Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACIO el 25 de enero de 1923 en Madrid, donds cursó primera enseñanza y el primer año del bachillerato en el Liceo Francés. Prosiguió sus estudios de bachillerato, hasta el cuarto curso, en el colegio de los padres escolapios de San Antón. Por causa de la guerra civil realizó los restantes cursos de segunda enseñanza en el Instituto de Segovia. Su vocación universitaria y docente se inició en la Universidad de Madrid, donde estudió la carrera de Fiílosofía y letras, sección de Historia, entre ios años 1939 y 1943. Fue alumno de prestigiosos maestros, como Manuel García Morente, LeopoUdo Eulogio Palacios, Enrique Lafuente Ferrari, Rafael Lainer Alcalá, Ángel González Palencia, Diego Ángulo Iñiguez, Jesús Pabón, Antonio Ballesteros y Ciríaco Pérez- Bustamante. Pero debo en especial a este último, de quien fui alumno y colaborador directo durante varios años, el sentiido de rigor, del servicio y del sacri ficio que implica la profesión universitaria subraya el profesor Delgado. Terminada la licenciatura se doctoró en Filosofía y Letras, sección de Historia. He aquí, en síntesis, la historia académica de Jaime Delgado, con líos cargos que ha ocupado: Profesor ayudante (194548) y profesor adjunto por oposición desde 1948 a 1955. En noviembre de este último año ganó por oposición la cátedra de Historia de América en i a Universidad de Barcelona, donde permaneció en su actividad docente hasta el año 1973, en que se trasladó a Madrid para ocupar la misma cátedra en ia Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense. Durante el trienio 1960- 63 fue decano de la Facultad de Filosofía y Letras de H Unia versidad de Barcelona. Asimismo, el profesor Delgado desempeñó é cargo de jefe del Departamento de His- 1 nm m m mm JAIME DELGADO MARTIN Catedrático de. Historia de América en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense toria del Instituto de Cultura Hispánica (seminario de Problemas Hispanoamericanos) desde 1947 hasta 1950. Entre los años 1952- 55 fue subdirector de la Escuela de Estudios Hispánicos Contemporáneos, del Instituto de Cultura Hispánica, y secretario de la cátedra Ramiro de Maeztu del mismo Instituto. Entre los cargos políticos que iha desempeñado figuran: delegado provincial deJ Ministerio de Información y Turismo en Barcelona (agosto de 1952 a noviembre de 1964) director general de Cultura Popular (1972- 73) y delegado nacional de Cultura (a ñ o 1975) Sus obras- -se refiere sólo a libros escritos- -comprenden dos apartados: el de la historiografía y 1 de la creación literaria, en especiail la poesía. Dentro del primer apartado deben citarse las siguientes obras: La independencia de América en ¡la Prensa española (1949) España y México en 1 siglo XiX (tres tomos, 1950- 53) Introducción a la Historia de América (1957) La independencia hispanoamericana (1960) Sudamérica, alta tensión (1962) y La América contemporánea (en prensa) Entre sus libros de poesía figuran Hombre de soledad Memoria del corazón (premio Ciudad de Barcelona de poesía castellana, 1956) Lo nuestro (Premio Nacional de Literatura Hermanos Machado 1966) Bajo el signo de Aries y El libro de Segovia (Premio Nacional de literatura José Antonio Primo de Rivera 1975) También ha escrito ensayos literarios sobre tierras de España, Europa e Hispanoamérica: De amar y andar (1976) Está casado con doña María Luz Larios Teijeiro. El matrimonio tiene dos hijas: Paloma y Almudena, estudiantes de bachillerato en el Liceo Francés. Entre sus grandes aficiones destacan la lectura y la práctica del ajedrez. Con relación a la situación en la Universidad españcla y a la politización de i os estudiantes, el profesor Delgado Martín opina: la actual situación de la Universidad procede de su masificación, que va directamente contra ¡lo que la Universidad significa y representa. La selección viene impuesta de suyo, ya que universitario es propiamente quien ha demostrado vocación y preparación para cumplir los dos f i nes esenciales de la Universidad, que son: hacer que la ciencia adelante- -investigar- -y transmitir a los demás esos adelantos- -enseñar- Hay, pues, que distinguir entre un abogado (quien va a ganar y perder pleitos) y un investigador o especiailista en la Ciencia Jurídica; entre un médico (quien va a curar o visitar enfermos) y un experto en la Ciencia Médica, en líos orígenes de la vida, etc. Y añade: En 1 a Universidad hay que hablar de clases mentales y no de clases sociales. En la Universidad se debe hacer tan sólo política universitaria 67