Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NO SABEMOS NAOA SOBRE NOSOTROS i S K PEAS METAUGAS DOBLADAS El famoso ifsensítívoii israelí ha hecho una demostración de sus cualidades paranormales ante los investigadores de! Centro de Estudios parapsicológicos de Bolonia Y de especialistas de otras universidades. A la izquierda. Uri Gellf. r, con sólo la joven un UNtocarlo, dobla sólo trozo tan con de hierro sin la fuerza del pensamiento. Decimos pensamiento, pero en realidad no sabemos en qué consiste. Podríamos decir que esa fuerza misteriosa es la voluntad. Alguien, en Norteamérica, ha escrito que no es ni siquiera la voluntad, que el joven no es más que el receptor de las energías inteligentes que llegan a la Tierra procedentes de otros planetas. La única cosa cierta es que el metal se dobla, contra toda lógica existente hoy, adquirida por el género humano a través de la experiencia. Al llegar aquí, es posible que algún lector se resista a seguir adelante, no teniendo tiempo que perder con la cienciaficción. Quisiera decirle que cuenta con toda mi comprensión, porque yo mismo he hecho algo semejante, igualmente convencido de que así velaba por mi dignidad de hombre normal. Me sucedió hace un año, leyendo una revista de parapsicología. Según la revista, un tal Uri Geller, israelí, de veintiséis años, había hecho extraordinarias demostraciones de su capacidad psicocinética en el Instituto Stanford de Palo Alto (California) sin esfuerzo aparente, y sin tocarlos, Uri Geller había doblado diversos objetos de metal, había movido otros, e incluso desviado el rayo de un láser. Tan sólo por escrúpulo profesional envié un télex a Nueva York solicitando información. Me contestaron al día siguiente. Uri iinrwiTninmii iniiin iHini! iiw! nit: