Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I- -i i i- i- nr la explosión culinaria U S QUEIMADAS DE FRAGA, EL PESCADO DE AMES 1 DY, lAS PRACHCAS DE ALFONSD SÁNCHEZ, lAS PREFERENCmS DE GREGDRIO MARANON, lA DRENA COCINA Y LDS PRIMERAS PASOS DE U GENTE IDVEN Crece la afición por la cocina y ía gastronomía Las recetas de Fraga Iribarne para hacer la queimada E N C A B E Z A la l i s i a d o afic i o n a d o s a la b u e n a mesa M a n u t t I Fraga Iribarne, a c u y o p o l l f a c H t i r í m o no o s a j e n a la g a s l r o n o m í a C o n su d e s b o r d a n t e s i m p a tía y e n t u s i a s m o p o r c u a n t o s t e m a s a t a ñ e n su q u e r i d a- i e rra g a l e g a- m e c u c n i a t o d o s o b r e la- (i i i e i m a d a de la q u e e g e u p e r l o Pero d e j e m o s q u e ét h a b l e y nos c u e n t e su f o r m a de v e r y h a c e r In queimada- E s inducUble el renacimiento del mtercs mundial por U cocina la TevaloTÍzaciún e importanCLa de tas materias primas utiliíando Tcceta sencillas aín apenas salsas, volviendo 4 las parrillas, loi asados y las cocciones cortas al vapor. Esta cocina, aparentemenle más fácil y asequible, ha tenido muchos adeptos en e ámbito familiar, principalmente entre los hombres. Conoico muchos de ellos, cargados de trabajo intelectual y manual, que descansan metiéndose en U cocina a hacer sus apetits plats La vida moderna, sin servicio y en la que muchos hombres viven Bolofi en apartamentos por motivos de trabaío. ha contribuido también a este deseo de recordar la comida de hogar. En América y países amen cañiza dos, se almuerza habítualmente a base de ciandwichesB y chambutguesas Ello hace que La comida principal sea ü de la noche, eso sí, con u n horario más racional que nuestro disparatado horario nacional. Ese es el momento de la reunión familiar y colaboran en la preparación de la cena padres e hijoA. El momento que se goza de mayor tranquilidad para lucir las habilidades culinarias es el fin de semana. Con la ventaja de que se puede desfrutar la mesa y la sobrem e u reuniendo a familiares y amigos en t o m o a ella. El menú previsto debe pensarse el día anterior, a fin de obtener, sin miedo a sobresaltos de úliínia hora, lodo lo necesario para efectuar las recetas aprlecjdas- Otro requisito debe ser colocar a mano todas los utensíHos y elementos necesarios antes de comenrar a guisar. Este boom de la cocina íe refleja en la proliferación de críticos gastronómicos y en cantidad de reiÁstai especializadas en esa cuestión. Es frecuente ver las portadas de los grande semanarios mundiales tale como París Match Timea, etcétera, con folografías alusivas a la cocina. El Timei americano del pasado 19 de diciembre publicaba un reportaje sobre el tema c ilustra s u portada con un dibujo sobre lo que Ibma The cooking erare (La locura culinaria) Este reportaje me dio la idea de entrevistar brevemente a personas de todos los medios aficionados a guisar o con cultura gastronómica. Zenón Lm- queJinada- e t ei ponche gaUego por evce 4 icla- No fte conoce nvía mviot p ra cateAtar un ambleAle, sobra todo en una nocho fría y húmeda, o d n p u A s de una 1 ard cíe cafa o p c a No hay gripe que l i r tíGta, y no hay v j i l ú n m i a alegre y reconfortanre que la llamas de una- queimada bien ininejadaa y acompañadas de algún- Bsooiuuro (conjuro de melgaB o bnjjaa y t r a s g o i o duendefl) con totvSv de gaita o ds u n f o n a La -quermada et, a A i d l I a m e t i t aguardiente de orujop destilado en alquilara, quemado. Se toma vn r ciplenla de b i r r o o de cotH- e; se hacen muy aTtialicofi. para el c a í o en S i r g i d e l o i y cirom lugaret S echa un fítro o dos de aguardiente; ca hacB arder con un cucharán, a H r posible de piala y con mongo de madera. Ojo con los d estarkín que M desInlegran en medio da la (lama. Es bueno echar una maruana, con su cAscara (quedar delIckiflaAientfl i i a d a y u as c a l c a r e s de naranja y de llmónCon el mencionado cucharón Be echa arúcar. eflún la duiíLira que uno quiera darle. Va prefiero la q u e m u d a más bien ca y (aprendiendo de José María Caatrovleio procuro que et oFíicar t u j e del cvcharón hecho caramelo, lo que m e j i e l color y e l Eat or. Después viene el remate. La receta número uno lo hace con c a í la número do con vino tinta. Catie algo de Imaginación pocteríor eotí unas gotas de algún I k o r tipo- Colntreau ú T r i p l e eco El punáo sutil está e n apagarla a tiempo, para que ñá l i v denuaJado alcohol ni demauado poco. Se flJrve en l a z t i como iaa de caté o té. Es u n digestivo fanw o y prepara al Bueflo. Después de hacsr unaa cuantas, se puede ingresar en la Sutílime Orden de la Alquitara, con ede en Poríomarin ILugoJ. ds donde vlen H mejor aguardkenteA las s ñD aa con vestidos combustibles se les recomienda que no se acerquen demasiado a la quelnuda a n l H de apa (jarfa, y a las amas de casa, que no p í h i b í n ese dia manieln a mejor. Manuel Fraga Inbarne 3 a