Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t- W jlfT VT niattira, ei un poco tonta y n clUa. pero tú lia tenido que Ir a taer con sirmíjantc plomo. No eré vo quien vnyn con ella d e cur lóh, n! nadl? l; s chicos de la pan. dllla empiezan a miramos como al iuvi 6 ramos el tifus desde que tenemos que salU- siempre con Marjorle y su cultura a cuestas. Sin verla snbemos que Adelíta stA ovlendo su cola de caballo recién cepillada, -Bueno, conmlao I que? siguen iftHendo l: s cliicos. no le preocujM y Mftrjorle es una verdadera maravilla: lo que pn. a es que vosotros no sabéis apreciarla. tienen iin su Qdo de hambre y Que- -iMe Atfuro que hay que ser mnqvil no hay Ju- iUcla socfcal. piensa ftWs para apreciar en su íu to valor q 4 e la comkdA cspAfíola es maUanit semejante tesoro. Y hablando de NtKKJtraa en a? puldA 1113 a llenamos eso ya podías tú aprender un poco út comiJlejos, pero AdeliU tan fe- de iniflés. Adela, oue no sabes deIlr, Además t s 3 a única de la fá- cir ni una palabra fuera de yes mula que iparece qucrerZa mucho. Con 4 j que sc preocupa U pobre Una mañana que estamoíí n la te- mamA de tu educaclün. rra? ia plnlúndonos las uña eor- ¿Para qué? En cuanto salgo ol ptendemos ima conversación entre extranjero todo el mundo se esfuej- pila y RUS dos hermanos mayores za en aprender mí idioma para pomientras desayunan: der charlar conmlsco: ya sabes la- -íQuifrn de vosotros será la pa- manía que tiene ahora la gente de reja de M rJorlp esta tarde en la pasarse la vida aprendiendo cosas. excursión? Sublrem: a lo lto de la Asi que cuando consl es no saber roca y allí n s va a recitar ípoemas nada de nada. y en f lda dicen que est ¿s llena de personade Tennyson. Siguió lili corto silencio masculi- lidad. Eíi aquel momentD entró MarJono lleno d e malos presepios: -AdHa mh- B que haberte Wo tan rle en el cuarto; podríamos lurar lejos para conocer a una clilca oomo que llevaba puesta su horrible bata MarJoHe: rayos, nos eslú hackmdü parda y los blfmdlH, Saludó en un polvo la vacaciones. Tirita chica español que empcrjiba a ser casi nigna como debe de haber en In- perfecto: -Queridos míoSn qué maftana d- Udosa. E Jardín Parece un eacc Q nario de novela vlctorlana Olmos a nucirtroa dos chicos mayores mascullar precipitadamente una excusa y retirar mis sillas ccn muclio ruido. Y en M sulda la mUtgre voi de Adellta: -Marjorlc. RUaplna, ya Cütfts otra vez llena de p? cni. Quítale a mamá un p: jco de crema de su tocador aln que se dó cuenta. Yo en cuanto me talen manclias en la cara me Heno en seguida de comjilejo de, bueno, complejo de BIBOH eso que le entra a mi madre cada vez que Plensí en la tuya que lo hace todo tan ertupendamcnte. Todo íletta en este mundo: los veranos, los inviernos, la muerte. También, al fin. el día feliz en el que Nlarjorle tiene que tomar un avlún que La conducirá en pocas horíu al lado de su eñi: lent 1 s; ma m a m Nuestro marido, a quien la nlAft Inglesa ha hecho observar que no tiene m kJea de literatura española, es Incapaz de cuidar la hierba del jardín e: mo hace su padrí todos los damlngos. y no ua mSquina eléctrica de afeitar, cuando ella creía que no quedaba un sólo hombre civilizado en el mundo que tuviese tooavla navajas: silba como un i ájaro desde a amanecer. S 6I0 Adellta IJoiiquea por los rincones porque marcha 5 u amiya del alma Nuestros c h l c mayores han rectorado de