Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 ÜÍÍÍ PIELES EXÓTICAS EN LOS SOMBREROS FEMENINOS DE ESTE I N V I E R N O L o s granijes modistas y más prestigiosos rionslires dé la costura de París se han puesto unánimemente de acuerdo esta temporada en lo que se refiere a las creaciones de sombreros y tocados de fourrure Estos han aparecido en toda la suntuosidad que les prestan las pieles más r i cas y exóticas; Puede calificarse de verdadera folie de la saison el sombrero de piel, y es él quien añade a la gar? onne 1961 u encanto, su misterio y su fragilidad. Desde el estilo Ana Karenina, pasando por los bonnets tocas o cloches de largo pelo, toda la gama de pieles costosas se ha instalado este invierno en lo alto de las cabezas femeninas al irresistible conjuro de la moda. Ofrecemos hoy a nuestras lectoras es- tos cuatro encantadores modelos de la casa Balmain, confeccionados en piel de mono teñido dé negro, en visóñ salvaje, en inmaculado armiño y en piel de montón de Mongolia blanco. La casa Lanvin- Castillo nos presenta otro atractivo modelo confeccionado en la misma piel de Mongolia, que tiene todo el aspecto de una rara peluca desgreñada con gracia. He aquí cuatro- consejos que pueden guiar a quienes quieran hacer una selección personal en la nueva moda de sombreros de fourrure Si posee usted el inapreciable tesoro de ser joven, escoja pequeños bonetes que realcen el rostro sin ocultarlo demasiado. Para aquellas que se inclinan más bien por el estilo clásico, nada mejor que ciertas tocas embutidas basta las orejas, dejando apenas asomar unas b r e ves mechas del peinado. Si, en cambio, es usted atrevida y muy elegante, una capelina de piel prestará a su rostro un cierto misterio de Vamp como aquellos encantadores retratos diseñados por Drian a principios de siglo, o una sugestiva pintura de Van Dongen. Y, por último, si es usted muy sofisticada, elija cualquier cloche de a r miño, visón o piel de mono, bastante encajado sobre los ojos, y envuelva su garganta en grandes cuellos de la misma piel al estile de Pola Negri, con lo cual quedará perfectamente encuadrada en el marco de la moda 1960- 61. F. GRANVILLE