Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA SE INCAUTA DE ABC Y OTROS DIARIOS Madrid. Aviones q u e cruzan el cielo. Estampidos lejanos. Explosiones q u e se a p r o x i m a n inexorablemente. Había empezado a llegar el t u m o de la m a ñ a n a Los p r i m e r o s redactores lo hacían a las doce del mediodía. El ordenanza de la dirección, Pedro Ruiz Gómez, c u a n d o t o m ó su servicio, encontró a g r u p a d o s en torn o ai a p a r a t o de radio de la redacción al subdirector, A l f o n s o Rodríguez S a n t a m a r í a- un h o m b r e al q u e todos querían incondicionalm e n t e en la casa- Jacinto Miquelarena, Martín Fernández Spectat o r Delfín Asenjo, Ignacio Salas, el c o m a n d a n t e C a i m o n a Andrés Travesí, Rodolfo de Salazar y quizá alg ú n o t r o El director, Luis d e Galinsoga, n o había llegado aún. Y el presidente del Consejo de Administración, m a r q u é s de Luca d e Tena, est a b a lejos, m e t i d o d e lleno en los hilos de la conspiración. Unión Radio de Madrid transmitía las últimas noticias. Habían sido sofocados a p r i m e r a h o r a los focos rebeldes de Carabanchel. El cuartel de la Montaña había capitulado. El Gobierno d e la República e r a d u e ñ o d e la situación en toda España. Sólo e n algunos p u n t o s aislados se regist r a b a c i e r t a resistencia q u e sería aplastada de u n m o m e n t o a o t r o Seguían consignas gubernamentalesY m á s noticias, grandes y pequeñas. P o r ejemplo, ésta: El Gobierno h a decretado la incautación de los diarios Ya El Debate El Siglo Futuro y... A B C Los c u a t r o periódicos pasaban a ser propiedad del Estado. Se m i r a r o n todos. Alfonso Rodríguez S a n t a m a r í a se p u s o en pie. -Señores- -dijo- parece q u e esto se ha acabado. Márchense a sus casas y que sea lo que Dios quiera. Nadie supo decir n a d a Nadie contestó. Volvieron a m i r a r s e todos. La tensión fue r o t a p o r lina confusa algarabía que llegaba desde el vestíbulo. -Ya e s t á n ahí- -dijo alguien. Creo- repitió el subdirector- -q u e deben ir saliendo ustedes. Los p r i m e r o s e n hacerlo fueron Pedro Ruiz y Delfín Salas. Pedro Ruiz tuvo la idea de coger un ejemplar de El Socialista q u e estaba 58 sobre la mesa de la redacción. Se lo noche de las incógnitas y el gran echó al bolsillo y con esta frágil ar- caos. Cuando los vendedores empem a de papel se dispuso a salir. E n z a r o n a recibir el periódico u n o s el vestíbulo le cachearon unos hom- días m á s tarde, su antiguo amigo bres. Al encontrarle el ejemplar de el Abe se había convertido en El Socialista lo d e j a r o n m a r c h a r A B C Diario republicano de izSon las tres y media. Como t o d o s quierdas los días, llega a Prensa Española d o n Director, Augusto Vivero. PresiRogelio González Ubeda, ingeniero dente del Consejo de Administradirector d e los talleres. No hay gen- ción, Julián Piedra López, ex m i n e r o te extraña en el vestíbulo. E n t r a sin de Almadén 5 hasta el 19 de julio, complicaciones. En su despacho es- ordenanza del periódico. Otro puesto t a b a ya el director, Galinsoga. Rodrí- i m p o r t a n t e lo ocupó Francisco Laguez S a n t a m a r í a permanecía en la moneda, oficial p r i m e r o d e adminiscasa, en su puesto. tración industrial de Prensa Espa- ¿Qué hacemos? pregunta Gon- ñola y sobrino del diputado socialista. Alguien afirma q u e escondió zález Ubeda. El director responde q u e él n o sa- -o t r a t ó de hacerlo- -los ficheros be n a d a oficialmente. Toma el telé- del personal p a r a contener represalias. Más tarde evitó q u e los talleres fono