Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Aventuras de Tintín y Milu Texto y bufot HÉRGE. -Copyright b y Ediciones Castorma 9 DB PUBLICADO LO Tintín V los dos poKcfaSj Hernández! y Fernández, son detenidos por los apetites de la lancha patrullera y conducidos a Ut cárcel militar de Haiffa, o- cusados de poseer en sus camarotes docwmentos secretos. En el camino, nuestro amigo, es raptado violentamente por dos extra ños individuos, que tira- ii desde un automóvil una horAia de gas lacrimógeno, ¡ue deja fuera de combate a los soldados que le es ioltan. Hemos examinado su documenta ción; está en regla. Por otra, parte, el marinero que les entregó los documentos causantes de su detención es, según nuestros informes, un espía que, scrpretláiá u buena fe Así, pues, csíári ÜS tedes libres, y nuestro amigo Tiatm, el radio del Speedol Star ¿está libre también? 1 ¿Libre? ¡ÁK si! Pero cuando le traían hacia acá para ser mt ro gado una bomba de gases asfixiantes lanzada desdé un aie 2o, hizo explo sión en medio de los soldados que escoltab ¡m a siCamigo. j. En ese mo memo... dos koTTthresi protegía dos pot másc ¡Tas antigás, descendieron del auto y se llevaron al muchacho; Hemos. Un viom- ento... ¿Oiga? ¿Comandante Thorpe? Aquí el íenienze Édwards... Una patruUa ha capturado él auto y sus ocupctrUesi tres judíos del Jrgum ¿Y- ei muchacho? ¿C 6- jno? ¿Secuestrado por los árabes? i. Envíente esos judíos, Edwardsi quiero interro- garles personalmsnte... ¿Con qué objeto raptaron a ese muchachó? Fué un error, comandante. Esperábamos la llegada de un amigo nuestro que aaqyifdarnos a organizar la lucha contra los árabes. í os dijeron (Que usted le había detenido y decidimos raptarlo. Ya sabe Como hemos procedido sólodespués de quitamos las máscaras nos hesnos dado cuenta de nuestro erfor, Luego hemos caído en una emboscada de los árabes, los cuales debían estar al corriente de nuestros planes i se han llevado td itíudmcho, tomándolo sin du da por nuestro amigo Goldstein... ¿Y quién tes coge ahora? ¡No hay guien los cace! Dado el golpe desaparecen sin dejar rastro... Sin embargo, -hay una pri ma de 500.000 pesetas para el que nos indique dónde se esconde su jefe, Báb- ElEkr. ¿Una prima de 500.000 pesetas? ¿He oído bien, comandante? Dentro de ocho días tendrá aquí a su árabe atado de pies y manos. ¿Realmerae? ¡Muy bien, muchachos! ¡Buena suerte!