Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ERNANDO GorcfO Tola, c o nocido r a I fiador de lefavLslún, acaba de es Ir en ar, n n el Tearro Ra nd Victoria, su primera coni día, que en reolldad es una iraQAdJa política con p re supuestos simbólicos, La acción, en cu a fq ufar lugar del mundo l e indica en el programa d i rnano. El aulor dice que la vioiffncla y ef amor son tos grandes protagonistas da s j primara obra teatral. Pero, en raalldad, el aspactador no sa va Alguien debe morir esta noche de Fernando G, Tola, sacudido en nlngOn momento por escenas da repugnanta mal en el Reina Victoria gusto, de expresión de odio sangriento, ni u m p o c o por diálogos de ternura amoroso de los protegonlstaa, un hombre y une mujer unidos por el destina ciego an una noche da anguMia. La wiolíndB y Bl amor en A l guien deba morir HSEA ñ o c h a obra en dos a c t o! i b e n supone rse mejor dicho, presupor arse en la mente del espectador. Más b l a a la obra da García Tola es una tragedia de terrc iamo contra orden constituido. El protagonlatan Phytli es un idealJaUt cuyo sentimient o romrinlico íe la vida le c induce a rebelarse violanigmenle, al trente de su? comanden armados, contra ün orden de c o s o -que lambEAn utiliza la violencia y la coacclún para defender Fpa- privilasios de una c I a s a d o minante. Este l e r r o r l s m o a l que recurre al revolucionario Entra raptor y raptada va naciendo un acarcamienlo amoroso. Phytl para subvartir un orden sobre todo por parto do Francon la destrucción de uno de violento e injiisto tiene en sua cisco Plquai (en su papel del II0 S- Todos los hechos da Ja enlrañas el germen de la trairevoluciona rio Phytl) y de Jaime acción están concalenatíos haciún, de la delación: el defensor d a un fin fatal, inmísericorde. Redondo, que rep, flsenta al s del orden ce ns ti tu ido u l i l i u i proPor eso. Alguien datie morir nÍBsTro Jefe del aparato reprecedimientos inconfesables (toresta n o c h e es una buena trasivo Bslafal conira el lerrorismo. turas, promesas de u n Juicio gad ia. La actitud do ambos parsonajes justo o úe libertad y perdón) en la acción dramática está El argumento llene como base para intzoducl confidentes, trapperfectamente definida en s e n el aecuestro por los comandos dorcs, en la organiíación terrodas frasos que pronuncian e n el de Phylt de ra esposa del alio rista a la qua combate- Como personaje encargado da la retranscurso del primer acto, Asi, vemos, García Tola, en- Alflulen presión contra el terrorismo. EsPhytt, el ideafisla que s decide debe morir esta noche juega ta manliene, en principio, una por la revolución arrTiado y vioan su comedia trágica con unos actitud de abierta repugnancia lenta y que está dispuesto a tamas que probablemente alarconira el iefe de los guerrlMcmorir por elFa. dice: Siempre guen su permanencia en cartel. roa. Con cierta dignidad, que hay que pedir cuentas a alguien; Pero esta tragedla política, readmira al propio revolucionarlo. nunca hay inocentes en osla sopíeta de símbolos, posea otros Poco a poco se va creando e n ciedad ¡njifsta Su anamlgo, el méritos que no hay que desdedefensor del orden conshiuido, ñar: diálogo, cierlamante ágil; recuerda que siempre es mehábil dosificación de la acción nos peligroso el prestigio de los dramática (eh espacial, en el muertos, que la amenaza da los primar acto) frases de cierta v i v o s Sobre esle antagonismo enjundia fdertiostratrvss de Ea irreconciliable, n el que eJ fin preparación cultiiral del autor) y justifica los medios, a construu n a ínlarpretaciún encomiableye ia trag día, que deba acabar F EL TERRORISMO POLÍTICO EN HNA DRENA TRACERÍA Irp elloTí una comprenaión mutua en BUS en centradas concepciones dn la vide lo cupl debe Iniorpreiarie ÜDI al espadador como el nacimiento de un acercamienlD amoroso. En a, ante lodo, 03 una madre elampiar OB burguesa, cuyo amor por el marido SH va derrumbando cuando comprando q u e tiste prefiera su papel do deíensor dar orden a la vida do su esposa. A esto hay que af adír al terrible) uogo de ios confjdaníes y de los (reidores, puesto que al autor comprende raionab lamenta que la na tura leía humana ea dábii y que los hombres se venden a cambio de tremía monedas o de una promesa etúrea de perdón y libarrad. ES de desiBcnr la dirección de Víctor Cateno. qua con un sobrio decorado (piso donde se refugian los terroristas) h a c e entrar y salir a Jos para o nales con aglNdad, vallándose del juego de luces, que si an la primera represeniación tuvo graves lallüs de dosificación, p u e d e resultar eficaz si se superan aalos errores de cálculo por parta de los encargados da la luminotecnia El de curado da Alarcón es convincente, asf como la interpretación de Franciaco Piquer y Jarme Redondo, que ya hemos destacado. Sobre e! primero, que hace un alarde de sus dotes da actor sobrio y de perfecta dicción, recae todo el paso de la obra, Chero Soriano y los otros dos actores que representan a csndos co mandos Terroristas uno de ellos, el traidor no están a ia altura de los primeros. En fin, Alguien tiene que morir esta noche es una buena tragedia, aunque lambián tenga algunos defectos propios da una obra primeriza, lales como la o s c u r l dad en algunos diálogos y el decaimiento de la acción dramática en la segunda parle do la obra. L Un trabajo cooperativo de creación e interpretación De la buena crisma del gusano tfe El espolón del galio en el Alfil En lugar de partir da obrfls o leiftos alenos, que es lo usual an asios casos, su era ación afl total- Primero se plantearon un tema actual Luego, una estructuración ideológica. De ahí pa- saron a la forma taatral. Y luego de ensayos y correcciones la dieron su forma definitiva, que es con la que aa presentan en el teatro AlflL Antes hablan- rodado- la obra en feoresentaciones sn Talayera de la ReJna y un colegio mayor madrileño. Pequ rtaa corfeccionesn m s de forma que da fondo, han a I do netesiTifls para su puesta en scena en un tapiro c o m s r d f l l El tema que I3 obra aa plantea os de mAxima P I R suerte para el teatro español, la labor cojpcliva en la creacldn de las obras se extiende, unas ve 009 con acierto y otras con maloros Intenciones qua logros. -De la buena crianza dal gusano- as obra colectiva en todfl la exlsnslón de la p lnbrs. Un g r u p c formado por cuatro actores: JílSLiS SaSTre, Jesufi Gracia, Laura Palacios f Marina Valvarde: ün coordinador y director escénico, Francisco Harás, y un dramaturgo. Juan Antonio Castro, del que recordarían u- Tiempo del 9 se pl ntoaron la creación y realización de la abra desde unes presu pikeslos uticos y astótlcos colncidenies en lo íundamenlal. LD tragedia ÜB G a r d a Tola naca de un antactonismo Irraconclllattle. 54