Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUZ VERDE PARA LA INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA SIEMPRE HEMOS SUFRIDO LOS VAIVENES OE LAS CIRCDNSTANCIAS Esta Institución es completamente ajena a todo espíritu o interés de comunión religiosa, escuela filosófica o partido político dice Manuel Pedregal. Iglesia clama contra la concepción monopolística de la escuela única. mera y segunda enseñanza. El e n t u s i asmo renovador de Giner para hacer hombres conduce al método intuitivo, al rechazo de textos y exámenes, a detestar la repetición mecánica, memorística y carente de vida. -Don Francisco Giner fue, ante todo, un hombre sencillo. Concebía las clases como ensayos para la convivencia y el despliegue de la imaginación. Inculcaba a sus alumnos el amor al trabajo, paciencia, perseverancia, odio a la mentira y espíritu de tolerancia. Los esfuerzos de la institución se materializaron en una amplia gama de centros culturales que apuntaban hacia una renovación de las actitudes espirituales y científicas: la Junta de Ampliación de Estudios y de Investigaciones Científicas, la Residencia de Estudiantes (1910) y el Instituto Escuela (1919) etc. NUNCA DIMOS NINGÚN ESCÁNDALO Manuel Pedregal Con la República, moderados; con el franquismo, revolucionarios Hablemos de la coeducación. -Ese es otro de los postulados que la Institución lleva manteniendo desde el principio. Nunca vimos nada malo en que niños y niñas estudiasen ¡untos. Al contrario, comprobamos que se desarrollaba mucho mejor el compañerismo, la sinceridad y el espíritu de colaboración. Naturalmente, en aquella época estas hipótesis constituyeron todo un escándalo. Pese a ello, los alumnos que se habían educado en la Institución no fueron protagonistas de ninguno. Mil ochocientos setenta y seis. Un decreto del marqués de Orovio expulsa de sus cátedras a un numeroso equipo de profesores de universidad por considerar que no seguían la línea marcada por el Ministerio de Instrucción Pública. El 31 de mayo de ese mismo año se constituyó en Madrid una asociación cuyo objetivo era construir una Institución Libre de Enseñanza -Nosotros siempre entendimos que tanto profesores como alumnos tienen derecho a manifestarse tal y como son. Como diría Gumersindo Azcárate, emprender el lento camino de las reformas para evitar el violento de las revoluciones En jnayo de 1940, la Institución Libre de Enseñanza era eliminada como objeto de especial prevención. Hoy- -y desde el pasado 1 de julio- -los treinta y siete años de ilegalidad de esta entidad centenaria son sólo un desagradable recuerdo. Durante el largo paréntesis que precedió a su reconocimiento legal, unos cien de los más de mil alumnos existentes en total continuaron reuniéndose. No de forma estrictamente clandestina, pero sí al margen del flujo cultural vigente entonces. Un vetusto hotelito de la calle Martínez Céimpos fue sede y patrimonio de la Institución. Hoy cumple las funciones de colegio municipal. Pero llegó la hora de las reivindicaciones. En cuanto les sea devuelto, los herederos de la semilla del krausjsmo comenzarán la entusiasta tarea de desempolvar de una vez y para siempre el espíritu latente de su fundador. N la República fuimos considerados como moderados. El franquismo nos tacharía después de revolucionarios. ¿Y ahora? -Muchos se alegran de nuestra vuelta. Otros nos contemplan como a las estampas de un libro antiguo. Manuel Pedregal Fernández, actual presidente de ia Fundación Giner de ios Ríos. Don Manuel como le llaman afectuosamente quienes le tienen respeto. Setenta y seis años. Abogado. Un manojo de historia y de recuerdos ai rojo vivo. Impecable y cordial. -Nuestra radical tolerancia- -bromea- -nos ha hecho siempre oscilar como un péndulo, al son de las más diversas criticas. T m Jji la idea de una escuela pública, única y gratuita? Don Manuel se ha puesto un poco nervioso. Busca entre sus papeles y lee casi al dictado una de las bases de la institución, quizá la que más personalidad le dio: Esta institución es completamente ajena a todo espíritu o interés de comunión religiosa, escuela filosófica o partido político; proclamando tan sólo el principio de la libertad e inviolabilidad de la ciencia y de consiguiente independencia a su indagación y exposición respecto de cualquier otra autoridad qua la de la propia conciencia del profesor -Pero eso no acaba de responder a mi pregunta... -Es que desde siempre se nos ha atacado por pedir libertad de enseñanza para todos, profesores, padres y hasta para los mismos alumnos. No estuvimos nunca ni a favor ni en contra de la enseñanza de la religión como asignatura obligatoria. Pero es que ahora, hasta la misma EN EL 40. TODO PARALIZADO -Todo se quedó paralizado en el año 40. Pero lo que recuerdo con más tristeza es el fin de las Misiones Pedagógicas, que aportaban actos culturales, libros, charlas y transistores por los pueblos más desventajados de España. D e s d e mediados de septiembre, tos antiguos alumnos de la Institución están gestando toda una serie de proyectos a poner en práctica en cuanto se les devuelva su antiguo patrimonio. -Va no pretendemos una labor pedagógica directa. Trataremos más bien de mantener y propagar ¡os ideales de la Institución a través de seminarios, estudios, conferencias y cursillos internacionales de promoción de profesorado. En resumen, vamos a tratar de mejorar los sistemas educativos a través de la tolerancia y el espíritu reformista. Rosario Sanz 25 FRANCISCO GINER: UN HOMBRE SENCIULO Cinco años más tarde- -y bajo el Gobierno de Sagasta- -se establece oficialmente la libertad de cát dra y los profesores son reintegrados en las mismas. No cesan, sin embargo, las actividades de la Institución. Se centran en la reforma pedagógica de la pri- -Sin embargo... -Es verdad, hoy se admite como indiscutible e incluso algo retro casi todo aquello que nosotros llevamos propugnando más de cien años. Por ejemplo, la coeducación y la libertad de enseñanza. ¿Apoyaría la Institución