Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine WA antigua película de FnULang. TheBigHeat (en Espafia, Los sobornados) se está proyecíando en Madrid Una ve; mas. se está consiguiendo que ef cine tenga, páralos espectadores, -espesor temporal- que no se limite, corro era coslumhre. a lo actual; lo cual permite las comparaciones, no súto de tos adores, de Jas lécnioas del cine, del arle de la dirección, sino de los supuestos de cada película de las formas de vida que muestran o sugieren, en épocas que, aunque sean relalrvamente próximas, tienen diferencias considera Dles- The Brg Heal- es una película policiaca, género que Sfempre me ha parecido inTeresante. y que tiene mil vanantes. Es, hay que decirlo desde el íxinc pio, dura, sumamente wjienia. Esta no puede sorprender ahora cuando tantas peficulas so fundan casi exclusivamente en ía violencia, que prodigan en canlidades exageradas. En la película de Frilz Lang no es la cantidad lo que cuenta, sjio la intensidad, que depende def carácter persongí que adquiere, de que es siempre aígwen quien la suSre- y al tmal se aclara, la ejerce- por eso interesa por eso tiene carácter dramátjco, y llega a conmover. Se trata de una lucha entre policías V gangsters. pero la rr ldad no esta nelamenie repartida entre ambos campos, porque el núcleo es la cornjpción de gran parte de la policía, la ccínplicidad con el gangsterismo. La e; tcepC (ón capital es el sargento Dave Bannion íG cnn Ford) inrwTuplibleH cwi luerie sentido del deber y de rnisión, dispuesto a llegar hasta e (finet a película se inicia con el subdio de un policía, la turtjia conducta de su viud 3. iaa sospechas de Bannuwi y los obstáculos que efK uenira pot todas parles en su investigación. El esquema no es nuevo, y en vanas fomas to hemos encontrado en la novela y en el Cine. Ei mundo de los batos íondos lambíón es habitual. Pero la película de Eritz t ang fiene algunas novedades, que le dan ohgmalídad. Por supuesto 10 U Por JUUAN MARÍAS DE ¡A REAL ACmm ESPMtA DESOLACIÓN mantiene ta tensión desde el al tin. es decir, que al espeí ador le ínteres lo que pasa, y más aún ver cómo pasa. En segundo lugar, todo tiene un carácter sumamente persoriaJ: Bannjon está casado, su mujer KaTie (Jocelyn Brando) es foven. bolita, y ambos están enamorados: hay unas cuantas escenas de vrda cotidiana que. Sin ningún Énlasrs. 10 muestran; tienen una hija, una mna que pide cuentos para dormirse. Es ur a imagen de felicidad lamiliar, pero sobria, no idealizada; el policía es un hombre seno, preocupado, queirabaia mucho, que llene un reducto de lelicdad en Eu r asa, cuando fo dejan. Pronto empieían a surgir las dificuitadeSr Sobre todo, porque bs jefes de Bannion no tienen ningún deseo de que se aclaren las cosas y le dicen- primero con bjenos modos, después con otros peores- que deje estar las cosas Bannjon está disjxjesto a seguir, como sea. y mas se confíTna en su decisún cuantas más dJlicultades cuentra. Aparece una muchacha de mala vida, pero con un núcleo personal que no es malo, que le da ciertas intormaciones. pero tiene un f nal desastrado y particuiamiente dolofoso El sargento siente su muerte pm efla misma, va icontrando por todas partes, sah en su casa, Tealdad, cobardía, crueldad. Esto es ta que determina el tempfe de Ja película, que es de desolacitwi. Es tnsie. el policía cumpie tnsíemente con su deber, porque le dueJe casi todo ta que ve. y lo que no le dueíe le repugna Al mismo tiempo, hemos visto la vocaciúo que tiene por la alegría, la sonnsa que fe Piola por cu mujer y su hija, cuando puede dvfdar la hosquedad que le rodea. Por eso. cuando la maldad ambiente lo tiiere en Jo más vivo. la desolación personal se hace mas compacta, es algo espeso que lo envuelve: pero su decisión se contirma: va a llegar al final, pase ío que pase. Todos bs aclares son sobnos y acenatíos: Bertha Duncan. la vruda del policía suicida (J nnette Ñola) el gángster poderoso y refinado Mike l agana (Alexander Sc- ourbyJ; el d i c o efeculor de las maldad Vince Stone (Lee Man in) todavía aparecerá un personaje interesante, una mu eí que anda con tos gangsters. que Ka rodado mucho, pero consen a su personalidad y una dosrs de entereza y decencia. DePbie (Gloria Grahama) Paso a paoo, entre los peligros y las traiciones, la investigación va avanzando Ef sargento ha Sido destituido para que no siga adelante, pero actúa por su cuenta y con mayor libertad. Las c o s se van aclarando, y at mismo tiempo se oscurece el ambienta que lo rodea La intervención de Dahbie. tunesta para ella, y al lina! triunfará la justicia, la decencia el crjmen será duramente castigado Pero no hay happy end la película, repito, es triste, d policía BaniTon recibirá el reconocimiento que merece, pero ha pagado por elío un precio excesivo Esi definitivamente herido, con la moral intacta pero la vida rota Está- me parece la palabra juíita- desolado Le queda muy poco que pueda amar, que pueda es imar y respetar. Hay sriuaciones que. sea cualquiera su desenlace. llevan consigo una dosis tal de destníccjón, que impiden la alegría, si se tiene sincendad, sí se hacen b en las cuentas, si no se empnaga uno con el triunfo, fos honores, el éxrto. lo que sea. Cuando se hace ef balance, S n trampas, e) resultado está dominado por la meJancolJaEsto ocurre, por ejemplo, con las guerras, muy especialmente con Jas civiles; y no sólo porque suelan ser tas más feroces, sino fxirque son más cEatas. transparentes, porque las cosas se entienden en c o n c f ¿Quien, que no sea un lanético o un megalómano o un hombre sin imaginacíán. podrá salir contento de una guerra, sobre todo civil? De haber salido, si, pero no de la guerra, ni siquiera de fa velona. Fritz Lang era un extraordinario director. Tenia propensión a lo sombrío; su estilo era la sobnedad Por eso era capaz de dar vaíor a las minucias, que iban más allá de s (mismas. The Big Heat esta fiena de detalles- sugestivos -como huPiera dictio Azorin- que preludian algo que luego acontecerá sin repetirlos, sin recordarloE Siquiera, establecerán ura conexión entre dos momentos. Esa densidad de la trama es la que mantiene, con recursos puramente cmemalográffcos, el interés, la tenstón, que no es súío argumental, SJfio tamben v ¡sual. En eso consiste fa frdel dad a esa loima de arle y de recrenc! t n de la vida humana que llamamos el dr e