Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
al joven cuñado de su hijo a Portugal, donde Carlos y Diana formalizan sn relaciones oficialmente en Cintra. ESCENARIO DE LA BODA El castillo de Althausen, construido por los caballeros teutónicos, está compuesto por una sucesión de construcciones que dominan un pequeño valle. Un pueblecito de tres mil habitantes se apiña alrededor. Los tejados de las casas son puntiagudos; el paisaje, de un verde tierno y agrio; las calles, muy limpias. Todo se ha vestido de gala en honor de la pareja principesca. Banderas y flores. También el interior del rastillo se ha engalanado. La exposición de los magníficos regalos presta movimiento a los salones, inalterables durante siglos. Porcelanas, metales y piedras preciosas esperan el momento en que irán a ornar el castillo de Fiedrichshafen, donde vivirá el nuevo matrimonio. El día 20, por la noche, víspera de la boda, las puertas de Althansen se abrieron para recibir a más de cuatrocientos invitados, entre lo que se encontraban numerosas miembros de las Casas Reales europeas, excepto los de Inglaterra y Bélgica. La brillante fiesta, a la que asistieron Su Alteza Real el Príncipe don Juan Carlos de Borbón, que lucía el Toisón de Oro, y su hermana doña Pilar, así como don Alfonso de Borbón, hijo del Infante don Jaime, terminó de madrugada. LA CEREMONIA A las diez y media todo estaba dispuesto. Los invitados de honor pasaron a ocupar su sitio reservado en la iglesia. El pueblo se situaba a ambos lados del camino que habría de recorrer la comitiva a través del parque del castillo, y los niños de la escuela, que ocupaban l u g a r preferente, gritaron al aparecer la novia: Viva Francia Ef duque nos había dicho a los periodistas: Esté matrimonio será como un bello mosaico en el que se unan Francia y Alemania Por fin apareció el cortejo. Abrían la marcha el Conde Antonio de DrenxBreze, dando 1 brazo a la duquesa de Wüttemberg, a los que seguía el príncipe Aloya de Liechtenstein y la condesa de Waburg, archiduquesa de Austria el príncipe doti Juan Carlas y la archiduquesa María; Luis de OrleSns Braganza y doña Pilar de Borbón; el Rey Simeón y la princesa de Baviera; el Rey Humberto de Italia y la princesa Carolina de Borbón- SicJlia, Seguían después los príncipes de i.08 recién casados sonrisn feStees momentos antes ie la ceremonia.