Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
da oportunista que algunos aventuran, como señailamos al principio. El título de la obra pretende justifica- rse por un prólogo- entrevista del autor con Luís María Anson. A bocajarro, hábilmente, Meíino interroga al conocido adalid monárquico sobre determinadas cuestiones que, a nivel popular, han sido consideradas pe- cados tradicionales de la Corona en nuestro pais. Anson responde- -rebelde- -con su talento, sensatez y claridad habituales. Vale la pena soborear este ágil coloquio de trece páginas. Cuestión distinta es, naturalmente, la opinión que a cada cual pueda merecerle el subterfugio. Juan Baiansó NARRACIÓN Obras escogidas de Erle Stanley Gardner Carroggio, 1.122 págs. 700 ptas. llo en que se ha convertido la literatura y que su mérito, por el contrario, consiste en acercairse al cine, y, como él, actuar por la imaginación sobre la imaginación se asegura que desde el punto de vista estricto de la crítica literaria la obra de Gardner no contiene méritos especiales, pero desde este poderoso ejercicio de la imaginación sobre la imaginación que es el cine, Gardner está a lia misma altura de ios valores peculiares que a este respecto tienen Hammeít, Chandier e Iris Aun estando en parte de acuerdo con 3l prologuista, debo consignar que Erle Stanley Gardner era ya famoso mucho antes de que la televisión norteamericana adaptara los conocidos episodios de Perry IVlason, personaje principal de la inmensa mayoría de las novelas de Gardner. Si bien lias obras, en sí mismas consideradas, son efectivamente muy cinematográficas, poco o nada acercan a Stanley Gardner a tos tres autores citados. La violencia de ios dos primeros brilla por su ausencia en los Casos de Gardner (aunque no tanto en algunas de las otras obritas firmadas con el seudónimo A. A. Fair) En cuanto a Willíam Iris, se aleja tanto de ia novela policíaca pura que ia comparación resulta a todas luces improcedente. En lo que sí acierta enteramente el prologuista es, a mi juicio, en señalar ias disimilitudes existentes entre los protagonistas de dichos escritores y Perry Masón. Este actúa estrictamente dentro de la legalidad, con esa escrupulosidad y conocimiento de causa que le confiere al personaje la calidad de jurista de Gardner. Lucha con todas sus energías, pero con paz, para que resplandezca la justicia. Sam Spade y Philip Marlowe, por 1 contrario, son individuos vioientos, sin escrúpulos, que se mueven en ocasiones al margan de ia Ley, practicando demasiado a menudo los mismos trucos empleados por ios delincuentes a quienes persiguen. Alrededor de noventa son los Casos publicados por Erle Stanley G a r d n e r. Seleccionar, pues, cinco soiamente no era tarea fácil ni cómoda. En la novela policíaca, más que en cualquier otra obra de creación, ia analogía, similitudes o coincidencias amenazan con restar originalidad al conjunto de ila producción del escritor que sea. Máxime en lo que concierne a los muy prolíficos como Gardner. No obstante, creo sinceramente que el objetivo se ha logrado en forma óptima, dentro de sus dificultades, al recaer la elección sobre El caso del anzuelo con cebo El caso de ia n o v i a curiosa El caso del ojo de cristal El caso del gato del portero y El caso del retrato falso que se cuentan entre lo más granado, personal y característico de cuanto brotó de tan fértil pluma. J. L. Vázquez- Dodero LIBROS MAS VENDIDOS EN LA SEMANA T Í T U L O S AUTORES EDITORES Págs. Ptas. E 11 ERIA notoria injusticia no situar a Erle Stanley Gardner (1889- 1970) entre los grandes de la novela de misterio. Si bien su estilo iitera r ¡o no es muy brillante, no por eso deben restársele méritos en la parcela que él ha cultivado con dedicación y desvelos. Quizá un mínimo de sosiego te hubiera permitido ponerse a la altura de aquellos que están mejor considerados por la crítica policiaca especializada. Sin embargo, es posible que muy pocos le superen a él en fantasía, en conocimientos juddicos y en otros mil detalles tan relevantes como puedan serlo la simple forma. A propósito o sin proponérselo, Stanley Gardner sacrifica la pureza literaria en beneficio de la trama. Está más en la línea de Agatha Ohristie que sn la de Simenón, en la de Edgar Wallace que en la de William Iris, por no poner más que un par de ejemplos. Pero siempre con una vigorosa personalidad propia que le diferencia en alguna medida de todos ellos. Sus limitaciones o deficiencias estilísticas las supera con creces con el interés específico de los argumentos. En el campo de la novela- problema o de la novelaenigma sin mayores pretensiones que las de entretener, a Erle Stanley Gardner no se le puede discutir el lugar preeminente que se ha granjeado por decisión exclusiva de sus millones de Jectores. En el prólogo a estas Obras escogidas (apoyándose en ia opinión de Jean Cassou, quien sostiene que la novela policíaca, afortunadamente para ella, no tiene nada que ver con aque- S CREACIÓN 1 Alguien voló sobre el nido del cuco 2 Diccionario de Coll 3 Las ninfas 4 Nacida inocente 5 Caria a un niño que no llegó a nacer 6 Señas de identidad 7 El triángulo de las Bermudas 8 Niñas... al salón 9 La gangrena 10 Sala- din K. Kesey J. L. Coll F. Umbral Dipego- Hurwood 0. Failacci J. Goytisoio Ch. Berlitz Argos- Vergara Planeta Destino Martínez Roca Noguer Seix- Barral Pomairs 358 222 248 214 120 422 292 234 537 365 375 180 250 250 225 350 360 160 350 350 1 2 6 10 7 27 21 2 16 8 37 4 34 11 5 9 8 4 F. Vizcaíno Casas Planeta M. Salisaohs A. Osmond Planeta Argos- Vergara PENSAMIENTO 1 ¿A dónde vas, España? 2 El día que murió Guernica 3 Descargo de conciencia 4 Charlas en la prisión 5 La España Real 6 ¿Qué san... Las izquierdas 7 Memorias políticas y de guerra 8 La revolución dietética 9 ¿Qué es... El Socialismo 10 ¿Qué es... El Bunker R. Tamames Witts- Thomas P. Laín Entraigo M. Camacho J. Marías E. Tierno Galván M. Azaña Dr. Atkins F. González A. Alvarez Solís Planeta Plaza Janes Barral Laia Espasa- Cal pe La Gaya Ciencia A. Aguado Grijalbo La Gaya Ciencia La Gaya Ciencia 236 270 513 88 300 80 638 398 80 80 160 150 450 100 225 75 1.200 450 75 75 3 2 1 5 4 5 12 9 4 11 5 13 12 4 5 8 6 9 7 Para esta lista se han consultado ias siguientes l i b a r í a s Albacete: H e r s o A l m e r í a C a j a l Avila: Med rano; Badajoz: La A l i a n z a Barcelona; Casa de! L i b r o C o r t e Inglés, Francesa, Hogar del L i b r o Bilbao: V i l l a r Burgos: M a i n e l Cádiz: M i g n o n Castellón; A r m e n g o t Córdoba; L u q u e Gerona; Plá D a l m a u G i j ó n A l p h a Granada: Cont i n e n t a l Guadalajara; C o b o s Huesca: Casa de las Novelas; Jaén; Don Q u i j o t e La Coruña; A r e n a s Las Palmas; L a r r a M a d r i d A f r o d i s i o Aguado, A g u i l a r Casa de l L i b r o D r u g s t o r e de F u e n c a r r a l El C o r t e Inglés, Galerías Preciados; Málaga; I b é r i c a Oviedo; G e m a Palma de Mallorca; M a l l o r c a Pamplona: Gómez; Salamanca; L i b r e r í a Cervantes; San Sebastián: I n t e r n a c i o n a l Santander; L i b r e r í a Estudio; Sevilla: Sanr; Tarragona: Librería G u a r d i a s Valencia: Bello, Corte Inglés, Riga! Valladolid: L a r a V i t o r i a L i n a c e r o Zaragoza: L i b r e r í a General, 59