Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a otro tiempo de estio y enmudece la sangre empapada de miedo. En un instante el mundo sigue egoistamente hablando, planeando proyectos y pasa por nosotros como pasa un acero por la carne. Todo es oscuro: el miedo, el egniMno. Sentarnos a esperar es la esperanz T-