Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T- nim- -I- Gente A EUROPA POR LOS RORDADOS C ON una aguja en la maí o conquistó una Corle europea. Es como una ran capitana de los- ter cJos de la aguja, e hilo y el d dat- Había salido de su pequeño pueblo donde la seda se hace oropel y el bordad tlLlgrana. arte imperecedero, para sentarse a la mssa con una gran Reina. Juliana de IHolaoda. JosFifa Alia había tejido día y noche el gran mantel real pera las grandes solemnidades de Palacio, junio a tas nvujerucas de piel cetrina y anchas manos agrietadas. Habla aprettido la a g u j a con f u e r i a y contado los hilos miles de veces hasta dar forma al enorme lienzo. Como celebrando un rito, sentada junto a sus compelieras en pequeñas sillas de anea en los patios adornados de l l o r e s y cerámica, permanecieron durante dias cosJeíido rítmicamente, casi sin parpadear, impulsadas por un raro instinto genético que las doblegaba, que Fas encorvaba so sobre el l l e n i o virgen que esperaba su mensaje. Únicamente se oía el débil crujir del paño al ser lacerado por la afilada aguja, guiada por la mano encallecida, una y otra ve? hasta dibujar nuevas formas que constituyeron ai beTlo mensaje de las bordadoras de Lagartera a la Ftejna Juliana, La Reina Ju- Pepita Alia ha elaborado en Lagartera miles de manteles que hoy cubren las más distinguidas mesas de Europa Víona me pidió un mantel para la mesa de Palacio. Quince mujeres trabajando día y noche conseguimos en tres meE t s complacer a su Majestad con una pieza única de 6 J 10 por 2,25 meti- os. con 3 00 rsmos de colores... -J A partir da entonces lejío muchos o t r o s nianíeles que hoy c u b r a i lfl mejores mesas de Europa. Aquello fue el espaldarazo p ira Pepila, que le dio derecho a usar por méritos propios fi escudo de la Femllla Real H o l a n d e s a J a Reina me invitó a un té con dulces en Palacio. y todo por una aguja en la mano... Pepita me muestra las agujas que u t i l k ó para bordar aquel mantel. Para llegar a ppre- fftndo de la aguja y el hlTo- hay que rEcorrer las tierras toledanas del Tajo al Tifetar, a la falda da la sierra de Credos, muy cerca de la alta Mancha que se extlcfido hasta el término de Puente del Arzobispo, donde Jos campos tienen un amarillo cereal y un verde legumbre. Muy cerca de las lomas Matosa y Sanchon, donde se enseñorean los i o b o s zorros y Jabalíes, entre ei clnas. robles y álamos está Lagartera, Si Cervantes Hace famosa ESta tierra toledana, el poeta Garcilaso de la Vega es quien recoge sus c o s t u m b r e s -agora estéis laborando embebecidas. o tejiendo las lElas delicadas- agora unas con otras apartadas contandoss los amores y las vidas... En recoletas casas de adobe, bajo la teja árabe, se elabora el más rico bordado español, ta más sutil y complicada artesanía rústica de nuestro pueblo Son estas mujeres de Castilla la Nueva las que con su recogimiento y paciencia monacal ornamentan toda una serle de prendas que constituyein una eJícepc (Qnal labor ariesana. Y mientras manejan la aguja do 5 j a sol, sus hombres trabajan la tierra, se adentran en la moíhtañfl para vigilar desde los bombos (pequeños a berouBSJ el ganado, como hace Cientos de a os lo hicieron BUS antecesores carpetanos y veribraces. P e p i t a cuanta las hilos desde que ttjnía cinco años ...me viene de herencia, mis antepasados empegaron hace mucho a la aguja. Ciento 1 einte mujeres lagarteranas- -de Eos dos mil quinientos habitantes que tien 3 el pueblo- -usan a diario este atuendo que procede del año 1320. EI traje lagarterano lleva media en rojo de seda de colores, gorguera bordada en nfigm, zapatillas y soyuelo corpino! con pañuelo de paño blanco. Canrisa. enagua y guardapieses de fino paño bordado... E! traje dominguero llei a los guardapieses azul marino con las cintas de la r a s a Hay trajes par lodos los gustos, pero para muy pocos bolsillos. -Su precio oscila entre las cien mil y ol millón de pesetas, desde el de diarlo al jamallero Idama de honorj. o el lujoso bordado f í i oro y plata. La prenda más cara es la colcha de la noviaHay quien tarda cinco años en hacerla. Y oso no tiene precio... l o s bordados lagarteranos proceden de Hungría, Primero sa trabajaron los- zapatos picados- con alto tacón y largos lazos, ...para caras bonitas, alto pecho, delgada cintura y abundante cabelfera. -í Pepita muestra sus trabajos. -So vive de elfo desde que cobrábamos cincuenta céntimos por Jornada hasta Fas seiscientas pesetas de hoy; trescientas cincuenta familias se dedican a bordar. Pepita distribuye sus labores