Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
URI GEllER: ESCANDALOSO TROCO PDRliCITARIO Acusado de farsante en todo el mundo, mal visto en su patria- -Israel- Uri Geller ha desarrollado su show en Televisión Española. ¿Por qué Directísimo ha traído a Uri Geller coincidiendo precisamente con la salida de su libro- Mi fantástica vida -en España? LEOPOLDO STAIWPA Notario del Ilustre Colegio de Madrid UN NOTARIO NO PUEDE CERTIFICAR QUE ESTE SEÑOR NO VIO EL DIBUJO No puedo contestar a estas dos preguntas porque no vi el programa en cuestión. En cuanto a la pregunta de por qué el notario requerido por los responsables del programa se negó a certificar la experiencia, le diré lo que pienso. Por lo visto la experiencia consistía en lo siguiente: alguien debía dibujar algo para que Uri Geller lo adivinara telepáticamente. El notaíio debía dar fe de que ese dibujo no había sido mostrado anteriormente a Uri Geller. Pero el notario no puede certificar que este señor no había visto antes tal dibujo, porque excede de lo que percibe por sus sentidos, que es de lo que puede dar fe. Yo tampoco hubiera certificado si se me hubiera propuesto. lULio RODRÍGUEZ Catedrático de la Universidad Autónoma EN PRINCIPIO NO LO CREO Debo decir, en prin- cipio, que no vi el progí- ama, porque no veo nunca la televisión. Pienso, sin embargo, que del mismo modo que hubo una época en que no se conocían los Rayos X o las radiaciones nucleares, hoy pueden existir fuerzas desconocidas que la ciencia tendrá a su alcance en el futuro. Igualmente, hay posibilidades de que la ciencia descubra las leyes de la transmisión de pensamiento, que de hecho se da con frecuencia. En este campo, se dan casos curiosos y no ya entre mentes muy desarrolladas o extraordinariamente inteligentes sino, por ejemplo, entre ¡matrimonios que han llegado a un grado de compenetración muy grande. La telepatía de Uri Geller, pues, me parece posible. El arreglo de relojes a distancia, a través de las pantallas de televisión, o la manipulación de llaves y cucharas puede ser un truco. Si no lo veo, no lo creo. No encuentro ninguna explicación para que un objeto material como es una maquinaria defectuosa comience a funcionar. En principio, no lo creo. Puede que se trate de un fenómeno de sugestión colectiva. Por otra parte, opino que a parapsicología es una ciencia digna de crédito. La mente humana no ha alcanzado aún su plena potencialidad. Es posible que cuando nuestro cerebro rirvda al máximo seamos testigos de cosas sorprendentes. ¿Por qué se exhibió la portada del libro en la pequeña pantalla cuando estaba anunciado que firmaría ejemplares en unos almacenes? L milagro religioso existe y está comprobado. Los fenómenos místicos paranaturales existen y están comprobados. E l hipnotismo y la telepatía existen y están comprobados. La ciencia investiga actualmente en muchos otros fenómenos parapsicológicos o paranaturales t r a t a n d o de explicarlos. Nadie que mantenga la objetividad se manifestará incrédulo o escéptico frente a hechos de este tipo cuya comprobación, como en el caso de los milagros religiosos, es abrumadora. Dicho todo esto habrá que desenmascarar el escandaloso truco publicitario al que fueron sometidos millones de españoles en un programa de televisión. U r i Geller, que tal vez tenga algunas facultades telepáticas ha organizado un audaz tinglado para hacer propaganda de su persona, de s u libro, de sus discos y de su futura película. E s triste que Televisión Española haya caído en las redes de este muchacho israelita después de vari s años en que, tras el estupor inicial, se ha demostrado que todo o casi todo es una farsa. La coincidencia, además, del show con la publicación del libro en E s p a ñ a ha sido cuando menos lamentable. También lo h a sido el hecho de que T V no haya establecido los debidos controles científicos al presentar este caso, p a r a garantía de que n o se engañaba a los telespectadores. A los cuales, por cierto, n o se les dijo que Uri Geller, además de arreglar relojes, resulta que recibe mensajes de extraterrestres, que se comunican con él, nada menos, que desde la nave Spectra Publicamos a continuación una encuesta sobre el tema, crónicas de nuestros corresponsales en París y Londres, las opinióni s de U r i Geller sobre sí mismo expresadas en su libro, y las de los periódicos Time L Express y The New York Times Magazine E JUAN TAMARIZ Mago ilusionista, con Un programa en Televisión Española EL DE LA CUCHARILLA ES UN TRUCO CLASICO ¿Cree usted que es un truco Vri Geller en televisión? el experimento de D ¿Puede explicarse científicamente el fenómeno? ANTOnm CANDIL Director para Madrid de Longines ¿POR QUE LOS ESPECTADORES LLEVABAN EN LA MUÑECA RELOJES QUE NO FUNCIONABAN? jaro, es absolutamente imposible hacer funcionar un reloj que, pof ejemplo, tenga en su engranaje una rueda rota o un voiante roto. Por otra parte, es absolutamente ilógico que una persona lleve en la muñeca un reloj que no funciona desde hace varios años, como ocurrió con bastantes personas en los estudios de TV. E. D No lo creo. Simplemente, comparto la opinión del presidente de la Sociedad Española de Parapsicología en el sentido de que el señor Uri Geller jugó con la ley de los grandes números Es decir, entre millares, quizá millones, de relojes observados por los telespectadores, las averías pueden ser muy diversas; el hecho de mover estos relojes, algunos de ellos con averías simples, hizo que se pusieran a funcionar. Soy totalmente excéptico a este respecto. Bajo el punto de vista de técnico relo 68 Son dos tipos diferentes de efectos los que realiza Uri Geller: el de los relojes es del tipo que los ilusionistas ilamamos seif working (trabaja solo) y cualquier relojero tiene ia experiencia de cómo ciertos relojes parados comienzan a andar al moverlos. Este efecto es 9l que sirve para crear almósfera y, sin él, los otros dos no tendrían la suficiente fuefza de convicción. El de la cucharilla doblada bendig spoon es un clásico entre los magos; y de ios diversos métodos químicos o nanipulativos el que utiliza Uri es uno de los más directos sin ser, quizá, de los más claros (doblar previamente varias veces la cuchara hasta conseguir el punto de ruptura; desdoblar y cubrir siempre dicho punto durante la realización del efecto con dos dedos. Explicación más completa en L Express del 25 noviembre al 1. diciembre 1974) Para el de los dibujos, que sólo presentó en su segunda fase (no vimos las condiciones en que se dibujó) existen diversos métodos. El utilizado por Uri es, en mi opinión, de los mejores. Co-