Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jío e la túcKTÍa tlp vivir y IIAKU han Bftslfido una partí tíc BUS ahorros. p? qurftL ümn. en regalar a la foraatcra uno de esos honiblPs cartel? a de toros para turistas, pintado jiobrc ra! io salmón Instalamos la maleta n d porLac quipaJps y nos disponemos a salir para Barajas toda U familia, apretada en el viejo CD che. Nu 3 Stro marido, al vpr qus MarJorlc ae ha instalado con AdsUta en c aslpnto de delante, nos pasa rft pido llave dcrl contacto y se mete detrás con los chicos: hcras mucr- üía rent flt espejo y s 6Io piensa en tt peinado que mAs la favorece. La llamamos y empeísmos a echarte una bronca: E n octubre, al colegio interna. y maftana mismo te voy n coitar ese idlclioso pelo. A tu edad la que deberlas hacEr es estudiar y no pensar en chicos: a dénde vamos e Dios mío... Adela, que estaba deseando tener un buen pr: tPJtto pa a volver a llorar, rompe en sollozos convulsivos que hacen acudir a su padre desde- -Conduce t x. bonita; yo estoy la terraza donde Pilaba tranquilamente fumando su pipa, Beñalam: s todavía do Vacaciones, a la niña con un dedo iracundo: A rancam 3 como uii seda. Ma- -Ahí tienes a tu hija pensando temos en autopista la cunrta ve todo el día en perlíoUos sin aprenlocldad; nupslra munlobrEí frente a la entrada del oeropu ito es perJec- der una palabra de Infries, robánta. pero nndle nos fcUcUa, Adellti dome (il pei fume y la cremM p ra la Ikra, porque isa cuando cmpleasa la cara, las horas muertas cepillándoda vergUeiua p a r a r s e Marjods se el ipclo, también parece un poco lrí? te, lo La nlfifl se mai oha corriendo con que demuestra su bondad natural, unos hipos qu; parten 1 alma, Y pdrqu? hay que ver cómo la heñios entonces el jefe de famlüaH en lutratado. Atrás, sllerici gar de p: n? rse con ella hecho una riera, nos coge del brazo calmánBPíamos a Marjnri? casi con on- donos: tiu: lasmo, AKitamos un pañuelo. Vol- -Vamos, bonita no para vemos alegremente al coche. Nues- tanto. Adellla va a que muyesRuapa ser tro marido quier? quitarnos las llasabe; es natural ves pai a c o n d u c i r é l pero nos y lopoco presumida. que Be ponsa un neeamos: No damos c r é d i t o a nuesti- os- -Tonterías. SI yo conduzca aho- oídos, ra mejor que tú. sin meter el freno- ¿No las hasta ol fondo en las luces rojas; eficientes decías que te gustaban exFSprsaS de tus amigos gracias a los consejos ús MarJoHe. tranjeros? Pues e. sa niña, como siga íambiín cFíoy l ycndj el diarlo de asi. nunca sabrá ni Scott que me ha resalado. siquiera inglés, ni nada de nada, un siquiera freír Dentro de nada una mujer huevo. Kunca conseguiré que stí p a iBUail de estupenda que ías de tus rezca a Marjorle. tan culta, tan colegas extranjeros. lista... Le vemos palideció V arrancamos ÍH hombre de la se acerca a tilunfalm iite como FanglOn- íuave nosotras y empiezacasa acariciarnos a el pie sobre el acelerador soltando limldamet: te una mano: el embrague en tres tiempos. -Pero yo no quiero que se parezca a Marjorie. santo cielo; yo quiero que se parezca a U. y ent: jnces ocurre lo inesperado. Al llegar a casa advertimos que Adolltft nos ha robado la mllad de Ese muchacho que se casú con nosla lavanda In l sa que traj: Mar- otras hace ya tanto tiempo y llevü jorLe. A los tj ece años se pasa las diez años sin mirarnos a la ea; hasta el punto de que til s da cuenta cuando cambiamos de color de pelo, todos lo Jueves, se aeara mucho y dice lo slíulente: -Aunque nunca le lleirará a la suda del zapato. Tú er? s mil vecen míis b: nltfl que ella y pareces su hermana mayor tJna de esas hermanas mayores tan atracth- as que raítldlan toda IOÍ planes de las pequeñas. Apoyamos la nariz en su eluiquela sin saber qué decir, Adellta, hablando Infflís correctamente de la noche a la mañana, no nos hubleis causado mayor exirafteza. H hombre de la casa empieza a acariciarnos el pelo que hoy llevamos platl no y czn las puntas vueltas para cambiar; -Encanto, Proméleme que volverás a tu. novclfla tontas... Me pone enfermo ver lo bien que haces ahora las maniobras marcha ati- ás con el coche; reaulta tan poco femenino... Querida ííariorle. Adorable MarJorle, Que tesoro de criatura. BegOfta GARClA- DlEaO i f