Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La tesis más revolucionaria de los últimos tiempos de la historia de la Iglesia ha sido formulada por un ¡esuita español el mes de diciembre último. Fue motivada por la identificación de ios misteriosos papiros del Mar Muerto encontrados en la cueva de Qumram, que puede echar por tierra muchas teorías sobre la elaboración del Evar gelio. La tesis, aceptada por les más eminentes papirólogos y paleógrafos del mundo, supone que el año cincuenta estaba ya redactado el Evangelio de San Marcos, cuando recientes investigaciones daban como fecha tope el año noventa. El autor de tan espectacular hallazgo es José O Calíaghan Martínez, nacido en Tortosa (Tarragona) sólo HACE noticiaunas semanas la recorrió los periódicos, las cámaras se pusieron en funcionamiento y los estudios se multiplicaron. Eran sólo veinte letras que habían salido a la luz, tras esforzados estudios, para romper la tradición de teorías y escuelas. La persona que nos mostró el hallazgo y que ha propuesto su hipótesis es el padre José O Callaghan, jesuita. Doctor por la Universidad de Madrid y después, en Milán, está dedicado a la papirC lcgía desde hace unos años. Ahora el padre O Callaghan piensa abandonar sus investigaciones en papiros. Para él, lo que todavía queda por descifrar en la cueva de Qumram es completamente imposible y no está al alcance de su ciencia. Ahora sólo espera, por el momento, la aceptación mundial de su teoría. -Son papiros- -dice- -de diferentes fragmentos d e l Nuevo Testamento en griego. El primero de ellos identificado pertenece a San Marcos, en su capítulo V I versículo 52- 53. Los otros fragmentes son de la ¡carta de Santiago, de San Pablo, etcétera. Son pequeños, de difícil identificación. Sólo el de San Marcos tiene veinte letras y, por tanto, hay mucha más garantía. ¿Cuándo tos descubrió, padre? -Después de varios meses de intentos bíblicos en Roma, donde soy profesor numerario. La fecha aproximada fue del 15 al 20 de diciembre. Ye estaba trabajando en facsímiles, porque los auténticos papiros están en Jerusalén y con la transcripción, que está perfectamente hecha. En un principio no sospechaba que pertenecieran al Nuevo Testamento, porque su fecha abarcaba desde el año 50 antes de Cristo al 50 después de Cristo, lo que suponía u n a probabilidad mínima. ¿Cuál fue su primera impresión? -El lote estaba compuesto por diecinueve fragmentos, de los que había dos identificados. Se remontaban al año TOO antes de Jesucristo y pertenecían ai Éxodo y el libro de Jeremías. La presunción era que, si había dos identificados como Antiguo Testamento, el resto también lo era. ¿Cuál fue la palabra clave que rompió esta teoría? -La palabra que se dijo que era la partícula gen que se interpretaba c o m o perteneciente a engendró o Génesis Yo, en mi tesis, digo que es Genesaret con lo cual he podido establecer que este papiro pertenece al Nuevo Testamento y no al Antiguo como la primera suposición hacía crear. Cinco líneas con sólo veinte letras han pasado por los eruditos tamices de la ciencia internacional. Papirólogos procedentes de Francia, Inglaterra, Alemania, Norteamérica y Canadá estudiaron sus primeros pasos. Además, el padre O Callaghan necesitó del asescramiento de dos catedráticos de la Universidad de Roma. Desde el momento de tal descubrimiento han pasado m e s e s de tentativas, ensayos, esfuerzos. -Científicamente he identificado este trozo. Así que la garantía la tiene; pero claro, la teoría que establezco representa muchos cambios y necesita ser aceptada por los restantes expertos en el tema. ¿Es muy importante el hallazgo y la ratificación de estos papiros para usted? -Para mí, si, y por varias razones. Es sumamente arcaico y tiene una importancia grande, porque habla de dos milagros de Jes ús y sobre los discípulos que no comprendieron el milagro de los panes. Otra cosa muy importante es que en la línea tercena hay más espacio que en las restantes. Es el párrafo que indica el cambio de sección narrativa. Es decir, termina la narración de los milagros y empieza otro capítulo. ¿Cuáles fueron sus primeros pasos tras el descubrimiento? Con un fragmento, el primero, que pertenece a San Marcos, redacté un artículo y fui ai rector bíblico. Cario M. Martini, que es un hombre competente en este campo. Lo aceptó, pero con mucha reserva, como es lógico. Después vino el trámite del asescramiento de los colegas bíblicos. La reacción fue muy dura, muy severa, pero no pudieron poner ninguna objeción fuerte y dieron el paso p a r a la publicación. Después fui a Trieste y consulté con el profesor Sergio Daris. Bajo el título ¿Papeles nectestamentarios en la cueva 7 de Qumram? el padre José O Callaghan expone toda su teoría. De los diecinueve papiros hay, con la aportación del padre, once ya identificados. Del resto ya sólo quedan algunos que no tienen más que una letra insegura y su predicción se hace cada vez más difícil. -Lo que significa este hallazgo puede ser revolucionario. Todas las escuelas que propugnan una elaboración lenta de los Evangelios es vidente que ven peligrar sus teorías. Hace peco había profesores que señalaban que San Marcos data del año 90. Ahora, con estos papiros, l e demuestra que es en el 50, exactamente, cuando estaba ya redactado el evangelio de San Marcos. ¿T u v o mucho trabajo ante tal acontecrmfento? -Una vez encontrada la mina, todo lo demás fue cuestión de horas. En realidada no puedo decir cómo ocurrió. Tr s noches sin dormir y grandes tensiones que he v i v i d o pude exclamar ¡Eureka! Aquí han habido d o s coincidencias. Primero salió por casualidad; mejor, yo diría, que por providencia. ¿Qué pasará si mundialmente se confirma su hiipótesis? -Si la ratificación del hallazgo viene confirmada, sin duda alguna nos encontraremos prácticamente en tiempos del Señor, sólo veinte años después de su muerte. ¿Padre, hasta dónde llegan sus esperanzas? -Yo prepongo las cosas, pero estoy muy seguro. ¿Qué más puedo hacer si he demostrado científicamente válida esta teoría? Hasta el memento todo se ha ido ratificando. En un principio, con la identificación del profesor Daris, nos encontramos con unos escritos en paleografía herculanense. Me ratificaron todo a excepción de este punto. Pero consulté con el profesor Cavallo, de Paleografía Griega y pregunté si era posible encontrar papiros cumránicos con p a I e O g rafia herculanense. También él me sacó de dudas. ¿Qué valor material pueden tener estos papiros? -Es un valor incalculable, no tienen precio. Pero una vez identificados como verdaderos, mucho más. El padre O Callaghan lleva en sus manos una gran lupa y unos fragmentos encerrados en cristal. En su pensamiento, ocupado por la investigación científica permanecen inalterable, el capítulo V I versículo 52- 53, y aquella palabra que en un momento vital le dio el significado de los papiros hallados. Pequeños, sin Wentifioar hasta el momento, llenos de grandes controversias pero de un gran alcance mundial. Son el primer testimonio del Nuevo Testamento, sólo a los veinte años de la muerte de Jesucristo. m. G. 21