Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la industria lili brícBciórr $o n revisadas y la producción e minuciosamente comprobada, Tudor iniinda el mercado nacional e iniernaclonal con un AIOrrenrs de luz -A la par crece la fábrica de Aiuqueca de Henares, que se dedica especialmente a la fabricación de balerías de arranque de aLFLomóvjfes y dispone de rodos Jos medios de producción, con excepción de los recipientes de ebonita, que prcjceden de Zaragoia. U l I nuestro tiempo UNA BATERÍA PARA CADA COCHE Las aplicaciones de las barerías son innumerables En España Tudor fabrica 110 modelos, una para cada mot o n una para cada marca De de el l u n s m o utilitario a los grandes vehículos industriales, Tudor les ofrece el tipo exacto de balería Seatn Renault, Citroen, Barre! ros (Dodge y Simca J, Pegaso, Land- Rover, Saniana, Ebro, Commer, Massey Ferguson, instalan Inicialmenle en sus vehículo: baterías T u dor- Otras firmas las utilizan c o m o repuestos Cadillac, Ford, Ferrari, Lancia, Volkswagen. Pero todo el moniaje industrial resultarfa inservible a falla de una completa red comercial. La primera oficina de ventas de Tudor, establecida en Madrid cuando se creó la compañía, no es más que el prólogo de una vasta proyección- Zaragoza. Sevilla, Vigo, La Coruña, Valencia, Cartagena (especialmente destinada a atender la base naval) trun, San Setaa fián, Valladolid. Jaén, Murcio, CícerCi G i f ó n Pamplona. Alicante, Barcelona, Siltaao; Vitoridr Cordotoa, u n i d o s a quince mil servicios más, son punios en la geografía íspariola que pregonan el resultado de una labor fructífera al servicio del pueblo íspañol. Ello es el mayor irgullo de esia antigua y ó da industria de nuestra jatria. E. rAClO. DE SERVICIO Ei MADRID, UNA DE LAS ESTACIONES DE SEHVICÍO UE LA RED N 4 aO AL. 19