Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VALDEAJOS I H AN pasado los momentos i n i c i a l e s de la emoción. La n o t i c i a ya no figura en las primeras páginas de los diarios. Nadie ha olvidado el acontecimiento de Valdeajos, pero la atención se ha desviado de aquellos parajes porque otros sucesos reclamaban puesto preferente. Ahora, las informaciones sobre los trabajos de prospección petrolífera ocupan un lugar más modesto en la Prensa. Y, sin embargo, nada ha cambiado fundamentalmente. Estamos en la misma situación de nuestro día H, cuando los españoles nos enteramos de que por vez primera había sido hallado petróleo en el subsuelo peninsular. Y la mejor demostración de que nada ha cambiado la realiza el taladro que sigue hundiéndose en las entrañas del páramo de La Lora con tenacidad invencible, como si el tricono o extremo que agujerea las capas de tierra y roca tuviese conciencia de que más allá, en algún punto todavía desconocido a la hora de escribir estas líneas, es-