Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mercavalencia LOS AFECTADOS POR LAS EXPROPIACIONES TIENEN RAZÓN El Tribunal Supremo ha fallado la nulidad del decreto del Ministerio de Comercio que declaró de utilidad pública y urgente la ocupación de los terrenos para las obras de Mercavalencia, S. A. Pero ahora, ¿qué pasará? I V A D Í E lo sabe. NI los afec tados n i Mercavalencia. Nadie se atreve a lanzar pronósticos aventurados. Las familias afectadas por las expropiaciones (ver ByN, número 3160) han recuperado cierta tranquilidad y confianza luego de semanas de máxima tensión. Las obras han sido paralizadas. El catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Valencia, defensor de Jos afectados por las expropiaciones, señor Galván, comenta: -El fallo del Supremo ha provocado la natural alegría entra las 300 familias afectadas. La sentencia declara la nulidad de la ocupación urgente y de todas las actuaciones posteriores, quedando, pues, sin efecto los expedientes iniciados de expropiación forzosa. Nadie ha tomado todavía posiciones. No es posible anticipar los hechos. ¿Decidirá Mercavalencia cambiar de emplazamiento? ¿Se verá obligada a pagar más dinero por las expropiaciones de terrenos? Don Valentín González Barcena, director gerente de Mercavalencia, manifiesta a ByN que cualquier información debe ser facilitada en Madrid, por ser la asesoría j u r ídica de Mercasa quien se ha ocupado del asunto ante el Supremo. El director gerente de Mercasa, señor Bonhome, responde: -No podemos saber qué pasará. El Supremo tiene que comunicar la sentencia al ministro de Comercio en el plazo de diez días y la Administración- -es decir, el ministro de Comercio en este caso- -deberá ejecutar esa sentencia dentro de los dos meses siguientes. Hay que esperar. Pero entretanto conviene tener presente que las empresas dependientes de la Nacional Mercasa se nutren en gran medida del erario público. Mercasa es un instrumento del III Plan de Desarrollo que financia la creación de nuevos mercados centrales cuando los Ayuntamientos carecen de recursos propios para emprender obras de este volumen. La Oficina de Información de Mercasa facilita estos datos: -Mercasa participa en un 26 por 100 en el capitalde la sociedad. -El Ayuntamiento (por ejemplo, el de Valencia en el caso que nos ocupa) participa en un 51 por 100. -El 23: p o r 100 restante delas acciones se reparte entre mayoristas, cooperativas, etc. interesados en la sociedad. El presidente del Consejo de Administración de Mercavalencia, S. A. es 1 alcalde de Valencia, señor López Rosat. En el Consejo de Administración no sólo figuran valencianos, sino que hay representantes de Mercasa (Madrid) La proporción es de doce (Valencia) y siete (Madrid) Es decir, que las decisiones- -afortunadas o equivocadas- -recaen sobre Mercavalencia y Mercasa, respectivamente. La nulidad del decreto del Ministerio de Comercio, dictaminada por el Tribunal Supremo, evidencia un error de la Admirristración. Las consecuencias económicas derivadas de él recaerán sobre tos contribuyentes españoles. ¿Cómo se explica que quien dicta sus propias normas ignore las limitaciones que ellas mism a s c o n t i e n e n? -Ignacio CARRION. Marathón radiofónico DIEGO M A R T I N ONCE PROGRAMAS DIARIOS r j I E G O Martín es un hombre de Radio España que tiene a su cargo, por lo menos, ocho programas diarios. Hay, incluso, dos días a ia semana que esta cifra se eleva a once. En principio parece casi imposible que alguien tenga tiempo para escribir, preparar y decir once espacios radiofónicos en un día. Y, precisamente, lo noticioso, por encima, de otros, aspectos, es la rara habilidad del señor Martín para multiplicarse en el trabajo. No es la radio su única dedicación. Sabemos que este profesional de la voz tiene tiempo para acudir, todos los días, a un estudio de doblaje y poner palabras castellanas a los gestos de actores extranjeros famosos. La primera pregunta es ineludible: ¿De dónde saca tiempo para trabajar tanto? -Bueno, me imagino que sé organizarme. Paso en la radio una media de once a doce horas diarias. Naturalmente, hay dias que son más. Cuando se tiene mucha afición por algo, la dedicación y el hobby se unen. Pudiera decirse que, en cierto modo, no necesito buscar distracciones, aunque- -algunas veces- -si añoro un largo descanso. ¿Qué le falta y qué le sobra a la radio comercial española? -Pues harían falta más auténticos profesionales de la radiodifusión. Sobran, evidentemente, disc- iockeys ¿Qué opina de la situación de la radio no oficial en España; es decir, de las dificultades para hacer una auténtica labor informativa? -Bueno, en principio, como profesional que soy, Jengo que estar de acuerdo con la situación especifica del medio en el que trabajo. Si no lo estoy- -como no es posible que yo puedo cambiarla- -tengo el remedio de abandonar este trabajo y dedicarme a otros. De todas formas, a mi la radio politica no me interesa. ¿N o e s cierto que hay un exceso de vedetismo en la radio? -Y tiene que haberlo. El oyente se identifica más con una voz que conoce, con un personaje que le habla todos los días. Los programas muy personalizados son les que tíenen 4 xito. La radio tiende a ser fría. No hay más contacto que el sonoro y entonces hay que saltar la barrera de esa falta de presencia con humanidad. La lista de los programas de Diego Martín en Radio España, de M a d r i d es la siguiente: Aquí, Diego La R o n d a Emisión Pirata Me lo contaron ayer El Club de los novios Vamos a pasarlo bien La iiora de los niños Tiempo para vivir A su servicio y Dos en la carretera Además interviene en el programa nocturno de la emisora. Estos son los once programas citados. -A. G. E. M mm La alegación de los recurrentes acogida por el Tribunal Supremo De las cinco alegaciones de los recurrentes, el Supremo ha acogido el punto cuarto, desestimando las restantes. El considerando de la sentencia a que se refiere este punto señala: La declaración de utilidad pública y necesidad de ocupación requieren necesariamente la sujeción a los planes de Urbanismo previamente trazados. La ley del Plan de Desarrollo no dispensa este requisito; antes al contrario, ha buscado coordinar los dos extremos. Los mercados centrales, donde indudablemente incide e) interés público y nacional, deben estar sometidos a los Planes de Ordenación Urbana de cada Municipio, donde también se da este interés general. En la fecha en que se declaró de utilidad pública el mercado en c u e s n no existia plan urbanístico general o parcial en el que se contemplase la ubicación de la obra, ni siquiera una zona concreta para la misma. La declaración de utilidad pública es, pues, prematura e inejecutable DIEGO MARTIN La radio política no me interesa 47