Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
con nuestro avión y, al picar se desvió hacia el Sur. Fue entonces cuando vimos cómo se desprendían otras luces de la esfera grande. -Las prin eras noticias que me llegaron hablaban de un estallido -Yo no vi estallido alguno. Lo único que te puedo asegurar es que del ovni salieron otras luces. Al aproximarse al 727 vimos también una segunda bola o lo que fuera junto a la grande, aunque mucho más pequeña. ¿Había más en la cabina? tripulantes español, procedente de Inglaterra y con rumbo a Alicante. Un cuarto avión, al parecer un aero- taxi, que acababa de despegar de Palma de Mallorca y volaba sobre el Mediterráneo con destino a Marsella y un Transeuropa que marchaba en esos momentos de Baleares a Burdeos, vía Reus. A los pocos días de iniciada la investigación pude comprobar que los aviones que habían presenciado realm- snte el paso del ovni eran siete. Había otros dos iberias que observaron igualmente al objeto no identificado: se trataba de dos 727 que realizaban esa tarde el puente aéreo entre Madrid y Barcelona. Concretamente el 1831 y el 1800 Los testimonios recogidos hasta ahora entre los miembros de las diferentes tripulaciones hace prensar en la presencia de siete objetos de características muy similares entre sí o bien, como me han referido otros pilotos, en un único no identificado capaz de desarrollar una velocidad tal que le permitiera desplazarse cientos de millas en cuestión de escasos minutos. aquello Ai principio ¡o confundimos con un avión. ¿Por qué? -Vimos una luz verde y creímos que se trataba de la luz verde que llevan los avienes en uno de sus planos. Pero el supuesto tráfico venia derecho hacia nosotros... El segundo piloto, que llevaba el avión en aquellos momentos, me djjo: ¡Mira! Venia en rumbo 230 grados. Es decir, casi en rumbo de colisión. ¿De f r e n t e a vuestro avión? -No exactamente. Un poco a nuestra izquierda. En términos aeronáuticos a nuestras 10 ó 10,30 Aquello como te digo, seguía acercándose. Era como una esfera. O, mejor, como una enorme pompa de jabón... Al verlo casi a nuestro mismo nivel y derecho hacia el 727 tuve un movimiento reflejo. El segundo piloto había soltado el automático y yo empujé los mandos hacia adelante y el avión hizo un picadO ¿Crees que el objeto hubiera colisionado c o n el avión de haber mantenido aquel nn el de 31.000 pies? -Sinceramente, pienso que no. Pero, por si acaso, yo hice un picado de 300 ó 400 pies. En otras palabras, que bajaste algo más de 100 metros... -Sí, poco más o menos. ¿Se enteró el pasaje? -Estimo que no. Entre otras razones, porque el objeto apareció prácticamente enfrente del avión, siguiendo el eje longitudinal del mismo. Y en esa posición es muy difícil que pudieran verlo los pasajeros. ¿Y después? -Supongo que tampoco. Todo sucedió en un minuto o menos. Aquella esfera o Pompa de jabón de un color verde muy brillante en su parte exterior, se cruzó -Si, además del copiloto, dos mecánicos de vuelo. Todos lo vieron. Entonces pregunté a Control de Vuelo de Barcelona si tenia un tráfico en esa zona. Me respondieron que sólo había un avión inglés que marchaba hacia Alicante. Al poco salió por la radio otro avión- -creo recordar que era un Transeuropa- -y preguntó también a Barcelona si tenía un tráfico verde en su ruta. Yo hablé entonces con el Transeuropa y le confirmé lo que me había pasado. ma en un vuelo de Baleares a Marsella y a unos 12. C 00 pies de altura. También el Iberia 350 que marchaba de Barcelona a Atenas, fue testigo de la presencia del enigmático objeto. Y otro tanto ocurrió con los dos iberias restantes: los que hacían ei puente aéreo entre la capital de España y Barcelona. Según parece, uno de los 727 -el 1831 -vio al ovni cuando todavía se encontraba en el suelo. El comandante le hizo señales con tos faros y el ovni se apagó desapareciendo de ia vista de ia tripulación. Por último, otros testigos- -cuyos nombres no estoy autorizado a revelar- -vieron también una de estas luminosas esferas de color verde cuando descendía sobre una de las pistas del aeropuerto de Barcelona. Según tengo entendido, e! ovni llegó a realizar un vuelo rasante sobre dicha pista, elevándose de inmediato. INTELIGENTEMENTE TRIPULADO Ef vuelo a que se refería el comandante Ramos era, en efecto, el Transeuropa 1474 que efectuaba un vuelo entre Palma y Burdeos, vía Reus. El ovni, de idénticas características al que había descrito el Iberia 810 de Asturias a Barcelona, fue visto por la tripulación del Transeuropa a unas 60 millas de Reus, todavía sobre e! Mediterráneo. La dirección que llevaba aquella esfera verdosa era como para aterrizar en Palma Lo curioso, como digo, es que otros cinco aviones vieron esa misma y veloz esfera de tonalidad verde brillante y núcleo oscuro a la misma hora, pero en puntos distintos del cuadrante nororiental de ia Península. ¿Cómo podía ser esto? Según mis informaciones, ei avión inglés- M. onarch 148 -con rumbo a Aiicante se cruzó con esta misma esfera verdosa cuando se hallaba en las proximidades de Maella. Por su parte- -y aunque este último extremo no he podido ratificarlo aún- -el aero- taxi que vio también al ovni volaba en ese instante sobre el llamado Punto Li- HABLA EL COMANDANTE RAMOS Pero veamos el testimonio de uno de los comandantes de Iberia- -el veterano piloto Ramos- -que volaba aquella tarde del día 11 de noviembre desde Asturias a Barcelona: Eran las siete menot veinte de la tarde. VolábFmos a unos 10.000 metros de altura y creo recordar que nos encontrábamos por ia zona de Maella. En aquellos momentos llevaba el avión el segundo piloto. ¿Había oscurecido? -Estábamos en esos momentos previos al ocaso. Detrás nuestro se levantaban grandes nubes y, por delante, hacia Barcelona, la noche era ya cerrada. Y a las siete bamos a unas 108 millas del menos veinte, cuando voláVOfí de Barcelona, apareció situación aproximada de los siete aviones comerciales en el momento del múltiple encuentro con los ovnis. fi. CTnK ws- -fr? iTffl r i raqaEJí i? TO, -t 3. -rf gje 60