Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS QUE NO DIERON EL SI De los 497 procuradores en Cortes que asistieron a las tres iornadas del Pleno de la Reforma, 59 votaron negativamente a la propuesta del Gobierno y otros trece se abstuvieron de dar su opinión, lo que en un caso como este se computa como voto desfavorable al proyecto. En este recuadro desglosamos la procedencia de los procuradores que votaron no o se abstuvieron. Como se observa, los sindicales y los consejeros nacionales forman el grueso de la oposición. De los siete militares que votaron negativamente, tres son procuradores por designación directa de Francisco Franco y los otros cuatro lo son en su calidad de consejeros nacionales. VOTOS NEG. TIVOS Dieciocho procuradores del tercio de representación sindical: don Rafael del Águila Golcoechea, don Luis Aguilar Sanabria, don Manuel Baldellou Ciprés, don Agustín de la Barcena y Reus, don José María Cabildo Guerrero, don Félix Fernández Casanova, don José María Fernández de la Vega y Sedaño, don Vicente García Ribes, don Miguel Gatell Poblador, don Antonio González Sáez, don Antonio José Hernández Navarro, don Alfredo Jiménez- Millas y Gutiérrez, don Francisco Lapiedra de Federico, don Eugenio Lostau Román, don Dionisio Martín Sanz. don José Ramón Martínez Galán, don Fernando Mateu de Ros, don Rafael Piera T o r m o Siete procuradores corporativos: don Fernando Aguilar Galiana, don Francisco Cabeza López, don Fulgencio Coll de San Simón, don Joaquín Fernández López de Uralde. don Fidel del Oro- Pulido López, don Manuel Rivas Guadilla, don flamón Velázquez Zambrano. Oc 70 procuradores por tercio familiar: don Eduardo Ezquer Gabaldón, don Ricardo Fernández Gutiérrez, don Vicente Ferrer Mondina, don Luis Ibarra Landete, don Luis Martínez Gutiérrez, don Manuel Mendoza Ruiz, don Eduardo Urgorri Casado, don Pedro Zaragoza Orts. Diecinueve consejeros nacionales: don Jerónimo A l magro y Montes de Oca, don Agustín Aznar Gener, don Juan Castañón de Mena, don Julio García Ibáñez, don Joaquín Gías Jové, don José A n t o n i o Girón de Velasco, don Anselmo de la Iglesia Somavilla, don Carlos Iniesta Cano, don Manuel Montero Valle, don Alfonso Pérez- Viñeta y Lucio, don Blas Pinar López, don Diego Salas Pombo, don Julio Salvador y Díaz Benjumea, don Jesús Suevos Fernández, don Julio de la Torre Galán, don José Utrera Molina, don Manuel Valdés Larrañaga, don Rodrigo Villar Téllez, don José Luis Zamanillo y González- Camino. Siete procuradores por designación directa del anterior Jefe del Estado: don Antonio Barroso y SánchezGuerra, don Juan Ignacio Escobar Kirpatrick, don Raimundo Fernández- Cuesta y Merelo, don A l f r e d o Galera Panlagua, don José Guerra Campos, don José Lacalle Larraga, don José María de Oriol y Urquijo. Adolfo- Suárez El presidente aplaude a la Cámara en afrontar las enmiendas a la totalidad y tratar de pasar el proyecto en bloque, o con mínimas concesiones, apoyado por el procedimiento de urgencia, manejado con mano de hierro y guantelete de terciopelo suasorio por el presidente de las Cortes, señor Fernández- Miranda. Las cuestiones de procedimiento, en, todo debate parlamentario, si en principio pueden parecer meramente formales, cobran una importancia decisiva. De este modo, a las enmiendas a la totalidad, argumentadas por los defensores de la democracia orgánica, salvo Escudero Rueda, con un t e x t o más abierto que el de la ponencia, había que sumar, en los caballos de batalla de este Pleno, el sistema electoral y las cuestiones d e procedimiento, fundamentalmente la votación en bloque o por separado de las enmiendas y e! tiempo para defenderlas un total do 72 votos de casi quinientos v o t a r l e s Transcurrida la primera jornada con la actuación de los nostálgicos de la democracia orgánica, se entraba en la verdadera batal ü, promovida por 1 o s enmendantes parciales. L ado que el Gobierno necesitaba mayoría de dos tercios para que la Cámara diese luz verde al proyecto, no podía mostrarse t o t a l m e n t e irreduct i b l e so pana de que los que disentían en aspectos parciales, al no concedérseles la oportunidad de votar por separado los puntos de su enmienda, pasaran a engrosar las filas de los que se oponían al proyecto en su totalidad. Esta posibilidad flotó en algunos momentos en el ambiente, en los pasillos y en e! bar, donde a lo largo de les debates se refugiaron buen n mero de procuradores. En sesión del día 17 intervinieron un total de quince procuradores, con enmiendas y sugerencias al texto propuesto por la ponencia. Otros seis procuradores más tomaron la palabra en relación con los puntos del proyecto de ley modificados por la ponencia en su informe. Un total de 21 intervenciones, al final de las cuales el inicial optimismo del equipo gubernamental, que ha multiplicado conversaciones y pactos para asegurar la aceptación, estaba en su momento m á s bajo. Como anécdota, se cuenta la de un alcalde balear que aseguró su voto positivo a un portavoz gubernamental, que no parecía del todo convencido de cuál sería la decisión f i n a l A n t e la desconfianza el edil balear aseguró: Si quieres, te lo f i r m o con el sello del Ayuntamiento MILIT. 4 LRES QUE VOT. 4 RON NO Don Antonio Barroso y Sánchez- Guerra, don Juan Castañón de Mena, don Alfredo Galera Panlagua, don Carlos Iniesta Cano, don José Lacalle Larraga. don A l fonso Pérez- Viñeta y Lucio, don Julio Salvador y DíezBenjumea. EL PROYECTO, AMENAZ. -iDO POR L. 4 S EXMIEND. íVS P. RCIALES Blas Pinar, consejero nacional por designación de Franco y dirigente de Fuerza Nueva, hizo uso con gallardía y brillantez de la palabra en apoyo de la democracia orgánica, como consustancial al régimen anterior. La ponencia argumentó que se trataba de arbitrar procedimientos para que se reflejara la voluntad popular, y que quien votara en contra de la ley, votaría en contra de que el pueblo hable, y que la ley de reforma no contravenía los Principios Fundamentales, q u e eran modificables. Esta posición es la que en la votación final se anota los votos negativos y las abstenciones, con -iBSTENCIONES Dos del tercio de representación sindical: don Bernabé Peris Gimeno y don José María Serrats Urquiza. Uno por el tercio guez- Bolívar. familiar: don Manuel Sola Rodrí- I 24 Diez consejeros nacionales: don Fernando Dancausa de M i g u e l don Jesús Florentino Fueyo Alvarez, don Antonio José García Rodríguez- Acosta, don Fernando Hernández Gil. doña María Teresa Loring Cortes, don So itiago Pardo Canalís. doña Ménica Plaza de rado. oona? ¡lar Primo de Rivera y Sáenz de Heredia. don Emilio Romero Gómez, don Blas Tello y Farnández Caballero. ilMUmiiüiliBlHi iiiBüiíiHJ UÍH 8I in 3 ri niiniTnTriiinni 7i ¡iMTii. ir: iiMiJttMmiii; ii! riiiíEiiitBiiim