Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIOLINES DE BARCELONA PARA LOS GRANDES CONCERTISTAS Ignacio Fleta, Stradivarius español en actividad que no posea una tradición. las R ESULTA difícil encontrarlargaCspañaelunaAsí, 1502, Ordenanzas de Sevilla recogidas en año determinaban ya que el oficial vioüero, para saber bien su Oficio, ha de saber facer instrumentos de muchas artes: que sepa facer un clavlcínvalo, y un laúd, y una vihuela de arco, y ima harpa, y una vihuela grande de piezas con sus atarcios y otras vihuelas que no son menos que todo esto; y el menor examen que ha de facer ha de ser una vihuela grande de piezas, como dicho es, con un lazo de talla con buenos atarcios y con todas las cosas que le pertenecen para buena, a contento de los examinadores, que se la vean facer, que no le enseñe a la sazón nadie Era aquella la fabulosa Sevilla de la Casa de Contratación, la Sevilla de los grandes periplos marinos. Al socaire de su florecimiento material, el examen de violero de las Ordenanzas Hispalenses revela hasta qué punto una sociedad próspera puede Interesarse por la música, porque preocuparse por la aptitud y pericias de los violeros es, en definitiva, preocuparse por la música misma. INDUSTRIA TRADICIONAL A partir de aquella época, los grandes violeros españoles se sucedieron ininterrumpidamente, no obstante haberse olvidado sus nombres y pese a haberse perdido sus obras maestras. En la actualidad sólo nos es posible admirar algunos de los hermosos ejemplares que se construyeron durante el siglo XVIII. Violeros famosos de este siglo, entre otros, fueron: José Contreras, Silverio Ortega, José Benedicto y los barceloneses Boflll, Duchos y Guillemí. Pero la brillante tradición de a violeros españoles se ha prolongado hasta nuestros días y el espíritu de los antiguos constructores de instrumentos de cuerda parece haberse reencamado en este hombre de nuestro tiempo, considerado actualmente como un verdadero maestro de su arte. Ignacio Fleta, aragonés, avecindado en Barcelona desde hace varios años, pasa por ser para muchos el más perfecto constructor de violines, violoncelos y guitarras que actualmente existe, en el que la técnica ha alcanzado una perfección tan precisa como exacta. El Dictionnalre Ünlversel des Luthiers la prestigiosa purOIOOSAPIAS EN COtOR BE PDKDENGOUS