Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Reloj de señrjra bajo el fuego de proyfctorcs. Observe su psitlo rectangular, cEe líncns pur s y estáticas. Su tiaquínijria t- í automatic; El reloj de alta precisión al que nunca tendrá que darle cuerda Al mismo tiempo que embellece su muñeca, su máquina automática le asegura sin interrupción una ejemplar exactitud. Desde el instante en que ponga el Omega Uidymaiic en su muñeca, no tendrj que preocuparse de su relojContinuará íancionando incan ahlemente. La cuerda automática de la máquina elimina todos los nesK que prevenía un resorte excesiva o insuficieniemcnie tenso; lo maijlienc a una tensión constante, 1 que aumenta aún más la precisión d d reloj. Cuando se quiti ¿Vd, el Omega LadymaíÍLv su í c s e n- j de energía basta para que conltnüe marchando durante 36 horas a! menos. En ciso de que no llevase su relof durante atgún liemp. se pondría en marcha en cuanlo lo pusiera de nuevo en su muñeca. Cada Ladymaric es digno de la fama niundial que Onrcga ha adquirido por la precisión y longevidad de su reComo cada reloj Omega. el Lad matic está asegurado con una garantía internacional que h Orgjjnizat- ion Mundial Omejja honra en cualquiera de los 156 países por los que e entiende. También Vd. llevará algún día un Omega, Omf t Ladyntai t caja oro J 8 tfit- 050 pra Oifon mo lttot LoJrnio- íc Cají nlo oro 18 qii. d Adf- 8.280 j aiGi d Qc o inoxidable J. tó 5 piai. Olroi müirAoi para ivflpra 2.3 S (i plat. lofes. Las piezas minúscula- que lo componen son creadas y imbricadas por especialistas cuya preocupación tís alcanzar la perfección (K nicii F 1. adymaiic Ciía destinado a ser siempre su más fiel y elegante compañero. O i OMEGA Elegancia encanto, diversidad, obra maestra de comodidad; el Omega La. d inít ¡c. L a E- Q i j i a í T