Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS GIRLS BLANCA ESTRADA DE SECRETARIA DEL UN, DOS, TRES... A LA POPULARIDAD muy agradable el cuarto E Sde estar da Blanca, na obstarte aus proporcEones reducidas, o quizá por ellas. í l dtván. plntadito de blanco, y enfrente la librería, también alba, repleta de cosas: muñecas, algunas despatarradas. botlJEtos de porcelana, trompetas y sombreros de pa) a de Schoolgirl coronado t o d a por la bandeja enorrne del- Diploma a la calidad- obtenido por Blanca en eJ curso da una de esas cenas, celebradas regularmente, donde loa patroclnadcrea de un programa radiotúnlco otorgan trofeos a loa populares... y capachos llenos de aceite, patatas, chupachús, de todo, a los Invitadoa. Hay también en! a librerií un taleviaor. felizmente apagado s I e m p r Ct tocadiscos, magnetófonos, osas coses. Al este, una mesa camilla y un vantanar que da a la cocina, en la que ae afana Blanca cociendo bigaros y dando o últimos toques a sus domésticos canapés. Al oeate, una terraza que da a Jardín. Escena de paz hogareña turbada tan sólo por al- poster- que anuncia la nreseniaclón cinematográfica de la ya artista en Una vela para el Diablo- Es un- poster- horrl b e. con tres protagonistas: Las asesinas, porque da asesinas se trata, erguidas, deS meleradas. cubiertas da sangre, blandiendo una de ellas un cuchillo también sanguíno amo. y a aus pies el rosiro de una de sus víctimas emer giendo en el centro de un charco, de un torbellino de sangre. Blanca me asegura, un poco orguilose, que es ella, aunque no se parezca. Qué gusto. Y cuando sale at fin de le cocina y termina el acarreo de los bigaros y las botelFas y nos sentamos, la pregunto Si no cree que se han- pasado- un poco en la cosa de la sangre. Blanca dice que no. 62 no. que no crea, que el- postar- el saHó un poquíllo sínlestrín, eí hombran pero que ía trama no lo es tanto: al fin y al cabo, sólo hsy catorce asesinatos Blanca hace el número tres) y. aunque a ella fe abren en canal por detrás, pues no, la cosa, M 3 s tarde a c a b a r é confesándome que- Iba a ser una película psioofóglca, pero la censura puso objeciones, hubo muchos cortes y los fueron llenando con violencia Total, que al fin se quedú an filme de terror, se dejaron de recovecos psicológicos y rellenaron todos los huecos con sangre. Esto garantiza aíempre un público, claro, y como además T sana gre parece resultarle siempre positiva y hasta edificante al censor español, pues hala, todos contentos. De la cocina af Tiving trayendo vituallas y vasos, del- llvíng al cuarto de baño, donde ístá revelando fotos mientras so desarrolla la entrevista, se afana Luis Bastarrica. ef marfdg de Blanca. Del regazo de ésta al mío se afana también en mfnimos viajes, se afana poco. -Snoopy- el perrillo faldero, gandul, tierno, desganado, un perrito que a veces pone cara de Blamarck. Es éste el mundo de Blanca Estrada, quien dice ahora: -MI vida, deia sitio e pepe. V he aquí que el pequeño can su vida modifica su postura para que pueda sentarse- papá- Ha traído Blanca un p 3 pct con trocí tos de carne y añade, dirigiéndose siempre al -Rosa, ven con la m dre 9 comer. Rosa- es un adjetivo especial que 50 ha acuñado Blanca para definir las personas, perros, cosas que a ella le caen i g S p I