Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mm ACIDO en El Ferrol del Caudillo en febrero de 1911, en el seno de una familia de militares (su abuelo materno, el almirante don Augusto Miranda, fue ministro de Marina) don Emi lio de la Cierva y Miranda, capitán general de Baleares, ingresó en la Academia General Militar en 1928. Desde su infancia sintió la vocación castrense, tal vez influido por el hecho de ser hijo, hermano y nieto de militares. Los jalones de su carrera militar se concretan en los siguientes ascensos: teniente de ingenieros en 1933; capitán, en 1937; comandante, en 1943; teniente coronel, en 1952; coronel, en 1963; general de brigada, en 1969; general de división, en 1971, y teniente general, en 1974. Las unidades donde ha estado destinado son: Grupo Mixto de Zapadores y Telégrafos número 4, Regimiento de Transmisiones, Regimiento Mixto de Ingenieros número 8, Regimiento de Transmisiones para las Fuerzas Aéreas, Academia de Ingenieros, Grupo Mixto de Ingenieros número 2, Regimiento de Zapadores de Fortaleza número 1, Jefatura de Transmisiones del Ejército, Jefatura de Ingenieros del Ejército, Regimiento Mixto de Ingenieros número 2 y Parque Central de Ingenieros. Como general de brigada desempeñó el cargo de jefe de Ingenieros de la II Región Militar y director de la Escuela de Aplicación de Ingenieros y Transmisiones del Ejército. Como general de división desempeñó los cargos de segundo jefe de Tropas de la VIII Región Militar y de gobernador militar de Pontevedra. Posteriormente fue subinspector de Tropas y Servicios de Baleares y gobernador militar de Mallorca. Está en posesión de las siguientes condecoraci o n e s: dos Cruces de Guerra; Medalla de la Campaña; dos Cruces Rojas; Cruz Blanca d d Mérito Militar; Placa, Cruz y Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo; Medalla Militar Colectiva y conidecoración especial del Regimiento de Transmisiones. Está casado con doña Dolores Morales Carreras, de cuyo matrimonio no tiene hijos. mm m a mmm EMIUO DE LA CIERVA Y MIRANDA Teniente general del Ejército Fecha de nacimiento Fecha de pase a la situación B Fecha de pase a la reserva 11 de febrero de 1911 11 de febrero de 1977 11 de febrero de 1981 inculcándola los principios de la verdad, justicia, libertad, respeto, cumplimiento del deber, etc. y el amor a la familia, la religión y la Patria; colaborar- en extender lo más posi ble los conocimientos técnicos de toda índole, ¡para elevar la formación profesional de los españoles. Esto, que es tan importante ¡para el desarrollo socio- económico nacional, en muchos casos sólo puede lograrse durante la vida militar, especialmente para aquellos que desarrollan sus actividades en poblaciones pequeñas y que, lógicamente, no cuentan con medios de enseñanza por falta de personal y material adecuados. Con ello, las Fuerzas Armadas alcanzan dos objetivos: el de preparar a 1 a juventud para defender, en caso de necesidad, la integridad de la Patria o el orden constitucional- -fin primordial- y el de proporcionar a esta misma juventud, como complemento de su instrucción militar, conocimientos que le serán de mucha utilidad cuando se reincorpore a la vida familiar, y que contribuirán a elevar el nivel medio cultural, moral y profesional de la comunidad española. En una alocución pronunciada por Radio Popular de Mallorca el fin de año de 1974, el teniente general De la Cierva y Miranda dijo: Porque a España se la sirve también así: trabajar conscientemente, cada uno en su puesto de trabajo, sea de mucho o de poco relieve social; cumplir fielmente con nuestro deber, respetar siempre a los demás, dando a cada uno lo suyo, hacer, en una palabra, que brille siempre la justicia, base primordial e imprescindible para que impere la verdadera paz En un artículo publicado en la revista Honderos con motivo de la Pascua Militar de 1976, don Emilio de la Cierva señalaba: El Ejército, que en todo momento se siente responsable de la misión que le señalan las leyes del Reino, que sabe cumplir estrictamente con su deber de ser celoso guardián de las nobles virtudes castrenses, no cejará en perseverar en ellas para mantener la unidad y la paz, rodeando al Rey de España del mismo afecto, lealtad y apoyo que antes brindó al Caudillo, porque sabe que servir al Rey es servir a España N rj f Posee el idioma inglés y entre sus aficiones destacan la lectura y la práctica de los deportes de campo y mar. Su opinión sobre el papel de las Fuerzas Armadas dentro de la comunidad nacional se expresa en las siguientes pailabras: El Ejército, columna vertebral de la d e f e n s a nacional, tiene un cometido específico y concreto, detei minado en las correspondientes leyes españolas. Ahora bien, dentro de la comunidad nacional, además del necesario perfeccionamiento de sus diferentes mandos, y de inculcar al personal de tropa los conocimientos de carácter militar, las Fuerzas Armadas tienen un importantísimo papel que desempeñar: el de colaborar con distintas enti dades especializadas al efecto, para mejorar la instrucción y educación de los soldados, más allá de lo puramente castrense, proporcionándoles- aprovechando su paso por el Ejército y dentro de las limitaciones propias de tiempo y medios- -el mayor número de enseñanzas, tanto en su aspecto intelectual como moral y profesional Irfteresa, a mi modo de ver, que el Ejército siga trabajando con ahínco no sólo en la labor de enseñanza de analfabetos y semianalfabetos, sino también en ampliar conocimientos culturales de la mayoría de los soldados; contribuir a la formación moral de la juventud española,