Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El marqués de Valdeiglesias, enviado a Munich por Castieiia para impedir que la moción espafíola fuese aceptada, hizo el viaje en balde. Otras apariciones extrañas por el Congreso fueron la del jesuíta Jesús Aguirre actual duque de Alba) y Juan José Rosón (hoy gobernador civil de Madrid) ca de ser republicanos, no podían aceptar sin más ia Monarquía, sino que propusieron siempre que la cuestión se resolviese mediante referéndum, a lo que se negaban, por principio, los monárquicos, temerosos, quizá, de que el resultado les fuese adverso. En este último punto radicó, exactamente, el divorcio, primero, del matrimonio mal avenido oposición exterior- interior, y luego el que nunca llegó a ser ni noviazgo siquiera entre socialistas y monárquicos, cuyo entendimiento hubiera salvado muchos eS; eolios de la transición. Algunos panistas, eternamente recelosos de los socialistas y sus aliados de siempre en el exilio, prefirieron, en última instancia, enhebrar un presumibie y extraño entendimiento con el Partido Comunista y algún sector del Vaticano, al que tampoco debió ser ajeno, si se confirmara esta hipótesis, la lucha entre masonerías. Por un lado, la de obediencia ingle- r sa, a la que podrían pertenecer algunos juanistas cualificados, y por otra, la masonería de obediencia francesa, como el Gran Oriente Español, a la que pertenecieron numerosos y conspicuos dirigentes socialistas y republicanos- -h a s t a Federica Montseny y su marido, pero ésta ya es otra historia. EL RESULTADO DEL CONTUBERNIO Después de los tejemanejes y enfrentamientos a los que hemos hecho alusión, las dos representaciones españolas llegaron a un acuerdo y presentaron un documento único al congreso del Movimiento Europeo, cuyo texto se reproduce en lugar aparte. En la presentación del documento hablaron Salvador de Madariaga y Gil Robles. E! primero centró su intervención en el contenido antiautoritario de la Europa unida, diciendo: Si toleráis un tirano en cualquier provincia de Europa, a española o la yugoslava, ¿quién os dice que mañana no intentará quedarse con vuestra libertad? Gil Robles, por su parte, después de expresar su convencimiento de que los españoles eran capaces de instaurar y mantener un régimen político basado en las libertades esenciales insistió- -pensando sin duda en la previsible reacción del Régimen- en que no se pretendía una nueva intervención extranjera, sino que los problemas de España correspondía resolverlos a los españoles. Los dos oradores fueron muy aplaudidos. Finalmente, Maurice Faure, presidente del Congreso, declaró que no podía ponerse a votación e! texto presentado por la representación española porque no constaba en lel orden del día, pero proponía que el Congreso aclamara su espíritu, sobre e! que habían convergido los tres grandes movi- El marqués de Valdeiglesias intentó, a instancias de Castieiia, que la moción española fuera recliazada en el Congreso. mientes europeístas: democracia cristiana, liberales y socialistas. La propuesta de Faure, que concluyó diciendo que esperaba a España con los brazos abiertos, fue aprobada por aclamación. El marqués de Valdeiglesias, enviado a Munich por Castieiia, ministro de Asuntos Exteriores, para impedir que la moción española fuese aceptada por la mesa del Congreso, hizo el viaje en balde. Tampoco sirvieron de nada las gestiones del embajador español en Bruselas, marqués de Casa Miranda, ni las presiones ejercidas so- ASISTENTES AL CONTUBERNIO U. D. C. (Unión Demócrata Cristiana) -Jesús Barros de Lis (secretario general de U. D. C) -Felipe Lagarriga (secretario del Colegio de Abogados de Barcelona) -Carmelo Cembrero (funcionario y abogado de Madrid) -Félix Pons (decano del Colegio de Abogados de Palma de Mallorca) -Juan Casáis (hotelero de Palma) O. S. C. (Democracia Social Cristiana) -José M. Gil Robles y Quiñones. -Fernando Aivarez de Miranda. -Iñigo Cavero. -José Luis Ruiz Navarro. -Juan Luis de Simón Tobalinas. -Manuel Peláez. -Rodríguez Villamil. -José Duato (de Valencia) -Carlos Bru (notario, hoy en el P. S. O. E. UNION ESPAÑOLA- -Joaquín SatrústeguL Jaime Miralles. Vicente Piniés. Isidro infantes. P. S. O. E. (Partido Socialista Obrero Español) Del interior: -José Federico de Carvajal. -Antonio Villar Masó. -Antonio García López. Del exterior (ia Ejecutiva Nacional prácticamente en bloque) -Rodolfo Llopis (secretario neral) -Pascual Tomás (presidenta y, a su vez, secretario general de la U. G. T. -Juan Iglesias. -Carlos Martínez Parera. -Mariano Rojo. -Pradal (director de El Socialista A. R. D. E. (Acción Republicana Democrática Española) -Femando Valera. Macrino Suárez. Javier Flores. Caries Alonso. Maldonado. Just. P. N. V. (Partido Nacionalista Vasco) -Javier de Landáburu. -Manuel de Irujo. -Más de una veintena de jóvenes del interior. OTRAS REPRESENTACIONES: -Alfonso Prieto (ex director de Signo se atribuyó una labor informativa ante la jerarquía eclesiástica) -Ramón Sainz de Baranda (actual alcalde socialista de Zaragoza) y otros (instituto de Estudios Europeos de Zaragoza) -Ignacio Fernández de Castro (Frente de Liberación Popular) -Jorge Prat Ballester (demócrata cristiano y europeísta por libre, de Barcelona) -Antón Cañeffas (demócrata cristiano, de Barcelona) -José Vidal. 3 S P. S. A. D. (Partido Social de Acción Democrática) -Dionisio Ridruejo. -Jesús Prados Arrarte. Pablo Martín Zaro. Enrique Ruiz García. Femando Baeza. Vicente Ventura.