Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LETRAS ADALIDES DE NUESTRO TIEMPO E S P A Ñ O L A S CRITICA LITERARIA de españoles en meneáfceres semejantes? Sin hablar, por mayor derecho, de Menéndez Pelayo y Galdós, que s uramente son más forjadores que y Harriet Beecher- Stowe. Acaso eáto sea cuestión de preferencias particulares. La obra une a los valores intrínsecos tí de una hermosa presentación, acompañada de una excelente tíoctanentación iconográfica. Su lectiura ha de ser beneficiosa para los que, faltos de tiempo para mayor detenimiento monográfico, quieran conocer a los hombres que señailaron los caminos del mundo que estamos viviendo. VivíKido con dificultad y esperanza. José María SOÜVIRON Forjadores del mundo cantemvoráneo Colección de biografías dirigida por Florentino Pérez Embid, con la colaboración de Pablo Ti 3 án. t- iEditorial Planeta. Barcelona. O es fácil rexinir en KÍOS volúmenes- -con ipromesa de alguno más- y toajo cili título de Forjadores del imtundo contemporáneo un conjurito de breves biografías que presentan, a rasgos elemeratales pero eficaces, algunas de las figuras más importantes de los últimos siglos. con estas selecciones algo parecido a lo que acontece con las antologías poéticas de una época determinada. ¿Palta alguien? ¿Sobra alguno? Sin duda, pero eso suele ser inevitable. En estos dos tomos hay que reconocer, como mérito primordial, la varied de las figuras y la evitación de exclusiones doctriimrias. tina cosa es que los personajes sean jtizgados con predominante uniformidad ideológica (posición legítima y plausible) y otra dejar de mano, por diferencias de criterio o de gusto, algomas personalidades indiscutiblemente trascendentales. En esta obra, varia en calidades y en autores, aparecen las más diversas y opuestas figuras. Escritores, flósofos, maitemátlcós, investigadores, político industriales, economistas, algunos santos, músicos, miilitares. Paitan, d e s d é lu o, creadores y renovadores de las artes plásticas. SI nos complace encontrábaos con hombres tan distintos (y tan igualmente importantes) como Goethe, Disraeli, BoHvar, SohuibeiTt, San Juan Bosco y Tolstoy, etíhamos de menos los nombres de, Delacroix, Oézanne o Rodin. No es bueno este olvido. Tan forjador del mundo contempoi áneo ha sido VanGogfh ccmso Danvin. Estas omisiones pueden ser- y seguramente lo serán- -corregidas en ilgiki siguiente volumen. Merecen alabanza la variedad e independencia con que han sido elegidos los personajes. Al lado deJ Cura de Ars está Bakunin. ¿Quién podría negar que ambos han sido forjadores del mundo contemporáneo, cada cual a su modo, para bien o para mal? iEsta igualdad de juicio seledtivo es digna de í lauso. No tanto la diversidad de calidades que se advierte entre unas blc rafías y N B E N J A M Í N DISRAEt. 1 otras. Las hay excelentes y medianas. Algimas de las estaitas por autores de apellido extranjero y de foránea nacionaílidad de origen adolecen de cierta incorrección castellana. Esto no quita sus mejores méritos a la obra. Sobre los tiledarados más arriba hay que añadir feí calidad de algunos estudios. Entre otros muchos, citaremos los dedicados a Kant por Millán Fuelles, a Novalls por Francisco de Asís Cabsüllero, Newnmn ipor Paitricio Pefialyer, a Cavoiir por Vintlla Horie. Si no era tarea fáM la de eranpilar equilibradam. ente un centón de biografías, difícil es hacer un resumen crítico de una silva de tan varia lección histórica. No salen más de cuatro españoles entre los biografiados en estos dbs primeros tomos: Qbyá, Donoso Coiítés, Batoies y Cánovas del Castillo. Bien está, que los cuatro lo mereoen, pero aquí se acentúa la pregunta, ¡probablemente caprichosa cuando se refiere a una obra ¡todavía no puibiücada en su totalidad: ¿no faltan aZtgunos? No vamos a preterider que la selección, hábilmente dirigida, se someta a un seiuüopatriotismo Ineficaz. Bien expUca Pérez Embid en el prólogo los motivos y excusas del método y la justificación de límites. Habrá que enerar a conocer el conjunto comtpJeto, POTO ya se echan de menos aJgimos nombres españoles, que cronológicamente podrían haber estado en estos dos primeros volúmenes. Sobre todo cuando se encuentran l a s biografías de Toussainit Louverture, de Górres. de Migne, de Leopoldo n de Bélgica, de Andrassy. ¿Vendrán en los próximos volitoenes a l g u n o s equivalentes -mejor dicho, superiores- -nombres PREMIOS NACIONALES DE LITERATURA POP una orden del IWInlsteHo de Información, se han convocado los Premios Nacionales de Literatura Francisco Franco José Antonio Primo de Rivera IVIiguel de Cervantes y Menéndez Peiáyo para el año 1960. El premio Fríincisco Franco estará dedicado a una obra doctrinal sobre temas político- sooiales o económicos; el Joeé Antonio Primo de Rivera a un libro de poesía; el Miguel de Cervantes a una noveU, y el Menéndez Pelfcyo a un libro de nsayos de carácter histórlco- IIte rarlo o cultural. Todos estarán inspirados en la concepción católica del mundo v del hombre, y en el sistema de ideas d e l Movimiento Nacional. El plazo de presentación de solicitudes, con los libros por duplicado, empieza a la publicación de la orden (14 de julio) y termina a las doce horas del día 30 de noviembre. Los libros deberán haberse publicado en la primera edición en España o cualquier país de habí castellana, en el plazo comprendido entre 1. de diciembre de 1 S 58 y 30 de noviembre del presente año. La cuantía de cada uno de estos remios será de 25.000 pesetas. Serán indivisibles y podrán ser declarados desiertos.