Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cine iSSRileyesiamuy cansada. Tiene mucho Trabap, poco tiempo lit re. y vive envuelta er un ambienie opresivo, casi siempre lamentable, pnncípálmente, asesinos V violadores Tic- ne una bclíeza un poco marcfula. una larga y revueHa cabellera, de cuyo color oscuro se hablará un mcHTienio, su rostro es triste, aunque en algunos momonios se c- ndu za e ilumina con una somrsa tímida Miss Riiey es abogada, con una conciencia exirariamente viva y aguda de su deber. Tiene, ademas, lo que empieza sei laio: vocación Por supuesto, le mieresa! a íusticia, lo cjal, aunqvie no se puede dar poT descontado, no es inlrecuenTe Peco t ay en ella algo fpas que escasea sobremanera, y no sólo en su gremio, sino, incluso, en los que parecerían obligados directamente a ello, es dec í. los que se dedican a las labores del pensamiento, al olicio del pens mienu) le verdad M Por JULIÁN MARÍAS í f ÍAfí UAmmA ESPAÑOÍA LA VERDAD Congreso O el Pentágono, preferían otras ciudacitís, sobre lodo Nueva York, pero ambiGn Chicago, Los Angcres. San Francisco. Nueva Orleans: todas ollas deben rmiCl o al Cine que las ba- recreado- knlerprelado y dado a conocer al mundo entero Parece que le va a tocar el turno a Washington, y lo celebro, porque la ciudaa lo merece y vale la pena conocerla e imaginarla Tras un dramático epiSod o inicial, cuyo sentujo no se descubnrá hasta el final, la historia consiste en el descubrimiento, junto a un puente sobra el río. de una muctíacha degollada Se detiene a un sospechoso un gigantón brutal e hirsuto, que opone enérgica resístenca y no dice una palabra. Es un vagabundo de largos cabellos y barba enmarañada, hosco y agresivo, el bolso de la rriuchadia ha desaparecido, y en poder del sospechoso c- stan los nueve dejares que llevaba y un Cuchtllo f o dice una palabra no responde a ninguna pregunta, el fuez designa a Miss Riiey abogada d e oficio, ya hio dicho que esta muy cansada, iba a tomarse unas vacaciones, pero acepta con gusto resignado: Miss Riley es la acinj Cher Al prirner intento Oe comunicación con el detenido Csle la ataca Ivajemento Pero eHa no se desMiima. empieza a trabajar con infiniia paciencia. Resulta que el specl oso no h l a entre otras razones porque no puede es sordomudo Compatiü en Vie najTi desde los diecinueve afiQs. tuvo una depresiCíi. una meningitis, so quedo sordo y perdió el habla; su vida es una sene de calamidades, y ha terTninado en la misona y el vagabundaje solitario y sm esperanza La abogada tiene la impresión de que cuaciOo proclama su iriocencia dice la verdad V encuentra intoii rable que este horr bre. este clespop. sea condenado por un crimai no cometido, y. por añadidura, que no se sepa quiCn lo hizo, que se escape y quede negada la verdad El marco de la peí ícula va a ser el JUICIO con los detalles que Jurados se destaca- literalmcnie- uno Ñamado Sanger (el acior Denms Quad atraído por la conducta de la delensoía, después por ella misma, coniagiado finalmente por la pasiOn que la anrma, la pi eocupac ün por la verdad El Jurado qu- ere s be no esta dispuesto a votar- irxx nle- o- culpable- por meros índicos, por la presión de una retórica mas o mergos demagógica, por inercia Y emprende una CQlaborac- Pn furtiva con la defensora, pues esta no puede legalmenie lener comunicación con los jurados, y el uez. inquiGio por su celo y su contenido apasionamiento por el desiino de! acusado ¡en menester uso. tan lamenta b e, la arneriaza reiteradamente con acusarla de desacato y hasta eliminarla d d ejercicio de su profesión Paralelamente se va realizando la humanización- dmamos la rohumanización- -del procesado Anderson Le cortan el pek) después lo afeitan, lo visten decorosamente Tiene lodavia explosiones de videncia, le ponen las esposas, pero empieza a confiar, cree en la defensora alser irarado, aícabo de lanío tiempo, como persona, vuelve a serio Hay una sene de ep sodios mgcn osos, tensos, dramáticos ElJurado y) a defensora van lendiendo una red de proyectos comunes acompañados de senlim eíifos Se piensa en oíros sospechosos, otro vagabundo med O loco, otros bien veslidos. re- frnados, respelables Al final hay un desenlace con un elemento de sorpresa que se jusittica se manéeslan tas conexiones que permiten comprender Por Supuesto se hace justicia, pero lo m i s interesanle, cl nerviO de la película, es que resplandece la verdad Qursiera que se entendiera asi e- jia peitc- ula ahora que la verdad apasjona a tan pocos Esto es para mi gusto lo más interesante de a película de Pet Yates, Sospecr fSo pecho y bay que decir, ante todo, que es muy interesanie Su irama es bastante inlnncada. pero siempre rriuy clara, la acenciün del espectador se mantiene w a sin un memento de desfallecimiento; es dramática y divertida a la vez Y esta hecba, de cabo a rabo, hasta sus menores detalles, con e i perfección y ajuste que Cajactenzan al buen eme amertcaiTo, en grado incomparable con ningún otTü Sospechoso tiene una ce riera comibinacidn de los policiaco y lo judicial. Toda la película esta centrada en un JUICIO pero paraieíamerite se lleva a cabo una indagación pnvada y no muy ortodoxa, llena de sorpresas. Es Otra película localizada en Washington hasla hace pi o Bempo, salvo las poiUrcas, centradas en la Casa Blanca, el 10 el Cine ha hecho ya populares el uez, el fiscal, el dolensoi. los jurados, el destile de testigos V hay los- aparles- las tnrrevistas de la defensora con ei acusado, los breves momentos en que ella actúa lucra del juicwD, sus indagaciones particuiar s. TodOs son perlectos. con admirable a U 5l e. pO otra parle sin las eiíagera Clones que son habituales en las escenas de uiciQs, La reserva del luez, el eleclismo del tíscak el apresuramiento por dar por conclusa la vii ia y llegar a una sentencia conderiatona, todo ésta rViuy bifiíi dosificado, y se apuntan los rasgos qiní resuíiar n relevantes Y entre tos r vw t urj- m Miviiaiia 3 fUii MLiMMA