Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A LA GENTE DE GUSTO LE ypj Tan flnamenle dígante que puede presumir de A CARTAS A l DrRECTOR ello la antigua Grecia y el Imperio romano nos legaron ejemplos perdurables. Al lado de los menciona dos escenarios deportivos, debe estar terminado y en plena recuperación artística aquel teatro de tanto abolengo. Su reconstrucción se hace necesaria para devolver a Madrid su ambiente de solera lírica, complemento indispensable a su categoría de gran capital. Consecuencia natural sería el resurgimiento dé su Compañía titular. orquesta, ballets coro, etcétera. Todos, adecuados y siempre a punto. Estos elementos no sólo son necesarios a Madrid, también necesitan su colaboración para realzar los dignos y plausibles anhelos de otras poblaciones de la nación en sus temporadas oficiales de ópera. La Revista BLANCO Y NEGRO o su fraternal colega A B C ambos de tanto prestigio y difusión en nuestra Patria, tal vez puedan desde sus columnas hacer mucho en este sentido, despertando voluntades y, hasta me aitevo a sugerir, iniciando una suscripción nacional. Tenga la seguridad, señor director, que España, Madrid y toda la afición le quedarían agradecidos, Antonio del Bnsto Gijón. reponiendo e n e r g í a s En cambio, contando sólo con el domingo, salir fuera de Madrid es demasiado ajetreado, ya que se tiene que volver el mismo día. El conseguir el sábado para el descanso es una cuestión francamente interesante. Trabajar, más durante la semana para descansar mejor ese sábado y domingof es lo que creo interesante p a r a el trabajador español. La semana inglesa es una cosa que no acaba de instalarse en nuestra patria y que en la mayor parte de los pueblos ba sido acogida hace algún tiempo. Luis Márquez Madrid Tan sumamente eúmodo que puede recrearse con íl. Tan en luede onfi f Aeyb ricatne aoteff Stó- J 6. Genuino Ski- Jamt MEY 8 A LA CAMPAÑA DEL DOMUND gV. i SW LA SEMANA INGLESA Señor director: En la mayor parte de las empresas extranjeras r a d 1 a d a en nuestra c a p i t a l esiste la. costumbre de no trabajar Io9 sábados. Para ello, tanto oficinistas como operarios trabajan un poco más do tiempo durante el resto de la semana y los sábados le quedan libres. Esto, señor director, tiene grandes ventajas para aquellos que estan ncerrados durante toda la semana en una oficina. El sábado por la mañana pa den marchar al ampo y descansar plácidamente, Cenuinosl Señor director: Verdaderamente ha sido intensa y consoladora la ayuda tan eficaz que toda la Prensa española nos ha prestado con motivo de nuestra jornada del DOMUND. Pero ha sida una campaña tan destacada, la de esa magnifica Revista, que no puedo menos de expresarle, de manera especial también, mi gratitud. Y no solamente la mía personal, sino también la de la Obra Pontificia de la Propagación dé la Fe y la de la Sagrada Congregación de Propaganda Ftde. Siempre me ruegan transmita su gratitud a quienes me ayuden. Ustedes nos han ayudado de una. manera que bien merece una gratitud muy especial. Ya sé que si hubiéramos podido ofrecerles transparencias, nos