Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E N todas las obras d Ana Olosdado, desdo- O M d a ros tamboras- que fus fa priniorfl. hay una a m b i d ú n w r l a Ja busca da Ljn s nELüc prorundo da la vida. En Eta tHmblfrn. Ls sugesTÍún da la crJonla zorrlllssca D una digresión de e scnlido qu B 5 é aentro úo un esqueina d d pugna eju lencial. Nos encortlramos con cuairo personajas íun hombie vte o, doa hombres jómanos y una rniichacha c i 3 j Encerrados por los ofoi Eoa de una caiAsrroro atómVcA en unos grandes Hln contt Ya leñemos Ahí una primera sugbsllán de- huís C I D Í- Sastre, (sn L EiisEsndalIsmc csl un humanismo- escrjbe: La llb rlad, a través da cada elrcunsíancla concreta, no pu ío tercer por f i nalidad más qua Quererse a sf m i s m a- Lo falta d a libertad y una convivencia forzada a Irram e d a b k constituyen los predicados de la historia de Ana Dio dado, a los que añade una protesta dB carAcler generadonal. una UN DRAMA EXISTENCIAL Y de Cachemira Chales de Ana Díosdado, en el Valle Jnclin, prolesifi contra las amos del mundo, capacas da acabar con las JQima? de la vida. La tesis paaa por un procoso de- l enfer. c esl ios Autres- en el que SB enfrcnlan morales dlstlrv laSn y acaba en una icconclMaclún objetiva, a da una acciún común por la libertad. Allí, QncerradOi en unos a l macenes medio hundidos en la ¡erra, tratan tíe convivir Juan (NarcíGo Ibánez Menta, el hombre viejo) Blell Jaime Blanch) Dany N l c o l l s Dueñas) y Espe fia nffls crefja, que ea Sandra Sulherland) También enconlramo aquJ, on este en cierro (orzoyo, una apelación dialéctica a s sexualidad, como en Sastre, pero atemperada por la esperanza y el terror de un hijo. Ha dicho una apelación diaJéctlcfl. El problema no se aiiscWa EnEro uno d e los hombrea y la muchacho da trece años) fi erítra ellos respecto a la muchacha. cho dp los pübliooí do laalro, y quo auEomútJcamanln craa una sugesilón sarireana. P c n j i hecho da que tiays abordado una (pf rienclii dramática de osa naturaleza, un drama de tilc aila axisfsnclal, es por si mismo digno de apliiuso. Los aplausos Que calurosamente recibió nf TmaJ de ia represen tac! ún. De oEra parre, al apoyo de un suceso c o m o fll do la aiomizaclón de; mundo es, por más que sea un suceso fácil ble. una InQHnuJdad Porque yo no creo que Ana Diosdado haya querido ejemplarizar acerca da osa tema: no creo qufl la obra, y g prueQa está on lo que vengo diciendo da ella, tanga una simplemente pacirísla. No, Son las idsas de í? llbc rtad y de ta projimidad las que Importan a la aulora. Pero un espectador no demasiado atento pueda confundir el tema. Hay perfiles on la CLASínCAaON DE LAS OBRAS TEATRALES TmJLO AUTOfl PRETES iü 1 D 1 33 1 10 ia 3 30 LOCAL (tal doctor V i b n y LacarroiBú ploma c i i H l a n la r c ó m b a le M Opak T Talla CAnddo K BevfD U. daLflia RL Telado Denetania F. Ntava LSoUevIHB J. K PraOa XTniilIki A. U Ventura 31 1 Flaans VDAUV T. E- L J L U p e l V, kLJLEoea U n Eqwn P, Shartar Cometa HatUamoi catcAn q u H w l q G- GanUta L OentJIe z. AmldiH Amt a, una escena de la obra que muestran IDA efectos da una catás trote nuclear. Intento serto de Ana Djoedado. directora y aulora (abajo) sino entra Biell y Dany. Qulefo decir que el enírentamlento de esTpi dos hombres- por la iriuchacha, aun no siendo 6 s i el motivo medular da la obra, sirve para desencadenar no dos conceptos de la exisTencia. y qulTJi fuera esa la Lnlención de la aulera, sino dos reacciooes exlsienclaTas: la esperanza de BíeJI, q u t nace de un m edo irremediable y de una ceguera propiciada por él mismo, V Ifl dsíosperación lúcida de Oany, que naco de una oceplaciün del ¡nith a de la realidad. Pero ea evidenle que. al margen de Jos dales de carácter, amtws tierwn flf mÍAmij concepto de la J i b f l a d y da la vida. Eape y Juan son los puntos de apoyo, de Irlcclón a llecos, e n loa qua Dany y BicH suslenlan u discurso po fimico, AI no debñTlrse en la pieza conceptos, la obra se lorna a veces discursiva y refleja. Los perscnales se enfrentan con fliCHaclones, con sarcasmos, con allrinacionfli; do la voluntad o con asiuoUs es- to en lo que l o ca a Djiny) paro no con Id ds Ana Dioadado liene que comprender que un- huís d o s- tira mu- A. C ancla Ljvcriadaí L C a n a l 19 Arfu (M B u f l A l D BU U- H aro B. R t u a A. Harmlde aCDboi CMonl J U. -U o m p i n Paula M a n a l Í 7 Arlequín cardo bontquaro P, d V K T w 2 Intanle laabal TlMpUim kln i Barrolto EH A c a v K í o U- AruH J. J. Ote ul ID aub MhmVM t i gaHIna ikierm La piel dt llmAn Yda Cacha mtre, chita ¿patita U. M e d l t r o 4. S a i a t o n i l l E. Rtvaa A. AaihMida Ch. Sorlana J Puente H. 1 Menta J. aianch N. Du Haa 3 Uarlin J Salom 2 Majqulna A. Dloadado 2 VelleInclén A. Gala UHa iT L- Tovnr U n lna VlctoHa pleza muy bien delinldos. Períiles, eQlrucluras- Juan muere da un modo violenta íortullo, pero, en el fondo, jorque no llene iusion de luluro, porque era ya un muerto vhnj. y además. 42 rOIOn ALYARD C fClh f l l A T d