Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
el Gobierno español establezca una poiítica definida y sin rodeos con respecto al Sahara. Recordamos un párrafo de un reciente editorial publicado en nuestra Revista (ByN 3.296 que expresa una exigencia sentida por la opinión pública y todavía sin respuesta satisfactoria: Lo que no se puede seguir es en la ambigüedad. Las Fuerzas Armadas españolas tienen derecho a que se establezca inmediatamente una política clara y precisa. Parece excesivo a todas luces que los militares derramen su sangre o resulten secuestrados por un territorio que se piensa abandonar, mientras las negociaciones para hacerlo se mueven todavía en el terreno de la vaguedad y la indecisión. El Gobierno tiene el deber de arbitrar soluciones reales a la actual situación con la urgencia del caso, si no queremos seguir contemplando en ios aeropuertos españoles esa escena tremenda de las viudas que aguardan los féretros de sus maridos, muertos en una tierra cuya entrega está ya anunciada y sentenciada. comentario del diario ABC reproducía la información del periódico parisiense Le Monde según la cual, los primeros detenidos son el comandante Otero, y los capitanes Lago, Ibona, Fortes, García Márquez, Raniel y Alcázar Valero. Informaciones muy precisas que reciijimos en ByN, y que no publicamos para atender ai deseo de las autoridades militares y respetar el secreto del sumario, nos permiten afirmar que la detención de estos militares es un episodio circunstancial, s i n la menor importancia y sin ningún alcance. La difícil integracilo deiocristlana de Barros de lis Los militares deteniios L E L día 30, a primeras horas de la mañana, una breve noticia de la oficina de Prensa de la Capitanía General de la Primera Región Militar, la de Madrid, aparecía en todos los diarios: Con objeto de esclarecer los hechos y profundizar en las responsabilidades en que, con arreglo al Código de Justicia Militar pudieran haber incurrido un comandante y seis capitanes, el capitán general de la primera región ha nombrado juez especial militar, el cual, a la vista de las primeras diligencias practicadas, ha ordenado en el día de hoy la detención de aquéllos, a resultas de la actuación judicial. Por exigencias del secreto sumarial no es posible facilitar, por el momento, mayor información. NO PUEa E OCURRIR ABSOLUTAMENTE NADA Ese mismo día por la tarde el presidente Arias se reunía en Helsinki, en una conferencia de Prensa, con los periodistas españoles que se encontraban cubriendo la información del viaje del presidente a la capital finlandesa con motivo de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa. Lógicamente el tema de la detención de los militares fue una de las preguntas. Y el presidente afirmó: Son temas que podrán ser alarmantes, pero que no alarman a nadie, sobre todo para los que venimos de España y sabemos que allí no puede ocurrir absolutamente nada. Es decir, que la información es minuciosa; he hablado con la Presidencia y me han dicho que no había nada de particular, que todos los ministros estaban preparando su vera 26 neo que es la mejor señal de absoluta normalidad NO TIENE NINGUNA IMPORTANCIA; ES UNA COSA MUY PEQUEÑA También el mismo día el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de la Gobernación, señor García Hernández, declaraba al diario Sol de España de Málaga, que no tiene ninguna importancia la detención de un comandante y seis capitanes del Ejército español; es una cosa muy pequeña y pueden tener Ja seguridad de que sin trascendencia alguna Y afirmaba que los motivos no eran importantes y carecían de trascendencia política Y terminaba con e s t a aclaración: Comprendan que no pueda ampliar más detalles sobre el hecho porque está sometido a secreto sumarial NOMBRES SEGÚN l É MONDE Posteriormente, en la noc h e del 2 de agosto, de nuevo la oficina de Prensa de Capitanía General facilitaba un comunicado q u e comenzaba así: Después de las primeras detenciones se han llevado a cabo dos más, con lo que el número de Jas mismas se eleva a nueve, que corresponden a un comandante y siete capitanes del Ejército de Tierra y un capitán del Ejército del Aire. No se facilitan los nombres de dichos jefes y oficiales por razones obvias de delicadeza, ya que, tratándose de ver las responsabilidades en que pueden haber incurrido, no parece oportuno hacerlo hasta tener terminada la investiga c ¡ó n pertinente. Al día siguiente, un breve A órbita demócrata cristiana de la l l a m a d a UDC, presidida por el profesor Lacruz, y coordinada por el abogado madrileño Jesús Barros de Lis, que fue uno de los fundadores de Ja Unión Demócrata Cristiana en el año 1956, sigue empeñada en el objetivo de aglutinar a todos Jos demócratas cristiano, desde la UDC silvista a la Izquierda democrática de Ruiz Giménez, aunque somos conscientes de Jas dificultades que esto entraña ha declarado Barros de Lis a ByN. A la pregunta de nuestro semanario de cuál era la causa de unir a movimientots agraristas y democristianos en el grupo que él coordina, el señor Barros de Lis afirma que, históricamente, la defensa de los intereses agrarios siempre ha estado en Ja filosofía de todos los J 1o vimientos democristianos, aunque Jas realizaciones políticas en este sentido, Ja verdad, es que han sido muy pocas Tras el encuentro de Zaragoza, Ja UDC se plantea abrir el grupo a numerosas personas y se piensa que a un próximo encuentro, a celebrar en Soria, asistirán no sólo destacadas personalidades de la democracia cristiana europea, sino por lo menos seis personalidades de este país muy conocidas De todas formas -sigue expresando Barros de Lis a ByN- -no queremos caer en Jos personalismos, pues esa fue, en tniena parte. Ja causa de crisis que escindió a la UDC en 1966. Pretendemos evitar liderazgos, aunque sí queremos contar con un equipo de gente relevante. NO ENTRAMOS EN FEDI Los Tácitos- -sigue diciendo Barros de Lis a ByN- cuando estuvieron con nosotros en, el encuentro de Soria, nos invitaron a entrar en la Federación de Estudios Independientes (FEDI) pero no lo vimos claro y, al final, desistimos de hacerJo. Me parece que FEDI es una mezcla demasiado diversa, yo diría una mezcla explosiva. Aunque, la verdad, es que dada Ja situación, no hay muchos caminos para elegir, siempre hay que estar bordeando tanto la legalidad c o m o Ja ilegalidad... pero, en fin, tengo pocas esperanzas respecto al resultado FEDI. Castilla la Vieja, León y Aragón constituyen los principales centros de atención de UDC hasta el otoño, en que, tras una reunión con relevantes personalidades se ampliará el programa y objetivos de estos demócratas cristianos, que promueven una difícil integración. ON Joaquín Satrústegui ha dirigido u n a carta al director de! diario Arriba respondiendo al editorial Tiempo de renuncia en el que este diario matutino pedía la abdicación de Don- Juan de Borbón. El señor Satrústegui analiza en su escrito la bien conocida posición del Jefe de la Casa Real Española y las características de la Carta de loamln Satrlsteíoi D Monarquía, reinstaurada en Ja persona de Don Juan Carlos de Borbón, y derivada de la Ley de Sucesión, la cual no reconoce Jos derechos históricos de Don Juan. También se refiere el señor Satrústegui en su carta a las circunstancias en que se produjeron las a b d i c aciones de Carlos IV, de lsat el II y de Alfonso XIII.