Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El Capitán lucía por signo de g un Sólj cpmo aúrieóla; detrás d la eab mostrando ü n á caricia; perpetua Í: -Inura en él tornasolado metal dé uarnjadurá, y si los pies movía dejaba, como huella, una flor y una ésstrella y una flor y uriá Í trélla... Para. el maestro José; Vasconcel Cortés és él más. grande- de Ic conquistada de to- d o s l o s t i e m p o s V; Fortuna fué de México el haber sido creado por la primera raza del mundo cir vilizado de entonces, y por hlstrumento del primero de los capitanes de l a época el más grande dé los conquistadiores de todos los tiempos, Hernando Cortés. v Alfonso Jun; coí v Cortés es el fundador de nuestra naciohalidad; Cortés fué el primero que sintió a México como Patrial debetnos glo; riárnés de tener en él á uno de los héroes rilas extraordinarios dé todos los tiempos. Un héroe no es iin santo. Glorificar al héróé no es canonizarlo. Tiivo manchas Cortés y algunos de sus actos merecen severa Galificáción. Pero es patente que ahorró cuánto pudo la violencia y la que- -errónea o acertadamente- -juzg indispensable para defenderse y afianzar su obra. No fué, fundamentalmente, un destructor, sino un Constructor, y esto que es suí definición, es su grandeza, Cuando llegó Cortés había distintas ra- zas y agrupacioiiés dé aborígenes en pugna a menudo sangrienta. Por eso los tlaxcaltecas se unieron á Cortés. Los aztecas dominaban y tiranizaban a los otros. El Corij unto de áquelios indigerias rio formaba ni remotamente nación. El territorio que én total ocupaban y aprovechaban rio era ni remotamente lo que constituyó la Nueva España, En ambos eleriientos esenciales (pueblo y territorio) no existía la integridad y la unidad que debimos á la colonización hispánica. Fue ésta la que relacionó, coordinó, fundió en una sola háción todos los grupos dispersos y antagónicos; fue ésta la que, también, unificó el territorio conocido y lo amplió irimerisaniente con nUevos descu. brimientos. V y. V; y: Esta doblé verdad- -indiscutible- -basta para que todo hombre enterado y juicioso salude a Hernán Cortés el fundador de la riacionalidad mexicana. Por otra parte, la inmediata fusión de blancos e indígenas- -sin prejuicio de razas- -inició el mestizaje, que nos caracteriza en lo étnico. Y Cortés, contra lo que propalan los falsificadores de la Historia, trabajó por el bien de los indios, los amó de veras y fue intensariierite amado por ellos, Táníbién amó apasipnadamerite a México, donde fundó obras benéficas que aún perduran: como el Hpspital de Jesús, y donde quiso que sus restos- -aunque caídos en España- -vinieran a reposar. Fue el primero que sihtió a México Como Patria. Su Patria es México y hemos yeriido cometiendo la torpeza más insigne y la ingratitud más monstruosa al nó gloriarnos de ello. Entrada de Hernán Corté ea Méjico.