Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Célebre y millonario con sólo dos novelas F R E D E R I C K FORS T H COK SUS GALLINAS Al autor de Chacal no le gusta escribir Odessa fue su segunda obra y su segundo gran éxito Doscientas cincuenta mil pesetas por sólo cuatro folios Vive feliz en un pueblo de Alicante. La celebridad mundial conseguida por Forsyth como autor de Chacal y Odessa le han hecho a la vez millonario. Dentro de unos días aparecerá en España su tercera- -y última, según afirma- -novela: Los perros de la guerra Hemos obtenido los derechos de la editorial Plaza- Janés para reproducir un resumen a partir de nuestro próximo número, de tres entregas de Los perros de la guerra las cuales permitirán al lector disfrutar del estilo periodístico de gran reportaje que Forsyth utiliza para novelar episodios de la historia de estos años. Texto y fetos de nuestro enviado especial Ignacio Carrión pSPERABA encontrar un ar señal de libros en su casa y descubro que tiene más gallinas que novelas. Imaginaba que habría sobre las mesas montones de pipas Dunhill en ceniceros de plata, y el escritor fuma cigarrillos ordinarios y no le Importa que la ceniza caiga al suelo. Esperaba toda una mise en scéne de artista millonario y me encuentro con un grupo de albañiles a la puerta que me preguntan: ¿Viene a ver a Federico? Entonces yo les digo que sí y uno de ellos, el más viejo, se lleva la mano a la boca, como si fuera un cornetín, y grita: j, Federico, que aquí le. buscan... Aparece Frederick Forsyth. Nos saludamos y dice que su mujer, Carola, está limpiando la casa. Más tarde nos reuniremos con ella. Ahora podemos ir al pueblo por el correo. Hay que comprar butano, un poco de vino, el pan. Y también dar prisa al carpintero para que termine unas ventanas que encargó la semana pasada. Cuando me doy cuenta estamos metidos en un Citroen dos caballos camino de Vergel, me veo con las bombonas de butano al lado, la botella de vino, y pienso que Por- El autor de Chacal ama la vida sencilla. El éxito y la fama pueden destruir a un hombre tanto como la miseria afirma. Por eso ha elegido como íugar de residencia un tranquilo pueblo alicantino. 60