Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íl M TEATRO TT 7 Í i ve real, el Joven; ser puro, desligado del contorno real, que sólo vive y nos hace vivir la intimidad de sus sueños y deseos. Todos los demás personajes: el niño muerto, el gato muerto, el jugador de rugby, el maniquí, el payaso, arlequín y los jugadores de cartas, son símbolos de apetencias, de ideas, de sensaciones; de vivencias subconscientes. La acción que vemos sugerida, llena de posibles interpretaciones poéticas y filosóficas, realmente es como un reflejo freudiano de cuanto ocurre en la mente del Joven. Collar de sensaciones, de fogonazos poéticos que, como dije, valen por sí mismas y no imponen una interpretación totalizadora. Por dificultades de montaje se han suprimido algunas escenas de creación de sueños, y cambios, por parte de las máscaras, de sueño a realidad. Los chicos del Liceo Francés encabezados por Pablo Jiménez Burillo, que encarna el papel del Joven; Raga García Vega, Bruna de Franceschi. Charles Barón, María Lise de Elias, Alessandro Franceschi, Irene de Orueta y el resto del reparto largo consiguieron, dentro de su condición de aficionados, y gracias a la hábil dirección, estupenda decoración d e 1 Grupo de Actividades Artísticas del Liceo, un espectáculo sorprendente y, sobre todo, una contribución a la cultura teatral española dig- na de todo elogio, al poner por primera vez ante el público esta extraordinaria obra de García Lorca. Mi más sincera felicitación al Liceo Francés. Tan sincera como los aplausos insistentes del público que durante los días de representación ocupó su teatro. F. García Pavón (ASI OOE PASEN CUCO AMS) GMQCION Y POESÍA DE LOIICA Esta pieza del teatro surrealista de García Lorca ha sido representada, creemos que por vez primera en España, por los alumnos del Liceo Francés de Madrid. La obra pertenece a la época de Poeta en Nueva York Como es bien sabido, esta porción breve del teatro surrealista de Lorca- El público y Así que pasen cinco años -está muy relacionada con su libro de poemas Poeta en Nueva York y nacieron como fruto de su viaje a los Estados Unidos en 1929. El Lorca neopopularista y recreador de ambientes y tipos españoles en su teatro más conocido aborda aquí unas formas dramáticas fuera de la realidad, en el que se mezcla la prosa y el poema y donde toda ambigüedad y posibilidades simbólicas tienen cabida. Cada personaje, cada palabra y cada escena son asequibles- -y lo han sido por parte de muchos críticos- -a las más variadas interpretaciones. Teatro q u e según Lorca definió, es emoción y poesía en la palabra, en la acción y en el gesto Teatro de escasa coherencia dramática, de difícil intelección para la sensibilidad del espectador tradicional, pero de auténtica teatralidad- -lírica y sugerente teatralidad- -en cada momento. No obstante, el mundo, digamos lírico- realista, de Lorca en sus dramas mayores está como entrevisto, como se ha indicado muchas veces. Incluso la frustración maternal de Yerma está recordada en la del Joven, único protagonista real de Así que pasen cinco años, que no llega a unirse a ninguna mujer después de cinco años de espera. La huida del tiempo, la intemporal idad d e I subconsciente que puede simbolizar el Viejo, y la misma técnica escénica que oscila a capricho entre futuros y presentes, ayudan a esta sensación de irrealidad que emana todo el monodrama. Que drama único es del único personaje FLAMENCO DE SAETAS Málaga ha convocado y fallado el certamen de la Agrupación de Cofradías, el más destacado del Sur. OMO todos los años y con singulares lucimiento y eficacia, la Agrupación de Cofradías semanasanteras de Málaga ha vuelto a convocar y fallar su Concurso de Saetas, el más destacado que se organiza en el Sur, donde tantos y tan válidos se llevan a efecto: Sevilla, Cádiz, Granada, Córdoba... El comité malagueño de selección, que a lo largo de jornadas y jornadas ha oído ¡un millar largo! de saetas, eligió finalmente, para la competición decisiva en el atestado Palacio del Cine, a ocho aficionados y a diez profesionales, cantaores todos de buena ley y que hicieron sudar ca- El autor én plena iuventud. P OR primera vez en spa ña, que sepamos, los alumnos del Liceo Francés de Madrid, en su estupendo local del parque del Conde de Orgaz, bajo la dirección de su inteligente profesor de Literatura Jean Moratille, con Rafa García Vega y Pablo Jiménez Buritlo, han puesto en escena esta comedia que, junto con El público Lorca consideró comedia irrepresentable El autor, pocos meses antes de su trágica muerte, declaró a unos periodistas que iba a ser estrenada por el Club Anfistora. Pero, naturalmente, el propósito no se realizó. 62 rros y carretas, a la hora de las decisiones, a los nueve hombres justos encargados del fallo. El ambiente de la anchurosa sala concitaba términos muy opuestos: animación y respeto, pasión, entusiasmo y buena capacidad valorativa por parte del público hacia cuanto sucedía en el escenario, decorado con sobrios y expresivos motivos de la marinera y hermosa Semana Santa malagueña. Antonio Mairena, invitado de honor, recibió una copiosa ovación antes del comienzo, puesto en pie en su butaca, y en el acto dio comienzo el partido donde se ventilaban premios por valor de 170.000 calas La saeta es, como género flamenco, una curiosa suma de oración cantada, con una musicalidad, un hilo conductor y una estructura propias, y de cante jondo propiamente dicho. Se trata de una modalidad muy especial, señora de intérpretes específicos que la dominan al dedillo y pueden no dominar ningún otro cante, y que, por el contrario, escapa a muchos excelentes cantaores que no le imprimen su indispensable y especial carácter. Tenido muy en cuenta por el Jurado, este buen razonamiento sustentó