros rrrundos. pero refieía lietrnente el realismo fantástico que acompaña a las visciSitudes de la- perestrcka Di 3 ogos socráticos aparte, tos supuestos alienígenas de los Urales lamb n cuentan con decenas de testimonios repróduúi- 32