Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EG o Por Es u n globo de plástico, revestido de p i n t u r a de aluminio, que se nos ofrece como u n cuerpo incandescente, cuando carece de luz propia. Emilio NOVO A espejó lo haría con la luz o como un hiuro nos devolvería el eco del sonido. Las ondas radioeléotricás del orden de los cuatro mil megaciclos al segundo lanzadas desde la costa del Pacífico, en los Estados Unidos, sotare el Eco I han sido recibidas con absoluta íldelidad en la estación receptora, situada en la costa atlántica de- aquel país; en los ensayos Se han transmitido con éxito fotografías con la imagen del presidente Eisenhower. Las ondas han. tenido que salvar desea la Tierra la distancia que nos separa del satélite y regresar a la superficie del planeta, invirtiendo en ello millonésimas de segundo; es decir, con ¡propasración casi instantánea para la distancia considerada. Se ha comprobado que la calidad reflectora del Eco I es excelente; como se Bresumía, no le afectan las alteraciones bruscas de temperatura, pues cambia en una hora de 115 grados, superior a la de ebullición, del agua, a la, de 60 grados bajo cero sin que modifique su comportamien L satélite artificial Eco I M I viene adquiriendo la po J ¡pularidafi que procura el H haberse lieclio visibleí co. I mo una estrella de ¡pri W A mera magnitud, comparable en brillo a la denominada Vega, de la constelación de la Lira; sigue siendo la atracción celeste más destacada de estos días. Representa el primer enLo cue algunos, ignoran es que sayo revolucionario para ese cuerpo es un simple y débil balón de plástico endurecido, formanla f utuflra telecomunicación do una esfera de 30 metros de diámetro, revestido exteriormente de universal. pintura de aluminio para ú arlñ apMás tarde se p o n d r á n en titud reflectora en un 98 por 100 de las ondas, luminosas o electromagó r b i t a satélites activos, néticas, iue incidan sobre su superdenominados C o u r r i e r ficie. Es el más. voluminoso de los saque en 1962 utilizarán los télites artificiales, si bien de los de Estados Unidos para sus pequeño pesó; no lleva instrumental, y su papel científico es so laments servicios militares, así in- operar c o m o un es, pejo reflector, vulnerables, -Se iniciará constituyenclo lo Que en telecomunicación se denomina un relé pasivo; con ellos la época llamada de ahí su nombré de Eco porque de las lunas parlantes refleja las ondas eléctricas como un U n tercer perfeccionamiento, con tres satélites aparentemente inmóviles en el espacio- -por girar a la misma velocidad que la Tierra en su rotación- se p o d r á n realizar todos los servicios mundiales de telegrafía, telefonía, televisión y radiodifusión en todo el planeta. La lectura de periódicos será posible a distancia en las pantallas de los receptores de televisión. Con estas l u n a s de veinticuatro h o r a s tendremos la época de e l m u n d o en casa EJ Eco I apapece en el cielo con el brillo comparable al de la estrella Vega de la constelación de Lira, cuya referencia, aparte de u movilidad, servirá para identificarlo. s OSA MENOR VEGA LIRA POLAR DEN Efe CISNE