y llama a Gobernación. ¿Qué es e s o d e la incautación? -fueran trasladados a Valencia. Aquí, como siempre y c o m o en pregunta. Del Ministerio le responden que no todo, los buenos, los medianos y los tenían tiempo de ocuparse de ello y malos, los discretos y los insensatos, que, p o r lo p r o n t o se considerasen los pacíficos y los violentos. Empesuspendidos indefinidamente. Galin- zaba u n tiempo en que la fatalidad soga m a n d a p a r a r las m á q u i n a s y de- se volvía m á s ciega que nunca. No tener el trabajo. González Ubeda ba- era posible adivinar cuándo, dónde j a a los talleres y da la orden reci- y p o r qué iba a atacar. La s u e r t e de bida. Se p a r a n las máquinas, se linni- millones de personas estaba en las pian los cilindros y se deja todo dis- m a n o s de u n destino arbitrario, dup u e s t o p a r a la conservación del ma- ro, indescifrable, que golpeaba aquí terial hasta el m o m e n t o en que pue- y allá implacablemente. Unos se salvaban. Otros caían. La d a volver a utilizarse... Empieza a siega h u m a n a tenía p o r delante u n m a r c h a r s e el personal. largo y espantable recorrido. Cuando el ingeniero d i r e c t o r d e Serrano, 61. H a n p a s a d o t r e i n t a talleres sale de la casa son las seis años. E n la redacción hay u n a placa de la tarde. Le a c o m p a ñ a d o n José con veintidós n o m b r e s encabezados Quintana, o t r o ingeniero. Al salir los p o r el d e Alfonso Rodríguez Santacachean unos muchachos, aprendimaría. E n la sala de máquinas, o t r a ces d e encuademación. Se había ceplaca con c u a r e n t a y tres n o m b r e s r r a d o b r u s c a m e n t e u n a e t a p a de encabezados p o r el de Alfredo Gon A B C p a r a sumirse en la larga zález del Río. Este fue el balance de la fatalidad y la m u e r t e en Prensa Española Serrano, 6 1 H a n p a s a d o t r e i n t a ENCUESTA: J. Vega Pico. años. Ha salido el A B C Ha saliInformación: Federico Villagrán y do BLANCO Y NEGRO. Pedro Ruiz, J o B. Sierraconserje d e noche, ve llegar a los reFotografías: Díaz- Casari o, Aifondactores a su trabajo. Hay muchos so, Albero y Segovia, MsL, Oifra nuevos; algunos n o habían nacido y Archivo de Prensa Española. Testimonios orídes. Juan iManuel cuando él salió de la casa con u n Fanjul, Rogelio González üb ia, Socialista en el bolsillo. El tamAndrés Re; v 6 Stz, Teodomiro Mepoco es el m i s m o Los treinta años néndez, José María Díaz- Casairiep a s a r o n p a r a todos. Las acacias de go, Francisco de Caveda, laiiB Alvairez fetlamillo. Delfín I. Satos y la Castellana, frente a los títulos en Pedro Buiz Gómez. cerámica colorista que dicen A B C Autores leídos (ilibro en prensa) -y BLANCO Y NEGRO también Maxtaiiano García Venero, Joason otras. qma Arrarás, Msmuel Aznar, Antonio Ramos Oliveira, H u Thomas. Femando Díaz Plaja, Bu ¡rnet BoUoten, Olaude Martin, Femando ás Vaidssoto, Agustín del Río Hace treinta a ñ o s d e fia h o r a H, Cisneros y Emúqixe Pavón Peq u e empezó p a r a n u e s t r a crónica en reira. u n t e a t r o madrileño. La h o r a D tarPrensa. A B C El Debate La d ó en sonar. Fue acercándose a su Voz Heraldo de Madrid Ahofinal lucha a lucha, t r i n c h e r a a trinra La Libertad El Sol y El chera, m u e r t e a m u e r t e H a s t a u n Siglo Futuro día p r i m e r o d e abril e n q u e enmudeAgradjecemos la ayuda prssitada a la cieron las a r m a s y se unieron las Sección de la Guerra de España, seis letras de España, q u e habían del Mtoisterio de Información y Turismo. quedado p a r t i d a s cuando amaneció el d í a m á s largo del 18 d e julio.